Publicidad
Publirreportaje - 11 diciembre, 2019

En un nivel de 85 % atiende el Hospital Regional José David Padilla Villafañe de Aguachica

Este centro asistencial cumple con altos estándares tecnológicos que lo ubican como uno de los mejores en la región Caribe.

Con una atención de 20 mil 300 urgencias, más de 52 mil consultas ambulatorias de medicina especializada y 100 mil pruebas de laboratorio clínico avanzado, para el cierre del mes de octubre 2019, en el municipio de Aguachica se encuentra el Hospital Regional José David Padilla Villafañe E.S.E., esta instalación con modernas salas para la atención médica, actualmente cuenta con cuatro pisos conformados por áreas para Urgencia, Laboratorios, Imagenología, Sala de Neonatos, Pediatría y Adultos; Hospitalización Médico Quirúrgica y Medicina Interna, Fisioterapia de Rehabilitación, Administración y Servicios Generales, además de lavandería,  cocina, morgue, una Unidad de Quemados, sala de espera, ascensores, escaleras y parqueadero para la atención de habitantes del sur del departamento del Cesar, sur del Bolívar, Norte de Santander, y parte del Magdalena  y Santander.

El equipo del diario EL PILÓN se trasladó hasta este importante centro de atención médica ubicado en la segunda ciudad más importante del Cesar, para realizar un balance sobre este complejo de salud.

El gerente del Hospital Regional José David Padilla Villafañe, Dr. Fernando de Jesús Jácome Granados, anunció que para el próximo 2020 se contempla la apertura total del hospital alcanzando su 100 % en la prestación del servicio de salud.

Para el mes de enero contemplamos aperturar el segundo, este piso está conformado por la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, y quirófanos. Son temas importantísimos, pero es poco lo que hace falta para llegar a la totalidad en la prestación de los servicios. Cuando solventemos los inconvenientes que hay en esa área podremos ir trasladando los equipos de quirófanos y la unidad de sala de parto que estará ubicada en este mismo piso”, señaló.

El doctor manifestó que el 85 % corresponde a estructura y servicios, el otro 15 % hace parte del área de quirófanos, la Unidad Ginecobstétrica y la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, fase que se estima entre en operatividad para el mes de febrero. “Ya esto es parte del operador que ganó la licitación y está obligado a subsanar unos detalles en la construcción de esta segunda etapa de la sede del hospital”.

Al 30 de octubre del 2019, este hospital ha atendido 1.005 partos, 1.100 cesáreas, 16.900 egresos hospitalarios, 13.300 cirugías, adicionales a las 20.300 personas en el área de urgencias, en consultas ambulatorias de medicina especializada 52.000, laboratorios clínicos especializados 100 mil y 29 mil radiografías y ecografías pertenecientes al área de imágenes diagnosticas.

El reto es fortalecernos y ser el referente en la región como la Empresa Social del Estado en cuanto a la prestación del servicio se refiere en todo el nororiente colombiano”, informó Jácome Granados. Puntualizó que se tiene estipulado ampliar la zona de injerencia. “En estos momentos somos uno de los hospitales más importantes de toda la zona Caribe”.

El subdirector administrativo y financiero del Hospital Regional José David Padilla Villafañe E.S.E., Juan Carlos Quiñones Rincón, informó que el centro médico viene de un proceso de restructuración de pasivos a través de la Ley 550 de 2017, que le permite a la institución desde el punto de vista operativo trabajar con una solidez económica y financiera óptima.

Los pagos y personal de nómina están al día, algunos contratistas van a 45 días y no poseemos contratiempos con los proveedores. Los recursos están fluyendo de la mejor manera”.     

Con casi 10 años de espera para su culminación, y dos al servicio de los habitantes de estas dos regiones sureñas, específicamente de los municipios de Aguachica como radio de acción inmediata, y en segunda instancia los habitantes de Gamarra, San Martín y San Alberto. Quiñones resaltó que frente a la calidad del servicio que cuenta el hospital han prestado la atención a habitantes de Ocaña, Norte Santander y alguno del Santander. 

Nuestra situación es totalmente diferente. Nuestro personal de planta solamente estamos adeudándole el mes de diciembre y que apenas va corriendo. Para enero debemos ponernos al día con el mes vencido y las primas, y con los contratistas estamos a un mes o mes y medio, y otros a 60 días, pero el contrato específica que puede llegar hasta los 90 días, en ese tema nosotros estamos súper bien, nos ha ido excelente en el recaudó”, puntualizó el gerente.

El encargado del hospital señaló que la sede cuenta con una oficina nueva que se llama Gestión de Cobro y Coactivos que ha venido permitiendo que la cartera fluya y que las EPS paguen, aunque la deuda de las Empresas de Producción Social sea considerable. “Estamos generando otro tipo de circunstancia o acciones jurídicas para poder cobrarle a las EPS el resto de recursos que nos hace falta”.

Ante el escenario que vive la salud en el departamento, el subdirector hizo una radiografía del porqué esta institución ha marcado un punto comparativo entre el resto de hospitales o clínicas a las que le adeudan al personal hasta un año de salario.

Afortunadamente, este año ha sido el mejor de todo el tiempo de servicio ya que los recursos van llegando, no solo por lo que pagan las EPS, sino la gestión de cobro que se ha realizado por parte de la gerencia. Hemos venido evolucionando y financieramente somos estables. El que más se le debe esta por 45 días y son contratistas, muchas veces por demora en radicar la cuenta porque el hospital contrata enfermeras, médicos especialistas con agremiaciones sindicales que es lo que permite la ley y la nómina de planta que no supera los 44 empleados”.

