31 mayo, 2016

Con animales de piedra reactivarán parque El Helado

Tortugas, iguanas y tucanes hacen parte de la intervención que la Oficina de Turismo de Valledupar hace al parque El Helado.

Para ofrecer un nuevo sitio recreacional en Valledupar, la oficina de Turismo Municipal adelanta obras de restauración en el parque de El Helado, ubicado en inmediaciones del balneario Hurtado, a orillas del río Guatapurí.

Esta iniciativa es posible gracias al apoyo de los artistas plásticos del Centro Artesanal de Calle Grande, quienes ofrecieron su mano de obra para pintar las 40 piedras del lugar que tienen forma de animales con el único requisito que les brindaran los materiales requeridos para esta tarea.

“Ya están listas las figuras de la iguana, la tortuga (que tiene especie de un resbaladero) y el elefante, más adelante se procederá con el sapo, perro y culebra. La idea es promover la naturaleza a los más pequeños de la ciudad en un parque didáctico que venía siendo subutilizado”, comentó la coordinadora de Turismo en la capital del Cesar, Elida Ochoa Quintana.

Para embellecer el parque operarios de Interaseo se encargaron de la limpieza del lugar, dispondrán de una jardinería especial e instalarán una placa a cada animal para ilustrar a los visitantes.

“Es un proyecto de sueños, que lo sacó mi tío Elías Ochoa Daza hace 16 años cuando fue alcalde. Ningún mandatario que le prosiguió le dio la importancia que requería un parque de esta magnitud, afortunadamente el alcalde Augusto Ramírez Uhía es un convencido que es necesario ofrecerles a los niños espacios didácticos para su recreación”, aseveró Ochoa Quintana.

La funcionaria estima que las piedras en forma de animales estarán completamente pintadas para finales de junio.

Con respecto al avión que se encuentra en la parte central del parque El Helado, la Oficina de Turismo Municipal analiza propuestas con fundaciones y empresas privadas que están pendientes en adoptarlo. “La restauración del avión tal vez no sería para junio, pero si antes que finalice el año”, acotó la funcionaria.

Haciendo memoria
En esta obra, ejecutada en la primera administración del alcalde Elías Ochoa Daza, se pensó que con el traslado del avión al parque se iba a organizar un programa para que los niños por lo menos conocieran estos aparatos del transporte aéreo, desafortunadamente no fue así, el avión se ha ido deteriorando por causa del sol, el agua y el polvo.

Por otro lado, en su momento un grupo de estudiantes de la Universidad Popular del Cesar desarrolló un proyecto artístico con el que crearon un zoológico y dibujaron diferentes animales para llamar la atención de propios y turistas, que son las piedras que hoy en día restaura la administración municipal.

Annelise Barriga Ramírez/EL PILÓN