6 septiembre, 2019

Cinco pasos para lograr una piel perfecta

La piel es uno de los órganos más sensibles de nuestro cuerpo y también de los más visibles, por ello es que necesita una especial atención y cuidado.

FOTO: REFERENCIA

La piel es uno de los órganos más sensibles de nuestro cuerpo y también de los más visibles, por ello es que necesita una especial atención y cuidado, sobre todo cuando se trata de la piel del rostro, ya que es nuestra carta de presentación.

Antes de hablar de maquillaje, tomemos un tiempo para cuidar y mejorar nuestro rostro ya que cuando no estemos maquilladas nuestra piel lucirá sana y con vida. Y si hablamos de cuando nos maquillemos nos ayudará a lucir realmente una piel de porcelana que muchos nos preguntaran.
Estos 5 pasos no pueden faltar en nuestra rutina diaria:

1 Limpieza:

La limpieza es el primer paso y el más importante para el cuidado de la misma, con ella eliminas la suciedad, el sudor, el sebo, el maquillaje y preparas la piel para el cuidado.

La pregunta es ¿Cuántas veces debo lavar mi rostro al día? Se recomienda hacerlo mínimo dos veces. De día porque eliminamos las posibles toxinas de desecho que a través de los poros eliminamos durante la noche. Y, por la noche, aunque no se lleve maquillaje la piel absorbe impurezas del ambiente. No olvides la zona del escote. “Hay que cuidarla, al igual que el rostro”.

2 Exfoliación:

Ayuda a eliminar las células muertas de la piel, dejándola visiblemente renovada y muy pero muy suave, que notarás enseguida la diferencia. Las células de nuestra piel se multiplican, renuevan y, una vez que se mueren, se acumulan en nuestros poros. Es por esto que debemos ayudar a la dermis a retirar estas impurezas ya que el estorbo provoca la aparición de espinillas y puntos negros.

¿Cuántas veces debo exfoliarme? Todo depende de nuestro tipo de piel. Para piel secas y sensibles, una exfoliación cada quince días es suficiente; para una piel normal, una vez a la semana; y, para una piel grasa, dos veces por semana.

3 Tonificar:

Algunas personas no incorporan el tónico en su rutina de belleza porque creen que no es tan importante. Y no!! “Es uno de los ‘tops’ en cuidado facial porque ayuda a equilibrar el PH de la piel, mejora la microcirculación, refresca y suaviza.

Existe Loción tónica y Loción Astringente. La primera tonifica y restaura el PH de la piel y la segunda Astringe, contrae poros, controla exceso de grasa y fortalece la piel. Su uso está indicado para pieles grasas.

Los tónicos se utilizan en la mañana y en la noche, todos los días. Es recomendable llevarlo directamente al rostro con un spray o con la palma de tu mano.

4 Hidratar:

Todas las pieles necesitan hidratación, incluso las pieles grasas. ¿Cuál es la necesidad de tu piel? ¿Firmeza? ¿Arrugas? ¿Luminosidad? ¿Manchas?

Según lo que requieras, así debes elegir tu crema específica. No sólo cumple una función de resolver problemas concretos para que la piel luzca sana e hidratada, sino que también ayuda a que el maquillaje no se escame o cuartee a lo largo del día y siente mejor. Si deseas incluir serúm en tu rutina, debes aplicarlo antes de la crema hidratante, esta ayudará a potenciarlo.

Al aplicar la crema hidratante, la presión de los dedos promoverá la circulación sanguínea y aportará brillo natural. Préstale especial atención a la zona del contorno de ojos, esta es mucho más fina y requiere de más cuidado. No está de más incluir un contorno de ojos en tu rutina. Aplicalo desde el lagrimal hasta la sien a toques y un poco de presión ayudará a descongestionar las bolsas.

Para lograr los máximos resultados, lo ideal es que hidrates tu rostro a la mañana y a la noche, luego de la limpieza y la tonificación. “Hay que tener claro que, por muy buena crema que pongamos, si no hemos hecho una buena limpieza no actuará igual.

Asegúrate de comprar productos no comedogénico para que no se bloqueen los poros.

5 Protege:

El uso de bloqueador solar ayuda a prevenir arrugas prematuras, manchas y el cáncer de la piel. Debemos conocer cual se adecua mejor a nuestras necesidades según nuestro tipo de piel. El SPF o FPS en el indicador de protección solar. En cuanto sea mayor el número, más poder de protección tendrás. Es recomendable usar SPF de 30 o 50, amplio espectro, con óxido de zinc y sin parabenos.

Hay que tener en cuenta que su uso no solo es recomendado para las personas que se exponen al sol. Las pantallas de celular, computador y las luces pueden afectar tu piel. Es importante saber que su efecto demora 2-4 horas en tu piel. Si eres de las que se maquilla y usas bloqueador, es bueno tener a la mano uno en spray para reforzarlo durante el día.

Identificar tu tipo de piel y mirar los componentes de los productos que sean los adecuados para el cuidado de ella es demasiado importante. Si no tenemos conocimiento sobre esto, debemos buscar asesoría con un médico Dermatólogo, es la persona idónea para estos casos. Sobre todo si nuestra piel presenta algún problema de acné, manchas o piel sensible que reaccione de la mejor manera a muchos productos.

No esperemos tener el rostro sin vida para comenzar a consentirlo. La constancia en estos pasos te llevara a lucir una piel con mucha vitalidad y hará que el pasar de los años no dejen tanta secuela y luzcas más joven.

Entonces nos preguntamos a que edad debemos comenzar a cuidar nuestra piel? Si empezamos desde muy pequeñas solo estaremos gastando dinero y realmente no se notará la diferencia, pero si empiezas muy tarde, probablemente terminaras gastando más por intentar reparar los daños.

Sin embargo se aconseja a la llegada de la adolescencia iniciar alguno de estos pasos. Las luces pueden afectar tu piel. Es importante saber que su efecto demora 2-4 horas en tu piel. Si eres de las que se maquilla y usas bloqueador, es bueno tener a la mano uno en spray para reforzarlo durante el día.

Tips

-Desmaquillarte antes de dormir
-Lavar el rostro con agua fría
-Secar en lo posible con una toalla desechable cada vez que laves tu rostro, sobre todo si eres piel grasa o sensible.
-Realizar una limpieza facial profunda regularmente
-Comer frutas y verduras
-Tomar mucha agua
-No olvidemos consentir cuello y escote, el tiempo lo agradecerá
-Evitar el estrés
-Dormir lo suficiente

Por: Zoe Mejía / El Pilón