Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 24 abril, 2010

TROVADOR DEL VALLENATO

EL MAESTRO ESCALONA: Por: Dr. Walter Arias Jaca – Huesca – España Rafael Escalona —compositor y letrista de los cantos vallenatos. La fecha del nacimiento del Maestro es un laberinto donde encontramos diferentes fechas al natalicio; un documento de la diócesis de Valledupar, figura nacido el 27 de mayo de 1925; en la cédula de […]

EL MAESTRO ESCALONA:

Por: Dr. Walter Arias
Jaca – Huesca – España

Rafael Escalona —compositor y letrista de los cantos vallenatos. La fecha del nacimiento del Maestro es un laberinto donde encontramos diferentes fechas al natalicio; un documento de la diócesis de Valledupar, figura nacido el 27 de mayo de 1925; en la cédula de ciudadanía en el número 3.130.113, aparece con fecha 26 de mayo de 1926 y otros lo registran el 27 de mayo de 1927.
De todos modos, no es relevante la fecha de su nacimiento para valorar su magna obra musical, ni para destacarlo y colocarlo en el pedestal más alto del folclor Vallenato, como el más prominente compositor de este género musical. El paseo vallenato fue disgregado del sancocho de ritmos existente entre la puya, merengue y del son. Al inicio el ritmo del paseo y el ritmo del son, no se diferenciaban por tener el mismo compás. El Maestro Escalona intervino en la diferenciación musical de los dos ritmos con sus cantos en aire de paseo, ya que inicialmente se les llamó indiscriminadamente sones, llegando algunos a afirmar que estos dos ritmos vallenatos se originaron de las melodías indígenas de los arahuacos de la Sierra Nevada de Santa Marta.
La popularidad del Maestro Escalona hizo que la música con acordeón de origen popular y raíces rurales, se extendiera por toda Colombia y el extranjero.
Su primera composición la hizo a los 15 años, dedicada a su profesor Castañeda. Con su obra creó un universo habitado de personajes de su entorno y afectos, donde sus tonadas relatan las crónicas de la región, conservando la memoria popular. Desde muy joven se dedicó a seguir los pasos de los trovadores y juglares de la región que cantaban versos, contando noticias de otros lugares.
Los temas de los cantos de Escalona están descritos de la poesía popular, que es la médula espinal del vallenato clásico costumbrista, es el género en el cual Escalona ha sido inmejorable, donde el trovador cumple con la difusión del lenguaje popular, donde los vocablos de sus composiciones adquieren un carácter mas universal que local, por el contenido sentimental de sus letras. Recopila hechos reales, anécdotas, historia y fábulas modificadas por las tradiciones de los pueblo con una nueva versión, pero que enriquecen la originalidad verídica.
Al Maestro Escalona hay que considerarlo un guardián del patrimonio cultural del país, con un gran legado musical que deja representado por un sonido clásico que no debemos olvidar, pero además, deja abierta la oportunidad para adaptarnos a los nuevos tiempos del Vallenato.
La existencia de los cantos de Escalona en el interior de Colombia, se hace con música de guitarra de Guillermo Buitrago; continuada por el trío de Julio Bovea y sus Vallenatos que llevaron los cantos fuera del país. La sonora Matancera y el trío Rosa de Cuba grabaron sus canciones. En la década de los 60 – La Faraona, como se le conocía a Lola Flores, le grabó La casa en el aire y El testamento, y la hija menor del Clan Flores, la cantante Rosario Flores, graba nuevamente en ritmo de rumba flamenca La casa en el aire. El grupo Triana grabó el pobre migue, en trova flamenca, que fue un éxito total. El Maestro Escalona fue un excelente compositor, poeta, trovador, juglar, parrandero y amigo de sus amigos. Hoy nos ha dejado una música vallenata con bases sólidas, sonido popular de eco universal.
Frases célebres y anécdotas famosas del Maestro Escalona: Una vez dijo:” el vallenato era como el bostezo que se transmitía de boca en boca”… Afirmó categóricamente el significado emotivo del vallenato, dijo: ”paradójicamente, nadie que yo sepa se ha quitado la vida, ni siquiera se ha cortado un dedo oyendo vallenato por borracho que se muestre. Si hay alguna víctima en parrandas vallenatas, debe ser causada por otras circunstancias, y no motivada por el mensaje de nuestra música.
Dijo una vez, sobre la existencia del quinto ritmo de la música vallenata: ”Parida la criatura hay que ponerle un nombre, un apodo, lo que sea pero hay que llamarle de algún modo, ¡vamos a bautizar al pelao!”… Este nuevo y polémico formato del vallenato  está representado en el compás 4/4, que es el mismo compás del bolero, por eso suelen llamarle “bolero vallenato”.
Una vez, le solicité que le dedicara un CD a un amigo que yo tenía en Barcelona (España) que le gustaban sus cantos vallenatos, me preguntó que como se llamaba y que oficio tenía, le contesté que era medico dedicado a la hepatología y de nombre Miquel Brugueras y sobre la carátula del CD le escribió: Dr. Brugueras, ”mándeme hígado que yo le mando corazón”. Que hermosa frase, por su contenido y significado comprendido en dos palabras.
El premio Nóbel, Gabriel García Márquez, cita en Cien Años de Soledad, refiriéndose a los vallenatos: ”Escalona es una vaina, Cien años de Soledad es un vallenato. Lo que ocurre es que yo para hacerlo tengo que escribir trescientas cincuenta páginas y Rafael lo hace en tres estrofas. ¡Que friega!”. Escalona en sus cantos nos dejó grabada parte de nuestra historia, donde cuenta las crónicas de su entorno Caribe, con el misterio de una tierra de mitos, leyendas y costumbres que nutren las letras y melodías de sus paseos vallenatos.