CALIDAD AL SERVICIO DE TODOS

Otra de las áreas que forman parte del buen funcionamiento de este lugar es la de Calidad. Donde se lleva a cabo el acompañamiento para que las personas estén dando cumplimiento a los procesos desde el punto de vista de la atención humanizada en salud.

Luxana Royero Meza, asesora de calidad del Hospital Regional José David Padilla Villafañe, detalló que la intención es “que el paciente reciba la atención adecuada a la hora de suministrarle el medicamento, adicional a el tema del acompañamiento de seguridad con el enfermo para que él no tenga ningún riesgo de acuerdo a su atención”.

La asesora mencionó que el personal está siendo capacitado para incrementar los niveles de respuestas y elevar la calidad del servicio.

Los empleados han hecho capacitaciones este año sobre las nuevas guías de salud. Contamos con equipos de alta tecnología como bombas de inducción para cada paciente y eso nos pone en ventaja con el resto de los centros de asistencia del departamento porque algunos no cuentan con este tipo de servicio individual para cada asistencia médica”, destacó.

Por su parte, el gerente del E.S.E., agregó que desde el punto de vista de imagenología y protocolos de capacitación que recibe el personal el hospital cuenta con equipos biomédicos de tecnología de punta, de anestesia, monitores de signos vitales, de radiografía, ecografía y de tomografías.

Adicionalmente, Royero Meza en calidad de asesora expresó que los equipos de microbiología son de alta tecnología. “Acá se puede realizar cualquier tipo de examen, además contamos con cultivos y hemocultivos de una calidad computarizada avanzada”.

 “Una de las ventajas que tiene esta institución es que trabajamos por eventos, es decir lo que nosotros facturamos son las personas que llegan, y en esa medida más rentable se ve el hospital”, señaló Quiñones quien agregó que esa clave hace parte de la competitividad a la que, día a día, se enfrenta el hospital en busca de la excelencia del servicio.

El subdirector administrativo y financiero del Hospital Regional José David Padilla Villafañe, Juan Carlos Quiñones Rincón, precisó que la atención y una óptima recuperación son el bastión de esta institución que la ha posesionado como un referente en la costa Caribe.

A la fecha, el hospital cuenta con 60 camas para adulto, 30 camas pediátricas y 19 camas obstétricas, así como el número de enfermeras por piso para atender todas las emergencias. Los funcionarios expresaron que en el momento en que se disponga de la nueva área para ofrecer el servicio de ginecología el Hospital Regional JDPV aumentará su cuota de asistencia de 92 a 114 camas.

La asesora de Calidad extendió una recomendación a la comunidad para un mejor desempeño de las funciones del personal médico y de los usuarios que a bien desean ser atendidas sus patologías.

“Antes de la creación de esta segunda etapa constituida por cuatro pisos no habían controles de seguridad para el ingreso y permanencia de los pacientes y sus acompañantes, a lo que Royero Meza, mencionó que la institucional se están implementando unas campañas de socialización en la asistencia a los pacientes, los horarios a los que pueden ser visitados y quienes deben acompañar la estrategia que no interfiera en el pleno desarrollo de las actividades del hospital.

LA LLEGADA DE PACIENTES EXTRANJEROS

 Aguachica es un municipio ubicado al nororiente de Colombia. Cuenta con una extensión de 976.26 kilómetros cuadrados y para el censo de 2005 su número de habitantes era de 82.335.

Representa estratégicamente un municipio de vital importancia para el desarrollo del Cesar, siendo un punto de conexión entre el norte y el interior oriental del país por la troncal del Magdalena, ruta nacional 45 y la troncal central por la ruta 45A. Además, cuenta con transporte aéreo y paralelamente de forma fluvial por el río Magdalena.

El Hospital Regional de Aguachica forma parte de los 2.500 centros de salud inaugurados por el gobierno del entonces presidente Juan Manuel Santos, a través de recursos del Sistema General de Regalías, SGR. Con una inversión para su dotación de 20 mil millones de pesos asignados para la compra de equipos que permitan el desarrollo de las labores de 11 departamentos a disposición de los usuarios.

Ante la presencia de pacientes en calidad de extranjeros el gerente comento que el hospital cuenta con la capacidad para atender a la población flotante, transeúnte y extranjera pero que esta situación conlleva al desvío de recursos para atender los focos que se plantean.

Esto ha sido un tema bastante complicado, no solamente aquí en el Cesar, nosotros estamos facturando y atendiendo con prontitud todos los amigos extranjeros, pero de parte del Gobierno Nacional no hemos encontrado solución para el tema de los recursos qué utilizamos en este tipo de personas que no pertenecen a ninguna EPS y eso genera un impacto en el tema económico. El funcionario comparó que en proporción es más el número que se atienden que lo que se recauda. “Es bastante la población que nos visita como centro de referencia hay pacientes que vienen desde Cúcuta”.

El doctor concluyó que se han venido realizando unos convenios nacionales con casas muy importantes para darle manejo al tema de laboratorio clínico, adicional a la adquisición de equipos para hacer exámenes de diagnóstico de laboratorio de última tecnología. “Podemos decir que tenemos uno de los mejores laboratorios altamente especializados y eso está para el beneficio de la gente que acude al hospital con algún tipo de problema de salud”.