Inicio Entretenimiento Farándula ¡De conquista! Orlando Liñán

¡De conquista! Orlando Liñán

Orlando Liñán es abogado de profesión, encontró en la música vallenata su pasión y hoy el éxito le sonríe por medio de la televisión, donde haces las veces de Diomedes Díaz. EL PILÓN / Cortesía.

Una tarde cualquiera, Herney Luna pasaba por una sala de esparcimiento del Canal RCN, de repente observó a un joven que estaba de espaldas al quien su cabellera le llegaba por debajo de los hombros, hablaba fuerte y además cantao, entonces el productor de televisión no divisó más nada sino a Diomedes Díaz o alguien muy parecido.

Así nació el sueño para Orlando Liñán y entonces se convirtió en el personaje que hoy representa al ‘Cacique de La Junta’ en la bionovela que se trasmite, entre críticas, en la televisión colombiana.

Este es un joven de Valledupar, abogado de profesión y cantante de la música vallenata. Para protagonizar a Diomedes le tocó someterse a dietas y alejarse del trago y las parrandas por las largas jornadas de grabación. Al principio su aparición en la ‘pantalla chica’ causó rechazo, Juan Bautista Escalona, quien hacía la niñez del intérprete de ‘Mi muchacho’ dejó un escalón alto de sobrepasar para Liñán y lo menos que se escuchaba en Valledupar era que no tenía la gracia, ni se parecía a Diomedes.

Posteriormente la novela presentó escenas incluyendo el consumismo de drogas, alcohol y mujeres de la vida fácil, “eran muy dolorosas para mí, pero la idea era contarlas para que la niñez no vuelva a cometer esos errores, ese punto lo dejó claro Diomedes en su relato”, declaró Orlando Liñán en entrevista con EL PILÓN.

El tiempo fue pasando, los capítulos avanzaron y entonces las críticas se convirtieron en elogios, el actor de 26 años se convirtió en un ídolo a nivel nacional y pasó de presentarse cuatro veces al mes con su agrupación a 12 y hasta 15.

“El éxito le llegó sentado”, dicen los amantes del folclor en la capital del Cesar porque Orlando nunca buscó el papel, menos era imitador y ni un vínculo familiar tuvo con Diomedes Díaz.

Las grabaciones de la serie no han terminado, Orlando sigue la rutina y la comparte con sus actividades musicales por toda Colombia.

Al ruedo

Antes de perder la ‘fiebre’ con el personaje de Diomedes Díaz, Orlando Liñán entrega una nueva canción al mundo de la industria musical.

Se titula ‘Te conquisto’ y es el primer sencillo con el acordeón del rey vallenato, Romario Munive, sobrino de Omar Geles.

“Que yo a ti te conquisto mientras él te deja, porque a ti esa peleadera a ti te está cansando, si yo te pico el ojo es un santo y seña, quiero tenerla dicha de tenerte en mis brazos”, dice un estribillo del sencillo que ya es éxito en las redes sociales.

Fue grabada en ciudades como Valledupar, Bogotá y Santa Marta, participan músicos como Luis Ángel ‘El Papa’ Pastor, integrante del grupo de Carlos Vives. El lanzamiento oficial está programado para hoy viernes con una rueda de prensa con medios de comunicación en Valledupar pretende despegar en el mundo vallenato.

“No puedo cometer el error y dejar pasar el tiempo, estamos en la hora indicada de entregar una canción propia de Orlando Liñán porque tengo un estilo diferente a Diomedes Díaz, espero tenga la gloria de Dios y llegue al gusto de todos los seguidores del vallenato y ‘orlandistas’ que siempre me han acompañado”, declaró Liñán.

En su cuenta de Instagram (orlandolinan) acumula más de 257 mil seguidores y desde ella hizo la expectativa de la canción en compañía de la actriz Kimberly Reyes.

Orlando Liñán apareció en el vallenato tras grabar una producción con el acordeón de Hugues Martínez Jr., después fue compañero de Franco Argüelles y luego hizo pareja con Felipe ‘Pipe’ Villabona. Ahora tiene como compañero a Romario Munive.

“No puedo cometer el error y dejar pasar el tiempo, estamos en la hora indicada de entregar una canción propia de Orlando Liñán porque tengo un estilo diferente a Diomedes Díaz”.

El ‘Timbre original’ entregará su nueva canción a los medios de comunicación en Valledupar después de las 8:00 de la mañana en el Hotel Sicarare.

Carlos Mario Jiménez

No hay comentarios