Columnista
24 abril, 2010

TROVADOR DEL VALLENATO

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Walter José Arias Almenares

EL MAESTRO ESCALONA: Por: Dr. Walter Arias Jaca – Huesca – España Rafael Escalona —compositor y letrista de los cantos vallenatos. La fecha del nacimiento del Maestro es un laberinto donde encontramos diferentes fechas al natalicio; un documento de la diócesis de Valledupar, figura nacido el 27 de mayo de 1925; en la cédula de […]


EL MAESTRO ESCALONA:

Por: Dr. Walter Arias
Jaca – Huesca – España

Rafael Escalona —compositor y letrista de los cantos vallenatos. La fecha del nacimiento del Maestro es un laberinto donde encontramos diferentes fechas al natalicio; un documento de la diócesis de Valledupar, figura nacido el 27 de mayo de 1925; en la cédula de ciudadanía en el número 3.130.113, aparece con fecha 26 de mayo de 1926 y otros lo registran el 27 de mayo de 1927.
De todos modos, no es relevante la fecha de su nacimiento para valorar su magna obra musical, ni para destacarlo y colocarlo en el pedestal más alto del folclor Vallenato, como el más prominente compositor de este género musical. El paseo vallenato fue disgregado del sancocho de ritmos existente entre la puya, merengue y del son. Al inicio el ritmo del paseo y el ritmo del son, no se diferenciaban por tener el mismo compás. El Maestro Escalona intervino en la diferenciación musical de los dos ritmos con sus cantos en aire de paseo, ya que inicialmente se les llamó indiscriminadamente sones, llegando algunos a afirmar que estos dos ritmos vallenatos se originaron de las melodías indígenas de los arahuacos de la Sierra Nevada de Santa Marta.
La popularidad del Maestro Escalona hizo que la música con acordeón de origen popular y raíces rurales, se extendiera por toda Colombia y el extranjero.
Su primera composición la hizo a los 15 años, dedicada a su profesor Castañeda. Con su obra creó un universo habitado de personajes de su entorno y afectos, donde sus tonadas relatan las crónicas de la región, conservando la memoria popular. Desde muy joven se dedicó a seguir los pasos de los trovadores y juglares de la región que cantaban versos, contando noticias de otros lugares.
Los temas de los cantos de Escalona están descritos de la poesía popular, que es la médula espinal del vallenato clásico costumbrista, es el género en el cual Escalona ha sido inmejorable, donde el trovador cumple con la difusión del lenguaje popular, donde los vocablos de sus composiciones adquieren un carácter mas universal que local, por el contenido sentimental de sus letras. Recopila hechos reales, anécdotas, historia y fábulas modificadas por las tradiciones de los pueblo con una nueva versión, pero que enriquecen la originalidad verídica.
