15 agosto, 2019

La verdad y la mentira del sexo anal

Los tabúes que rodean el sexo anal van orientados a que es un tipo de sexo que solo lo practican gays. Otros piensan que es un acto antinatural, doloroso y con el que no se consigue el orgasmo o disfrute deseado.

REFERENCIA

El estigma social que rodea esta práctica sexual es diverso. El sexo anal como tabú ha ido declinando con el pasar de los años, convirtiéndose en una buena alternativa para disfrutar del placer entre dos o más personas. Los tabúes que rodean el sexo anal van orientados a que es un tipo de sexo que solo lo practican gays. Otros piensan que es un acto antinatural, doloroso y con el que no se consigue el orgasmo o disfrute deseado.

“La mayoría de las personas creen que las mujeres y los gais son los que pueden disfrutar una penetración posterior; nada más alejado de la realidad. Los hombres heterosexuales sienten el mismo placer gracias a una zona localizada en la próstata a la que se le ha llamado punto P. Pídele a tu pareja que te haga un suave masaje en la zona de piel que hay entre los testículos y el ano hasta encontrar una especie de montículo que te hará ver las estrellas”, expresó la doctora Nereyda Lacera, Sexóloga vallenata y autora del libro ‘Revolcando mi cama’.

Si es posible tener orgasmo a través del coito anal a razón de los múltiples tejidos y células que se encuentran en la zona perineal, el ano y los genitales, que son semejantes a los que permiten el placer en la penetración vaginal.

Hombres y mujeres pueden alcanzar el orgasmo anal indistintamente de su inclinación o preferencia sexual. Por otro lado, existe una diferencia morfológica entre la vagina y el ano, este último no lubrica ni se extiende como la vagina, por eso es importante el preludio y las caricias en los glúteos antes de, la relajación de los músculos, el uso de un lubricante y guardar la calma durante la penetración.

“Si sientes algún dolor debes decírselo a tu pareja para que se detenga. Recuerda que el que va a ser penetrado es quien debe guiar la profundidad y la intensidad de los movimientos; aquí no valen las embestidas fuertes ni los afanes”, completó la sexóloga Nereyda Lacera.

ALGUNOS CONSEJOS PARA DISFRUTAR MÁS DEL SEXO ANAL

• Usar siempre lubricantes y condón con el fin de evitar enfermedades de trasmisión sexual.

• Evite pasar los dedos del ano a la vagina sin lavarse previamente las manos con agua y jabón.

• Trate de hacer sus necesidades antes del acto sexual con el fin de evitar accidentes penosos.

• No introduzca objetos filosos y estrechos que hagan fisuras o queden atrapados en el ano.

• Hable con su pareja antes de practicar sexo anal. No es apropiado hacerlo de sorpresa y si autorización. Si no estás de acuerdo en hacerlo, es importante expresarlo de manera respetuosa y sincera a tu pareja, nadie debe obligarle hacer al otro algo que no quiera.

Redacción/ El Pilón