Una de cada seis personas sufre de Osteoporosis

Osteoporosis en adulto mayor


La osteoartrosis es el desgaste del cartílago que cubre los extremos de los huesos. Este cartílago impide el roce y contacto directo entre ellos cuando se unen en una articulación.

Cuando el cartílago se desgasta, se daña o se rompe, los extremos desprotegidos de los huesos se friccionan, lo que provoca síntomas como:

· Dolor

· Hinchazón

· Rigidez en la articulación

· Deformidad

Inicialmente el dolor aparece en momentos de actividad, como ejercicio o tareas normales, principalmente en las articulaciones que soportan peso como la rodilla, los tobillos o la cadera. Pero cuando la enfermedad avanza, las personas empiezan a sentir dolor en otras partes del cuerpo y aun encontrándose en reposo. En esta enfermedad también se ve afectado el líquido sinovial (sustancia presente dentro de la articulación, que la protege y la lubrica) el cual pierde su viscosidad y elasticidad. La causa exacta de la osteoartrosis aún no se conoce, pero se han definido varios factores de riesgo:

· Desgaste por la edad y/o sobreuso de las articulaciones

· Aumento de la longevidad

· Genética · Estilo de vida

· Enfermedades metabólicas

· Sobrepeso

La osteoartrosis es la enfermedad articular más común, ha sido catalogada por la Organización Mundial de la Salud como un problema de salud pública, más frecuente que muchas enfermedades cardiovasculares. Aproximadamente 50% de las personas mayores de 60 años, y 80% de las personas mayores de 80 años sufren de algún grado de osteoartrosis que les causa dolor y limitación funcional.