20 mayo, 2019

Buscan prevenir victimización de personas en proceso de reincorporación

Con el proyecto denominado ‘Resiliencia y prevención de la victimización y estigmatización de las comunidades y poblaciones en proceso de reincorporación’, el Gobierno nacional busca contrarrestar uno de los principales retos para garantizar la reincorporación integral y sostenible de los excombatientes. La iniciativa se adelanta en los municipios de Fonseca, La Guajira; Planadas, Tolima; y La […]

La Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) y la organización Alianza para la Paz, con el apoyo del Reino de los Países Bajos, fortalecen la confianza, el tejido social y la reconciliación entre personas en proceso de reincorporación y comunidades en La Guajira, Tolima y Caquetá. Aquí aparecen sus promotores.

Con el proyecto denominado ‘Resiliencia y prevención de la victimización y estigmatización de las comunidades y poblaciones en proceso de reincorporación’, el Gobierno nacional busca contrarrestar uno de los principales retos para garantizar la reincorporación integral y sostenible de los excombatientes.

La iniciativa se adelanta en los municipios de Fonseca, La Guajira; Planadas, Tolima; y La Montañita, Caquetá, en los que habitan 416 personas en Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, ETCR, y donde la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, realiza acciones de prevención orientadas al fortalecimiento del tejido social, la convivencia y la reconciliación en las comunidades donde habitan.
 A través de diferentes escenarios de diálogo y formación, el proyecto busca crear lazos de confianza e incrementar la cohesión social entre los excombatientes y las comunidades donde habitan, desarrollar capacidades para la participación y la transformación de los conflictos, y construir consensos que permitan prevenir la victimización y estigmatización con autoridades locales y líderes comunitarios. Así lo indicó Andrés Stapper Segrera, director general de la ARN.

“Con esta experiencia piloto definiremos un modelo institucional de prevención de riesgos de victimización y estigmatización que nos permita superar este reto que supone el proceso de reincorporación, que se sumará a la construcción de la Política Pública de Convivencia, Reconciliación, Tolerancia, y no Estigmatización”,  subrayó.

Por su parte, Ana Glenda Tager, directora de la organización regional Alianza para la Paz, resaltó que “este proyecto parte de la resiliencia de las comunidades y las personas en proceso de reincorporación frente al conflicto y la violencia, que busca fortalecer sus capacidades para la transformación pacífica de conflictos y el diálogo.

ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/ EL PILÓN