7 junio, 2021

Fin de semana violento en Valledupar: dos asesinatos con arma de fuego

Los hechos se registraron en el casco urbano y rural de la capital del Cesar durante el reciente sábado.

Ever David Reales, víctima del corregimiento de Aguas Blancas y Jhon Alfonso Arrieta asesinado en el parque del Ocho de Diciembre de Valledupar.

El sicariato y los posibles ajustes de cuentas cobraron la vida de dos personas durante el fin de semana en Valledupar. La primera víctima fue  Ever David Reales Andrade, de 25 años de edad, asesinado con arma de fuego en el corregimiento de Aguas Blancas, en zona rural. 

Los agresores serían cinco sujetos que se desplazaban en tres motocicletas, quienes abordaron a Reales Andrade cuando se encontraba en la calle 3 de la invasión Tiburón. Esa es la primera hipótesis que recolectaron las autoridades con los habitantes de la zona que, al parecer, conocieron del accionar violento. 

Reales Andrade, quien se ganaba la vida laborando en oficios varios, murió inmediatamente en el sitio por la gravedad de las heridas que sufrió en el parietal izquierdo, el brazo derecho y mano derecha.

Lea también: A prisión policía que habría matado a su pareja indígena

El hombre era natural de La Guajira, pero llevaba tiempo residiendo en el corregimiento de Aguas Blancas.  

 LO MATARON EN EL PARQUE

Horas después en la noche del sábado fue asesinado con arma de fuego Jhon Alfonso Arrieta Castro, de 22 años de edad, quien se encontraba en el parque del barrio Ocho de Diciembre, al sur de la capital del Cesar. 

“Según información recolectada por familiares, el occiso llegó a su residencia y mientras saludaba a la esposa, fue abordado por un particular de sexo masculino que le realizó los disparos”, indicó la Policía Nacional. 

En un desesperado intento por salvarlo los ciudadanos llevaron a Arrieta Castro al hospital Eduardo Arredondo Daza, CDV, donde no pudieron hacer nada por él porque llegó sin signos vitales.  

No deje de leer: Murió ahogado en el balneario Hurtado

Los policías judiciales inspeccionaron el cadáver en el centro asistencial para trasladarlo a la morgue e iniciar las averiguaciones preliminares con los testigos de los hechos. 

Con estos dos casos ya son 40 las muertes violentas por arma de fuego, arma blanca y elemento contundente registradas en lo corrido del año en la ciudad.  

De esas 28 fueron con arma de fuego, hecho que precisamente se relaciona con el porte ilegal de las mismas.