7 septiembre, 2019

Vuelven las lluvias y vuelve la falta de agua

Con este fenómeno la ciudadanía tiene que enfrentar la falta del líquido en sus viviendas debido a las altas turbiedades que presenta el agua antes de su tratamiento, según explica la empresa encargada de la prestación de este servicio.

En distintos sectores de Valledupar los habitantes se han despertado con la molestia de no tener agua en sus casas. Indistintamente del barrio, ya se han presentado múltiples quejas por esta problemática.

“Por las mañana no hay y cuando llega el agua es con muy baja presión, llega muy poco del líquido”, expresó Elvira Quintero, habitante del barrio Pontevedra.

Una situación similar han experimentado en barrios como el Doce de Octubre, donde el panorama está igual con relación a la irregularidad o baja presión del líquido durante estos días, o en la Ciudadela Comfacesar, donde además aseguran que llevan más de un mes sin el servicio.

“Dicen que hay un daño en la tubería, pero eso ya tiene como un mes y si acaso llega el agua es a las 10 de la noche más o menos pero no tiene mucha presión, no alcanza a un lavamanos en el segundo piso”, aseguró Carlos Rodríguez, habitante del sector, quien hizo referencia a que hace dos semanas que no usan los baños del segundo piso.

Frente a esta situación que se vive en la ciudad, el jefe del área técnica de la empresa Emdupar, Ricardo Llanos, explicó que esta situación se desencadena inmediatamente cuando está lloviendo.

“Tenemos una planta de verano que cada vez que se presentan las altas turbiedades en la cuenca media y alta que van a nuestra planta tenemos que estar quitando el servicio para poder hacer el tratamiento”, sostuvo Llanos.

El funcionario hizo referencia a que el jueves en las horas de la noche se presentaron turbiedades por el orden de los seis mil MTU, medida optima de la turbiedad del líquido, y tan solo bajó a mil, que es cuando pueden tratar el agua, a eso de la una de la mañana a lo que se suman los tiempos en los que hacen el tratamiento y se restablece el servicio.

“Esto acompañado a que las tuberías se llenan de aire y hay que estar sacando el aire donde no hay suficiente ventosa, entonces todo eso hace que demore un día o día y medio para que se restablezca el agua”, manifestó Llanos, quien reiteró que mientras no se cuente con un embalse la ciudad va a seguir padeciendo por este motivo debido a que depende de grandes inversiones que tendrían que hacer y para las que no tienen recursos.

“Es cíclico, cada vez que llueve se presenta esa situación”, reconoció al tiempo que invitó, con pena, a la ciudadanía a que haga depósitos para que “esas dos horas de desabastecimiento de agua puedan sortearlas”.
En cuanto al tanque de almacenamiento de la planta de Emdupar, indicó que ya tiene un 96 % de avance en la obra, del que deben continuar los trabajos durante la próxima semana.

“Es una gran ayuda para todo esto porque seguramente con ese tanque vamos a tener unas tres o cuatro horas de esos problemas que se presentan en la ciudad producto de la turbiedad”, agregó Llanos.

Por: Daniela Rincones Julio / EL PILÓN
daniela.rincones@elpilon.com.co