19 septiembre, 2018

«Yo, Lucas»: el descarado autorretrato de un borracho

Luego de 7 años de entrevistas y un proceso en alcohólicos anónimos, Yo, Lucas sale al ruedo cinematográfico. Este documental colombiano se estrenará este jueves 20 de septiembre, esta dirigido por Lucas Maldonado y contará sobre «las peripecias, y desencantos, que genera estar acompañados de un borracho«. Señal Colombia hace un paneo  sobre el tema principal de esta producción: el […]

  1. Luego de 7 años de entrevistas y un proceso en alcohólicos anónimos, Yo, Lucas sale al ruedo cinematográfico.

Este documental colombiano se estrenará este jueves 20 de septiembre, esta dirigido por Lucas Maldonado y contará sobre «las peripecias, y desencantos, que genera estar acompañados de un borracho«.

Señal Colombia hace un paneo  sobre el tema principal de esta producción: el alcohol: pero antes, indica que según el Ministerio de salud, 35% del total de consumidores entre 12 y 65 años, una tercera parte de estos, presenta consumo de alcohol altamente prejudicial. ¿ Qué se quiere decir con esto? que uno de cada tres consumidores de licor llegan a tocar fondo, tal cual como lo describe Maldonado.

Lo interesante del documental colombiano, es que deja muy claro 3 cosas:

  1.  el alcohol puede perjudicar a los jóvenes,  arriesgando su integridad, o llegar a un punto que pueden ignorar lo que les ha pasado durante la mitad de su vida por estar frecuentemente ebrios.
  2. Que el humor sobrelleva muchas circuntancias, y es que toda la trama esta envuelta en emociones, mientras nos muestra cómo ha vivido -y sobrevivido- uno de los borrachos más aclamados del momento: Lucas Maldonado. 
  3. Es una obra relevante por manifestar un problema que afecta a los colombianos, y el posible alcance de dicha sustancias en las relaciones familiares y de pareja.

«En este largometraje, el director se tomó el trabajo de reconstruir su historia perdida entre las mieles -a veces oscuras- del trago y las drogas, a partir de entrevistas con sus exnovias y otros allegados que vivieron con él algunos de los momentos más locos, así como dolorosos, de una persona entregada al alcohol como estilo de vida y su posterior proceso de recuperación«. Aclara David Jáuregui de Señal Colombia

Maldonado en apoyo con el productor Erwin Goggel, no utilizó las mejores cámaras profesionales y trabajó con un bajo presupuesto. Según fuentes, «solo usó una cámara, micrófono, un colchón para dialogar con sus ex parejas y sus manos para narrar con animación todos esos episodios de rumba extrema y malas decisiones«.

A continuación, una parte del sinopsis del documental, narrada por su director Lucas Maldonado: 

Tal vez sea un loco, un enfermo. Quise ser brutalmente sincero. Con mi mamá, con mi papá muerto y conmigo. Logré volver a meter a mis exnovias entre la cama para que hablaran de mí. Hice una película sobre lo prohibido y sobre mi mejor amigo muerto y logré difamarme. Hice una película, lo logré. ¿Vale la pena hacer películas?

 

¡Apoyemos el cine nacional!

Te puede interesar: «5 mujeres que han llevado el cine colombiano a otro nivel»