1 junio, 2020

“Venimos trabajando por mejorar la participación del Cesar en los programas de vivienda”: Minvivienda

La idea es lograr que familias que hoy no han podido hacerse a su propia casa por problemas económicos logren con mayor facilidad el cierre financiero y así poder cumplir su sueño de ser propietarios.

Serán 200 mil viviendas que los beneficiarios podrán comprar con estos subsidios y con los cuales el Gobierno nacional busca reactivar la economía del país y ayudar a la dinamización de ese sector. Joaquín Ramírez/EL PILÓN

El anuncio del Gobierno nacional de que en los próximos dos años designará 100 mil subsidios para familias con ingresos menores a cuatro salarios mínimos,que quieran adquirir una Vivienda de Interés Social, VIS; y otros 100 mil subsidios No Vis adicionales para familias de cualquier nivel de ingreso, que quieran adquirir una vivienda, que no supere los 490 millones de pesos, fueron explicados de manera minuciosa por el jefe de Gabinete del Ministerio de Vivienda, el vallanato Camilo Quiroz en entrevista con EL PILÓN.

En este tipo de programas siempre las grandes ciudades como Barranquilla, Cali o Bogotá son las que más se benefician. ¿Cómo pueden entrar a competir ciudades intermedias como Valledupar y los municipios de sexta categoría?

Todos los programas de subsidios para compra de vivienda que ha implementado el Gobierno nacional han tenido impacto en los 32 departamentos del país, el Cesar y Valledupar no son la excepción. De las 6.553 unidades de Vivienda de Interés Social, VIS, vendidas en el departamento en los últimos cuatro años, 2.039 recibieron subsidios del programa Mi Casa Ya; es decir, que una de cada tres viviendas adquiridas por una familia cesarense contó con el apoyo del Estado.

Por otra parte, el programa de Viviendas Gratuitas también arroja en el departamento resultados positivos: recibió el 4.2 % (4.078 unidades) del total de viviendas gratis entregadas en el país pese a que en este departamento vive el 2.6 % de la población colombiana. Por donde se le mire, el Cesar y Valledupar han mantenido una presencia significativa en todos los programas liderados por el Ministerio de Vivienda y venimos trabajando arduamente por mantener, e incluso mejorar, esta misma dinámica.

¿En qué consiste el subsidio para No VIS?

A partir del segundo semestre del 2020, cien mil subsidios estarán disponibles para todos aquellos hogares que, independientemente de su nivel de ingreso, deseen comprar una vivienda en cualquier ciudad del país cuyo valor sea superior al de una vivienda de interés social e inferior a 490 millones de pesos (500 smlmv).

Los beneficiarios de este subsidio recibirán una ayuda mensual, en dinero, de $440.000 durante los primeros siete años del crédito, lo que significa que el valor total del subsidio es de aproximadamente 37 millones de pesos.

Así las cosas, si una familia desea comprar una vivienda de 200 millones y ya cuenta con el 30 % de la cuota inicial, sin subsidio la cuota mensual le quedaría en cerca de $929.000 pesos mensuales a 30 años y con el nuevo subsidio bajaría hasta los $480.000 pesos, aproximadamente.

¿Por qué decidieron cambiar a vivienda subsidiada y no a programas gratis? ¿No dieron buenos resultados las casas gratis?

El programa de Viviendas Gratis ha tenido resultados positivos y el gobierno del presidente Duque ha invertido recursos importantes tanto para culminar los proyectos que venían en construcción como también para mejorar y fortalecer la convivencia ciudadana al interior de esos complejos. Sin embargo, ese tipo de programas han presentado algunas falencias especialmente porque al ser subsidios a la oferta se obliga a los beneficiarios a tener que vivir en un lugar que ellos no eligieron, sacándolos de su comunidad, separándolos de su familia y de su entorno. En contraste, los subsidios de Mi Casa Ya son subsidios a la demanda, y por lo tanto, le permiten a la persona escoger la vivienda de su preferencia en el lugar que quiera y del valor que esté acorde a sus capacidades. Tiene, desde ese punto de vista, una gran ventaja.

