28 diciembre, 2019

Parque La Provincia y río Guatapurí: íconos del turismo en Valledupar

La cultura, la historia y el vallenato se enlazan en el famoso río Guatapurí y el emblemático parque La Provincia; que con su recorrido histórico, zonas verdes y parques didácticos atrapa a los visitantes en una experiencia rica en folclor, ambiente familiar y tradiciones que a los turistas encanta y los invita a volver a la ‘cuna del vallenato’.

Parque La Provincia. 

FOTO/SERGIO MACGREEN.

¡Hola mis amigos lectores! Ayer estuvimos en dos sitios de Valledupar, que estamos seguros que les encanta y en el que más de un valduparense ha pasado momentos divertidos y agradables en familia. Nos desplazamos por toda la carrera cuarta y siete minutos después estuvimos pisando el imponente parque La Provincia, que fue inaugurado el pasado tres de octubre con la presencia del presidente de la República, Iván Duque; el alcalde, Augusto Ramírez Uhía; el Gobernador del Cesar, Francisco Ovalle, y el cantautor colombiano Carlos vives.

En un acto solemne este parque turístico abrió sus puertas al público para brindarle a los valduparense y visitantes una experiencia enmarcada en la cultura e historia vallenata de la región y de la ciudad. Recorrimos maravillados a la orilla del río Guatapurí, la extensión de 3.5 hectáreas verdes del parque La Provincia, donde se encuentran representados el aporte del departamento del Magdalena, La Guajira y el Cesar, a la cultura y a la música vallenata que turistas de muchas partes del país vienen a Valledupar a apreciar.

En nuestra caminata por los senderos nos encontramos con visitantes que nos expresaron lo mucho que les gusta las cualidades y atracciones del parque. Nos comentaron que los jardines secos y verdes, la ciclorruta, los juegos infantiles y las esculturas de Kaleth Morales, Iván Villazón y Carlos Vives, los tienen extasiados y maravillados por la calidad del trabajo escultural, además de la representación de figuras vallenatas y musicales a nivel mundial, de las que muchos según nuestros amigos turistas son fanáticos.

Aceneth Ortegón, de Ibagué Tolima con quien nos encontramos en nuestro recorrido nos contó que las esculturas eran ‘divinas’ y especialmente la de kaleth Morales, porque a pesar de su fallecimiento le sigue gustando mucho su música.

El parque La Provincia, para el disfrute de los turistas que en este diciembre eligieron a Valledupar, como parte de sus vacaciones también cuenta con sistemas de riego automatizado para mantener fresca la grama, bancas antivandálicas, una zona de parqueo cómoda para los conductores que deseen estacionar su vehículo, espejo de agua, un gimnasio biosaludables , cancha sintética y el avión DC-6, restaurado del antiguo parque el Helado, que fue acondicionado como el museo “Provincia Airlains”, en el cual se puede conocer la historia de Valledupar y la trayectoria musical de Carlos Vives.

UN BALNEARIO DE LEYENDAS

De las losetas del parque La Provincia, cruzamos la calle hacía el Balneario Hurtado, centro turístico por excelencia de nuestra ciudad por más de 50 años. Con sus aguas nacientes de la laguna de Curigua, en la Sierra Nevada de Santa Marta, baja por el norte de Valledupar, con una corriente torrencial y corre por un cañón de flancos de fuerte pendiente, rodeado por predominantes rocas.

Esta maravilla de la naturaleza mencionada en canciones vallenatas, novelas y leyendas del departamento del Cesar, tiene una escultura elaborada en fibra de vidrio con un atrayente color dorado, obra del maestro Jorge Mestre, nombrada La Sirena de Hurtado; prominente y altiva ubicada a la orilla del río, atrae a los turistas a sus aguas para que se dejen llevar por la corriente y la belleza de este balneario.

Los trabajadores ambulantes y valduparense que estaban en el río Guatapurí, nos contaron la leyenda de Rosario Arciniegas, una joven que nació en el barrio Cañaguate de Valledupar, que al desafiar la costumbre de no bañarse en el río Hurtado el jueves santo se convirtió en sirena. Relato en el que se inspiró la construcción de la emblemática escultura.

ARTESANÍAS Y CANTARES LLENAN DE COLOR A GUATAPURÍ

En nuestro recorrido conversamos con turistas de Medellín, Manizales, Ibagué, Bogotá y Cartagena, que nos sorprendieron con su entusiasmo sobre la cultura vallenata y afán por conocer más a fondo nuestras costumbres. En vista de esta necesidad de los visitantes, los artesanos disponen sus obras en sus puestos móviles cerca a las orillas del río Hurtado. Exponen mochilas tejidas a mano, llaveros con símbolos representativos de la ciudad y la cultura vallenata, y objetos artísticos que captan la atención de los turistas y no pueden evitar comprarlos para llevarse un recuerdo de la ciudad.

Grupos vallenatos se aglomeran por el sendero del balneario para entretener y ‘degustar’, con ‘puyas’, ‘piquerías’, versos y canciones representativas del vallenato a turistas que se emocionan con el cantar de un acordeón. Tocan la tanda de tres canciones por $ 20.000 pesos. Estos valduparenses que ponen al servicio de los visitantes sus artesanías y música, según nos cuentan, disfrutan presentar las costumbres y la cultura de una ciudad rica en tradición y madre del vallenato.