9 septiembre, 2021

Vehículos autónomos: el futuro de la conducción de los carros no será humano

La forma de transportarse cambiará con la llegada de los vehículos autónomos, no necesitarán de un conductor humano, no tendrán ningún problema ni riesgo para desplazarse.

La forma de transportarse cambiará con la llegada de los vehículos autónomos, lo que disminuirá el costo del transporte y los viajes en carro serán productivos.

Los nuevos vehículos no necesitarán de un conductor humano, no tendrán ningún problema ni riesgo para desplazarse puesto que contarán con un sistema técnico de satélites, computadores y sensores.

El director del proyecto de la empresa Waymo de Google manifestó que han fabricado el más experimentado conductor urbano, que opera de manera remota sin intervención humana.

Según reportó El Heraldo, el director del proyecto ha fabricado el más experimentado conductor urbano, que opera de manera remota sin intervención humana.
Para alcanzar el objetivo se realizó un estudio de cómo se conducen los vehículos, utilizando bases de datos con experiencias de manejo de más de 20 millones de millas en las carreteras y más de 20 mil millas de simulaciones para analizar las operaciones que hace un carro normal en cualquier carretera. Se ha llegado a un modelo que ofrece seguridad en las ciudades y en las autopistas.

Los experimentos para que este proyecto sean una realidad se han llevado a cabo mayormente en San Francisco, donde hay vehículos autónomos que manejan 100 mil millas por semana, sin contratiempos.

Los carros cuentan con un equipamiento integrado por sensores complementarios, radares, cámaras con 360 grados de cobertura alrededor del vehículo día y noche, y se pueden conducir en las peores condiciones de tempestad y niebla sin problemas.

El sistema de computación es muy poderoso y está conectado satelitalmente a una red de computadores que tiene toda la información en tiempo real de la situación de las vías. El vehículo va tomando decisiones cada vez más inteligentes de acuerdo a la información almacenada del tráfico día a día, y además hace análisis de posibles dificultades. Eso le permite reaccionar inmediatamente sin intervención humana.
Por ejemplo, puede advertir la presencia de un perro en la calle y tomar la decisión de esquivarlo.

Entre los beneficios que trae consigo este proyecto es que los gastos en transporte disminuirán, puesto que el vehículo no requiere de mano de obra humana; los pasajeros podrán trasladarse de forma segura y además realizar diversas actividades como dormir, ver películas, mirar el paisaje y conversar durante su viaje.

Los experimentos para perfeccionar este medio de transporte continuarán para que sea posible su comercialización.
El futuro de la conducción de los carros no será humano, serán vehículos autónomos que estarán en las calles de las ciudades y en las carreteras.