23 septiembre, 2019

“Yo ahora vengo, no me demoro”, fueron las últimas palabras de Francisco Díaz

Estas fueron las últimas palabras que Francisco Díaz le dijo a su madre la noche anterior de que las autoridades encontraran su cuerpo sin vida en la vía que comunica La Paz con San Diego.

En el kilómetro tres que comunica la vía La Paz con San Diego las autoridades de la zona, encontraron el cuerpo sin vida que pertenece a Francisco Javier Díaz Oñate, un joven de 19 años. El adolescente vestía jeans color negro, zapatos tipo tenis color negro marca Adidas y se encontraba sin camisa. Según lo indica la madre del joven, este había salido la noche del día anterior alrededor de las 9.00 p.m. Al ver que era la 1:00 p.m. del día siguiente y no aparecía su hijo, la señora Ingrid Johana Díaz Oñate dio aviso a la Policía.

“Yo trabajo en la mañana y él salió por la noche. Me preguntó la hora y yo le dije que faltaban cinco para las nueve, se paró y me dijo: yo ahora vengo, no me demoro. El nunca peleó con nadie, era un muchacho que no tuvo riñas con nadie. Yo quiero saber por qué le hicieron eso a mi hijo”, dijo entre lágrimas y lamento, Ingrid Díaz, la madre del fallecido.

Según las autoridades el lugar donde encontraron el cuerpo estaba totalmente solo, motivo por el cual en el momento no pudieron obtener más información. Sin embargo, el cadáver fue trasladado a la morgue de Valledupar por miembros y personal del CTI donde recibiría inspección por parte de Medicina Legal.

La tía de Francisco Oñate comentó que en la morgue les explicaron que el homicidio perpetuado obedece a un disparo de escopeta en el área de la cabeza, “Lo único que nos han informado en la morgue es que le dieron un tiro con escopeta en la cabeza, debemos esperar más detalles hasta que nos entreguen el cuerpo. Él no tenía documentos, los había dejado en la casa porque la mamá tenía su cédula. Aún se desconoce dónde ocurrieron realmente los hechos”, mencionó Madeleine Avendaño.

Según lo indican sus familiares, Francisco Díaz cuando lo llamaban para trabajar en una finca o parcela, él se iba. Era considerado como un muchacho de su casa. Por el momento, las autoridades competentes adelantan todas las investigaciones para esclarecer el asesinato.

Marian Almeida Cujia / EL PILÓN
mariamjufe@hotmail.com