11 febrero, 2020

Los penales: momento de gloria o derrota en el fútbol

El lanzamiento desde el punto blanco de la pena máxima tiene como dato histórico que se usó por primera vez en 1890.

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Los lanzamientos de tiros desde los doce pasos han decidido títulos, descensos y puntos, son parte fundamental del éxito o el fracaso en los pies de un jugador, por tal motivo, errar un penal se convierte en una sombra para la carrera de jugadores consagrados.

A propósito del tema, a uno de los futbolistas que le tocó vivir esta situación fue al volante de primera línea del Valledupar Fútbol Club Saramys Rodríguez.

En diálogo con la Casa Editorial EL PILÓN, el jugador narró lo que sintió en el momento que erró su cobro.

Rodríguez tuvo la oportunidad de poner a ganar a su equipo, sin embargo, su cobro no fue efectivo y se fue por encima de la portería.

Cuando tomé la pelota tenía la convicción de que podía marcar el gol, no se me cruzó por la cabeza que lo iba a tirar por arriba. Yo venía marcando goles y por eso me sentí convencido de que podía meterlo, pero no se dieron las cosas”, dijo el centro campista.

FUERON SENSACIONES DESAGRADABLES

Una vez culmino el encuentro en la ciudad de Cali, el jugador se sintió mal por no lograr su objetivo y la tristeza se adueñó de él mientras sus compañeros se acercaron para darle ánimo.

Cuando llegué a mi habitación empecé a pensar muchas cosas y muchas formas de haber lanzado el penalti, pensé que debía asegurarlo y luego se me pasó por la mente pegarle más suave a la pelota”, describió Saramys.

Pero Saramys Rodríguez no ha sido el único jugador que le ha pasado esto. EL PILÓN consultó a exjugadores del Cesar quienes contaron lo que es estar frente a frente contra un portero y contra un jugador profesional. Así mismo, narraron lo que se siente desperdiciar un lanzamiento desde los doce pasos.

LE HA PASADO A LOS EXPERIMENTADOS

Jesús Alberto ‘Kiko’ Barrios, jugador que tuvo un paso sobresaliente por el fútbol colombiano, destacándose en equipos como Junior de Barranquilla y Atlético Bucaramanga, contó una anécdota del día que enfrentó a Óscar Córdoba.

No es fácil cuando pierdes un penal, a mí me tocó vivirlo varias veces, pero el que mas recuerdo fue en un partido contra Millonarios cuando yo estaba en el Bucaramanga. Eso fue en Bogotá, en el año 1990 y Óscar Córdoba era el arquero. Mi cobró lo tiré por arriba de la portería”, indicó ‘Kiko’ Barrios.

El exjugador del equipo ‘canario’ también dijo que es casi que imposible ocultar los nervios a la hora de tirar un penalti, ya que es un momento tensionante en el que hay mucho en juego.

El éxito es para los atrevidos”, esta frase la dijo René Higuita en sus tiempos de gloria, un portero capaz de lanzar penaltis con una enorme facilidad, pero que también probó los tragos más amargos que ofrece la derrota.

Pero, ¿qué papel juega un portero para que un jugador desperdicie un penalti?

La respuesta la dio Regulo Pineda, quien hizo parte de las fuerzas básicas del América de Cali y Millonarios en la posición de arquero.

Pineda señaló que los jugadores de pegada fuerte normalmente rematan a los ángulos superiores, lo que les deja poco margen de error, pero al excederse en la fuerza pueden desviar su disparo o mandarlo por arriba del arco, tal y como le sucedió al capitán del Valledupar Fútbol Club, Saramys Rodríguez.

“La practica hace al maestro, pero a veces los más curtidos en el tema pueden equivocarse porque los nervios suelen jugarles una mala pasada. También el terreno de juego puede ser fundamental, pero también eso va en la decisión con la cual el jugador tome la pelota”, explicó el exportero.

Sin embargo, lanzar un disparo desde el punto penal es un momento de alta concentración en la que muchas figuras del fútbol mundial se han equivocado, pues sus disparos terminan en las manos de los porteros, en los palos o por fuera de la portería.

POR: ROBERT CADAVID / EL PILÓN
cadavidrobert31@gmail.com – 3045494597