Al Maestro Escalona hay que considerarlo un guardián del patrimonio cultural del país, con un gran legado musical que deja representado por un sonido clásico que no debemos olvidar, pero además, deja abierta la oportunidad para adaptarnos a los nuevos tiempos del Vallenato.
La existencia de los cantos de Escalona en el interior de Colombia, se hace con música de guitarra de Guillermo Buitrago; continuada por el trío de Julio Bovea y sus Vallenatos que llevaron los cantos fuera del país. La sonora Matancera y el trío Rosa de Cuba grabaron sus canciones. En la década de los 60 – La Faraona, como se le conocía a Lola Flores, le grabó La casa en el aire y El testamento, y la hija menor del Clan Flores, la cantante Rosario Flores, graba nuevamente en ritmo de rumba flamenca La casa en el aire. El grupo Triana grabó el pobre migue, en trova flamenca, que fue un éxito total. El Maestro Escalona fue un excelente compositor, poeta, trovador, juglar, parrandero y amigo de sus amigos. Hoy nos ha dejado una música vallenata con bases sólidas, sonido popular de eco universal.
Frases célebres y anécdotas famosas del Maestro Escalona: Una vez dijo:” el vallenato era como el bostezo que se transmitía de boca en boca”… Afirmó categóricamente el significado emotivo del vallenato, dijo: ”paradójicamente, nadie que yo sepa se ha quitado la vida, ni siquiera se ha cortado un dedo oyendo vallenato por borracho que se muestre. Si hay alguna víctima en parrandas vallenatas, debe ser causada por otras circunstancias, y no motivada por el mensaje de nuestra música.
Dijo una vez, sobre la existencia del quinto ritmo de la música vallenata: ”Parida la criatura hay que ponerle un nombre, un apodo, lo que sea pero hay que llamarle de algún modo, ¡vamos a bautizar al pelao!”… Este nuevo y polémico formato del vallenato  está representado en el compás 4/4, que es el mismo compás del bolero, por eso suelen llamarle “bolero vallenato”.
Una vez, le solicité que le dedicara un CD a un amigo que yo tenía en Barcelona (España) que le gustaban sus cantos vallenatos, me preguntó que como se llamaba y que oficio tenía, le contesté que era medico dedicado a la hepatología y de nombre Miquel Brugueras y sobre la carátula del CD le escribió: Dr. Brugueras, ”mándeme hígado que yo le mando corazón”. Que hermosa frase, por su contenido y significado comprendido en dos palabras.
El premio Nóbel, Gabriel García Márquez, cita en Cien Años de Soledad, refiriéndose a los vallenatos: ”Escalona es una vaina, Cien años de Soledad es un vallenato. Lo que ocurre es que yo para hacerlo tengo que escribir trescientas cincuenta páginas y Rafael lo hace en tres estrofas. ¡Que friega!”. Escalona en sus cantos nos dejó grabada parte de nuestra historia, donde cuenta las crónicas de su entorno Caribe, con el misterio de una tierra de mitos, leyendas y costumbres que nutren las letras y melodías de sus paseos vallenatos.