15 abril, 2019

Obispo exaltó los 50 años de la Diócesis de Valledupar y envió mensajes a candidatos políticos

En la eucaristía de santo Ecce Homo, el obispo hizo referencia a tres temas para la celebración de las Bodas de Oro de la Arquidiócesis de Valledupar y envió mensaje a candidatos que aspiran ocupar un cargo popular.

Santo Ecce Homo, patrono de Valledupar. 

Foto: Joaquín Ramírez.

Desde muy temprano los vallenatos se reunieron este lunes en la iglesia Inmaculada Concepción y a las afueras de la plaza Alfonso López para escuchar la misa mayor de Santo Ecce Homo ofrecida por monseñor Óscar José Vélez Isaza con la presencia del presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, la vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez, el alcalde de Valledupar, Augusto Ramírez Uhía, y demás personalidades.

En la eucaristía, que inició alrededor de las once de la mañana y fue celebrada al ritmo del acordeón, el obispo hizo referencia a tres temas para la celebración de las Bodas de Oro de la Didiócesis de Valledupar que fue creada por Pablo Sexto el 25 de abril de 1969, y envío un mensaje a los candidatos políticos que en las próximas elecciones aspiran ocupar un cargo popular regional.

“Lo hemos querido celebrar con un lema tomado de uno de los artículos del credo: creo en la Iglesia comunión de comunidades, una santa, católica y apostólica. ¿Y cómo celebra la Iglesia? La Iglesia celebra en primer lugar con una gratitud profunda con Dios. En segundo lugar, con un compromiso en realizar la misión en el tiempo presente, y en tercer lugar mirando el futuro con esperanza”, dijo monseñor al describir cómo celebraría la Iglesia esta fecha tan importante para los católicos.

“En primer lugar, celebramos mirando el pasado con gratitud. Por eso, el centro de este acto en honor del Ecce Homo son las celebraciones eucarísticas, la alabanza y la acción de gracias pertenecen a la entraña más profunda del cristianismo”, dijo monseñor.

Al tiempo, agradeció a las personas que han estado a cargo de la Iglesia durante sus 50 años de existencia y destacó a monseñor Agustín Valbuena, quien durante 26 años impulsó con gran tesón una iglesia evangelizadora y prometida.

Asimismo, dijo que la Iglesia no ha estado libre de pecado ni de las infidelidades y la falta de compromiso, por lo que mencionó que siempre se acogen a la misericordia de Dios para que los sane y los renueve.

“Desafortunadamente no siempre hemos correspondido al torrente de la gracia de Dios, nuestra historia no ha estado libre de pecado, infidelidades y falta de compromiso. Por eso nos acogemos siempre a la misericordia de Dios para que nos sane y nos renueve porque no tenemos nada de presumir a título personal”, puntualizó.

El segundo tema fue el compromiso con la misión en el presente por lo que indicó que en 2019 la Diócesis completará 90 parroquias, 15 centros pastorales y mencionó que están atendiendo a 9.500 niños y jóvenes pertenecientes en la mayoría a población vulnerables víctimas de la violencia, la pobreza y migrantes venezolanos.

El obispo anunció también que para el próximo mes de agosto consagrarán la nueva catedral del Santo Ecce Homo que será la catedral más grande Colombia.

“La hemos querido dedicar a nuestro patrono, por medio del cual hemos recibido tantas y tantas bendiciones. Ordenaremos a nuevos sacerdotes formados en nuestro seminario y los primeros diáconos permanentes que se dedicarán a su labor evangelizador, agregó.

El tercer y último término desarrollado en la eucaristía consistió en celebrar el “Jubileo” proyectándose al futuro con esperanza. “La Iglesia tiene que ser por vocación y misión, profecía de esperanza desde su propio ser e identidad, pero por eso mismo tiene que ser gestora y sembradora de esperanza en el mundo y en la sociedad. No podemos permitir que muera la esperanza como quisieran tantos profetas de calamidades. Nos decía frecuentemente el papa Francisco en su reciente visita a nuestra patria: “No se dejen arrebatar la esperanza”. Es un tesoro invaluable que tenemos que conservar y transmitir a las nuevas generaciones a la Iglesia y en la sociedad”, agregó.

Al finalizar, en la homilía se refirió a los candidatos políticos de la región por lo que pidió escuchar las necesidades del pueblo y trabajar para remediarlas.

“Presentemos con fe las necesidades personales de cada uno de nosotros a Santo Ecce Homo, en particular, y en general las necesidades de nuestro pueblo y que los candidatos han de conocer y han de trabajar para remediar”, dijo el obispo.

A las 4:00 de la tarde será el encuentro de santo Ecce Homo con el pueblo de Valledupar y se realizará la procesión por el centro de la ciudad.