Adicionalmente, solamente las 130.000 viviendas gratis le costaron al Gobierno nacional alrededor de 7.8 billones de pesos, mientras que, por ejemplo, este nuevo paquete de 200.000 subsidios para VIS y NO VIS tiene un costo aproximado de 6.8 billones de pesos. Es decir, con menos recursos estamos llegando a más hogares y le estamos dando la posibilidad a los beneficiarios de que sean ellos los que escojan donde vivir.

¿En vivienda rural cómo va el tema? Teniendo en cuenta que se requiere vivienda en esas poblaciones para evitar que la gente siga migrando a las ciudades a engrosar los cordones de miseria.

El Plan Nacional de Desarrollo (Ley 1955 de 2019, artículo 255) le asignó al Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, la facultad de diseñar un plan para la efectiva implementación de una política de vivienda rural que permita disminuir el déficit habitacional en la zona rural, mediante soluciones de viviendas adecuadas al entorno rural, regional y cultural.

Bajo este contexto nos encontramos diseñando una política de vivienda rural basada en cuatro pilares que incluyen: eficiencia en el modelo operativo (sin tantos intermediarios, como pasaba anteriormente); diálogo social y participación; diseño participativo y regionalización de los proyectos.


En entrevista con EL PILÓN, el jefe de Gabinete del Ministerio de Vivienda, Camilo Quiroz Hinojosa, explicó el anuncio del Gobierno nacional de nuevas facilidades para obtener vivienda a en medio de la emergencia que se presenta en el país por el coronavirus. Cortesía/EL PILÓN.

Cuénteme mayores detalles

Para lo anterior se está adoptando una estrategia de focalización en la selección de los beneficiarios que contiene dos aspectos: uno territorial, bajo el cual los municipios priorizados serán aquellos con bajos indicadores de pobreza multidimensional, déficit cuantitativo y cualitativo de vivienda y con un alto número de población víctima del conflicto armado; y uno poblacional en donde la selección de hogares respete el enfoque diferencial (madres cabeza de familia, comunidades étnicas, personas de más bajos ingresos, entre otros aspectos). Con esto lograremos que la población rural vaya cerrando brechas y solucionando sus altos índices de déficit habitacional, así como también ayudaría a disminuir la diáspora de habitantes del campo hacia la ciudad.

Aquí es importante mencionar que en la zona rural se viene haciendo un gran esfuerzo no sólo en materia de vivienda, sino también en temas de acueducto y saneamiento básico. Hoy, por ejemplo, ya es un hecho el acueducto de Casacará en el municipio de Codazzi, con una inversión de 12 mil millones de pesos, beneficiará a más de 6.000 habitantes de la zona rural dispersa. Además, se viene trabajando sin cesar y de la mano con el alcalde de Valledupar en la solución de agua para toda la zona corregimental del municipio, lo cual será el mejor legado que se les dejará a los habitantes de la zona rural de Valledupar. El primer corregimiento beneficiado con un sistema completo y funcional de acueducto será Patillal, el cual ya cuenta con el proyecto estructurado y los recursos asegurados.

Con este tiempo de pandemia ¿cuáles son las expectativas del Gobierno frente a este programa, teniendo en cuenta que muchas personas pensarán primero en comida y no en vivienda?

Con este paquete de 200.000 subsidios para la compra de vivienda, el Gobierno nacional persigue dos objetivos: la generación de al menos 342.000 empleos que ayuden a la reactivación de la economía y, así mismo, lograr que familias que hoy no han podido hacerse a su propia casa por problemas económicos logren con mucha mayor facilidad el cierre financiero y así poder cumplir su sueño de ser propietarios. Con los 100.000 subsidios FRECH para viviendas NO VIS buscamos estimular la adquisición de viviendas nuevas a todos aquellos que, teniendo recursos para invertir, les vienen dando diferentes usos.

ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN Annelise.barriga@elpilon.com.co