28 agosto, 2018

Iván Duque junto al canciller de la República oficializan retiro de Colombia de UNASUR

En horas del pasado lunes, Colombia anunció su retiro de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

En horas del pasado lunes, Colombia anunció su retiro de  la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). Este hecho, considerado promesa durante su campaña, da inicio a la separación de Colombia de una organización, que el presidente junto al canciller Holmes califican de cómplice del régimen del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

La carta firmada por el  Canciller Carlos Holmes Trujillo se acogió al artículo 24 del documento de fundación del organismo: “El presente Tratado Constitutivo tendrá una duración indefinida. Podrá ser denunciado por cualquiera de los Estados Miembros mediante notificación escrita al Depositario, que comunicará dicha denuncia a los demás Estados Miembros», así lo señala la carta.

El retiro se hizo público a través de una alocución, donde el presidente manifestó: «Quiero informarle a los colombianos que el día de hoy, por instrucciones precisas, el señor canciller de la República envió a UNASUR la carta donde nosotros denunciamos el tratado constitutivo de esa entidad y en seis meses se hará efectivo el retiro de Colombia de esa organización».

Recordemos que Duque se adjudicó en el poder el pasado 7 de agosto y en apenas 20 días puso en acción su retiro de dicha organización, dejando claro su rechazo al gobierno del presidente Nicolás Maduro. Aunque la carta oficializa el retiro, se deberán esperar 6 meses para que sea efectiva la salida. De ese modo, el 27 de febrero de 2019 el país se convertirá en el primero de las doce naciones fundadoras en abandonar el organismo internacional.

Según el diario El Espectador, el mandatario aseguró que el bloque fue creado «para fracturar el sistema interamericano», señalando también que este sirvió de «comodín» para «los propósitos de una dictadura». Agregó también que UNASUR «nunca» denunció los «atropellos» del Gobierno encabezado por Nicolás Maduro y que tampoco «ejerció» su deber de garantizar que esas acciones no «constituyeran la eliminación de las libertades de la ciudadanía», por lo que lo considera el «más grande cómplice de la dictadura de Venezuela«.

Según diversos medios de comunicación, el 20 de abril, seis países de la región: Argentina, Colombia, Chile, Brasil, Paraguay y Perú, habían anunciado que se retirarían «temporalmente» del organismo internacional hasta que no se garantizara «el funcionamiento adecuado de la organización».

Aunque el retiro de Colombia se oficializo el lunes, el Canciller de la República ya había informado el pasado 10 de agosto que el país había tomado «la decisión política» de retirarse del bloque. De hecho, se mantenían en “consultas” con algunos países miembros, como lo son Perú, Argentina y Chile para retirarse del organismo en conjunto, sin embargo, es obvio que no se logró un consenso.

A propósito, Duque señaló  en compañía del canciller Carlos Holmes Trujillo: “Seguiremos trabajando en el marco del multilateralismo regional y lo haremos apoyando la Carta Democrática Interamericana suscrita por Colombia, que defiende las libertades, el equilibrio de poderes y además es garante de una sociedad participativa y plural”.

UNASUR es un proyecto político creado por el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, el 23 de mayo de 2008 en Brasilia, Brasil, como un mecanismo de concertación e integración que buscaba desarrollar un espacio suramericano integrado en términos políticos, sociales, económicos, ambientales y de infraestructura. Está conformada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Quedó virtualmente paralizada a principios de 2017 con el fin de la gestión del secretario general Ernesto Samper (expresidente colombiano) y la incapacidad de los países miembros para lograr un acuerdo sobre su sucesor. Además, la crisis venezolana y la poca o nula intervención por parte de la UNASUR es lo que ha provocado que algunos miembros de la región reconsideraran su decisión de pertenecer a este organismo.