1 febrero, 2019

Un emprendedor que se ha amañado en este barrio

En Villa Olga reside en compañía de su familia, cuyos integrantes también llegaron procedentes de otras ciudades de Colombia y se han adaptado con mucha tranquilidad a esta ciudad.

Vázquez tuvo su preparación con el Sena para enfocar el negocio que hoy dirige.

Precisamente en este lugar ha dado rienda suelta a su negocio con lo cual ya genera empleo a dos personas más.

Oriundo de Pereira en el departamento de Risaralda, Albeiro Vázquez encontró hace seis años en Villa Olga un lugar agradable para vivir tras llegar a Valledupar, de donde es nativo su progenitor.

“Es un barrio muy amañador, muy chévere, la comunidad es muy agradable”, expresó Vázquez, quien ha tenido precisamente allí la oportunidad de formar su propia empresa.

Con Unilimpia ha constituido su propio negocio con el que se encarga de producir, empacar y distribuir materiales para la limpieza de diferentes superficies como el porcelanato.

Ya completa cinco años y medio desde que dio rienda suelta a este emprendimiento que le permite a su vez generar empleo puesto que ya cuenta con dos colaboradores que trabajan con él.
Su llegada a esta ciudad tuvo gran incidencia en que tomara la determinación de crear su propio negocio, ya que fue la alternativa para sostenerse desde que llegó a la capital del Cesar.

Paulatinamente ha logrado adquirir una gran clientela con la que suma alrededor de 150 compradores de sus productos, quienes varían entre tenderos, locales comerciales y sus propios vecinos.

Aunque el proceso de emprender no ha sido fácil, ha tenido la oportunidad de sostenerse a partir de la labor que adelanta con mucha dedicación y entrega, y con la indudable pasión que debe sentir alguien por su propia iniciativa.

Por el momento, cree que se hace necesario más apoyo a la microempresa que vaya más allá del factor económico al aspecto teórico, de modo que los emprendedores así como Albeiro se puedan capacitar mucho más para asumir los desafíos que traen consigo estos negocios.

Anteriormente se desempeñaba como asesor d ventas con útiles escolares, pero esa faceta quedó atrás. Entre tanto, espera que su empresa siga creciendo y así poder generar más empleos, al tiempo que continúa su preparación para fortalecer su negocio.

Sobre Villa Olga espera que se mejoren también algunos aspectos como el de la seguridad, algo que para él es una falencia porque se presentan muchos atracos en el sector.