20 febrero, 2021

“Él tenía miedo que en esa finca lo fueran a matar”: hermana de exempleado de ‘Puro’ Ustáriz

La mujer declaró en el juicio en contra de Jackson Cano, el confeso asesino del ‘Puro’ que enfrenta otro proceso por la muerte de César Armando Mejía.

Jackson Cano Surmay está privado de la libertad en ‘La Tramacúa’.

FOTO/ARCHIVO.

Los robos que venían cometiendo en la finca ‘Filadelfia’, por los que fue asesinado el ganadero Juan Felipe ‘Puro’ Ustáriz, serían los mismos motivos que rodearon la muerte de su exempleado César Armando Mejía Crespo, en hechos ocurridos en la vereda de Camperucho del corregimiento de Caracolí, jurisdicción de Valledupar.

Lee también: “Él salió a cobrar y no volvió más”: familiares de muerto en Caracolí

Así lo dio a conocer la hermana de Mejía Crespo al comparecer, la mañana del viernes, como testigo de la Fiscalía 16 seccional en el juicio en contra de Jackson Cano Surmay, quien era administrador de la hacienda y es señalado de ser el asesino.

En esa finca habían hecho un robo grande de ganado y él (Mejía) tenía miedo que de pronto ahí lo fueran a matar, por lo que quería venirse. Por ese motivo se retiró de la finca y como no le dieron la plata de liquidación se quedó trabajando en otro predio”, expresó la hermana de la víctima.

César Mejía, víctima. FOTO/CORTESÍA.

 Agregó que el día del crimen, en horas de la mañana, César Armando Mejía se dispuso a llegar al predio a cobrar la liquidación porque había recibido la llamada de una persona que aseguró que se la iban a pagar. Sin embargo, después lo hallaron muerto.

El lugar donde encontraron a mi hermano muerto estaba cerca de la finca (Filadelfia) del doctor Orlando Ustáriz. No sé si alcanzó a llegar a cobrar, pero la liquidación no se la pagaron porque después me la dio el propio dueño del predio”, acotó la testigo.

No dejes de leer: Condenan a banda que asesinó al ‘Ñeñe’ Hernández en Brasil

Finalizó diciendo que señalaban a Jackson Cano Surmay como el asesino porque un empleado del sitio le confesó a la esposa de la víctima que él era el autor.

En el juicio desarrollado ante el Juzgado Segundo Penal del Circuito con función de Conocimiento también comparecieron dos peritos, entre esos uno de Medicina Legal, que afirmó que Mejía Crespo murió por impactos de bala con arma de fuego. 

Cano Surmay es juzgado por los delitos de homicidio agravado y fabricación, tráfico o porte con arma de fuego, de los que se ha declarado inocente. Sin embargo, afronta una condena por aceptar que participó en el asesinato del ganadero Juan Felipe ‘Puro’ Ustáriz, hijo del propietario de la finca Filadelfia.

Te puede interesar: Murió vigilante baleado mientras trabajaba en Bello Horizonte

Junto a él también fue condenado su primo Ladimir Antonio Luna Cano y Oscar Antonio Pupo Martínez, conductor de la víctima.

REDACCIÓN/ EL PILÓN.