5 junio, 2021

Virtualidad educativa, el poder de la autonomía en el aprendizaje

La virtualidad impulsó la incorporación de lenguajes tecnológicos, plataformas digitales para el trabajo compartido y la utilización de las tecnologías de la información para compartir de manera interactiva las ciencias del conocimiento en las instituciones educativas del Cesar.

Las herramientas tecnológicas han permitido que los estudiantes desarrollen habilidades para modificar y aprender de manera autónoma. 
Foto: Joaquín Ramírez.

Este viernes, El PILÓN, en alianza con instituciones de educación superior y escolar, realizó el foro virtual ‘Revolución digital en los salones de clase’. En este espacio intervinieron docentes expertos en el manejo de las tecnologías de la información y aprendizaje. Los letrados señalaron las principales transformaciones en la enseñanza a partir de la implementación de herramientas tecnológicas, y la repercusión en la formación de los estudiantes cesarenses. 

La utilización de las plataformas digitales y contenidos programáticos virtuales fueron la apuesta de las universidades y de los colegios del departamento para continuar formando a los jóvenes durante la pandemia de la covid-19, la cual obligó a suspender la presencialidad. De acuerdo con los educadores fue un “reto” para ellos transmitir los conocimientos por medio de herramientas tecnológicas que no usaban, y que los estudiantes desconocían. 

A pesar de esa dificultad no se “paralizaron” y decidieron evolucionar. Durante el evento participaron docentes con amplios conocimientos en desarrollo y cambio social, como Marcela Quintero, comunicadora social magister en comunicación, desarrollo, y cambio social de la Fundación Universitaria del Área Andina.

La experta aseveró que el país ha evolucionado en los últimos años en la implementación de las tecnologías, pero con la llegada de la pandemia el avance se hizo de manera más acelerada y con mayor fuerza en el área educativa debido a que para continuar brindándoles una formación a los jóvenes comenzaron a implementar programas “netamente virtuales y unos combinados entre la presencialidad y la virtualidad”

“En el 2020 comienzan una serie de cambios en la educación porque a los docentes les toca romper el paradigma de la comunicación directa, y remplazarla por medios virtuales a través de plataformas como Google Meet, Zoom, entre otras. Esas herramientas nos ayudaron a que siguiéramos conectados como sociedad en medio de un distanciamiento físico”, comentó Quintero.

Lea también: ¿Cómo hacer del aprendizaje en casa un espacio amigable para los niños?

Agregó que la tecnología le permitió a los educadores seguir “tejiendo los sueños de jóvenes que desean convertirse en profesionales”, por medio de elementos audiovisuales y herramientas interactivas con las que los estudiantes cesarenses pudieron apoyarse académicamente para comprender las temáticas tratadas de cada una sus carreras.  

LOS DESAFIOS 

María Olarte, comunicadora social y periodista magister en educación de la Universidad Sergio Arboleda, señaló que uno de los desafíos del uso de la virtualidad es la adaptación de los estudiantes a este nuevo mecanismo de aprendizaje, debido a que desde temprana edad la presencialidad es el método por el cual se imparte la enseñanza, y el cambio repentino de esa metodología causó traumatismos en algunos jóvenes. 

Por tal razón, una forma para ayudar a los estudiantes a adaptarse es el acompañamiento tanto a ellos como a los padres de familia, y demás miembros que intervienen en la formación de los jóvenes. Acotó que a pesar de que “estamos rodeados por tecnología, la parte humana no se debe quedar de lado”

Agregó que el alma máter dispuso de una red de apoyo psicológica para los estudiantes, profesores y los acudientes. 

JÓVENES CAPACES

Nuevas estrategias educativas, la innovación en los procesos, la incorporación del teletrabajo y la utilización de plataformas de formación han provocado que los jóvenes adquieran la “autonomía para el aprendizaje”, según Erick Martínez, ingeniero de sistemas y magister en educación de la Fundación Universitaria San Martín, sede Valledupar. 

Le puede interesar: Profesores del Cesar se formarán en ‘pensamiento computacional desconectado’, ¿qué es?

“Los jóvenes adquirieron competencias más avanzadas para el aprendizaje debido a que actualmente procesan la información que es transmitida a través de plataformas digitales interactivas. Han desarrollado esa faceta y se han empoderado de esos procesos académicos, un avance que no se debe dejar atrás incluso si se vuelve a las aulas”, explicó Martínez. 

Así mismo, Jorge Avíla Urrea, rector del Gimnasio del Norte, precisó que los estudiantes cuentan con un entendimiento más amplio sobre las tecnologías en comparación a años anteriores. Esto se debe a que actualmente tienen a su disposición diferentes herramientas tecnológicas y portales virtuales que antes no se les eran suministrados. 

Destacó que la pandemia no solo puso a prueba a los docentes en la construcción de nuevas estrategias educativas, sino que obligó a que los canales de comunicación fueran asertivos para el entendimiento de los aspectos familiares que influyen en el rendimiento académico de los estudiantes. 

Agregó que el sector educativo ha demostrado “resiliencia en medio de la pandemia” porque siguió adelante con la formación de los jóvenes”.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN