18 junio, 2021

¡Superintendente, mire el dolor de cabeza del Rosario Pumarejo!

Que el médico anestesiólogo  Manuel del Castillo, quien es hijo de médico y hermano de médico, todos trabajadores incansables de la salud y con un buen nombre que les acompaña, más el aprecio de Valledupar, dé unas declaraciones donde señala una parte de lo que ha venido sucediendo en el Hospital Rosario Pumarejo de López,  […]

Que el médico anestesiólogo  Manuel del Castillo, quien es hijo de médico y hermano de médico, todos trabajadores incansables de la salud y con un buen nombre que les acompaña, más el aprecio de Valledupar, dé unas declaraciones donde señala una parte de lo que ha venido sucediendo en el Hospital Rosario Pumarejo de López,  es un tema para analizar y tener en cuenta, un tema que debe poner a Valledupar y al Cesar a pensar.

 Es inocultable que el Rosario Pumarejo de López es un dolor de cabeza para el cual no existen medicamentos que lo alivien y que amerita la presencia con soluciones del organismo rector de la salud, es decir, la Superintendencia Nacional de Salud, es decir, del señor superintendente Fabio Aristizabal. 

Lo invito a que usted como superintendente del sector salud vea el video donde se expresa el médico Manuel del Castillo y otros profesionales de la salud sobre la crisis de nuestro hospital.

Doctor Aristizabal, para que usted conozca, el médico Manuel del Castillo, a quien cariñosamente muchos en Valledupar conocemos como ‘Manolo’, además de ser criado en el barrio Villalba de Valledupar, primero, no es político; segundo, no tiene afanes de protagonismo; tercero, solo tiene un perfil alto en su profesión; cuarto,  vive únicamente de su profesión, y quinto, además de ser un buen profesional, es un tipo decente y que no tiene por qué  decir mentiras. 

Manuel ‘Manolo’ del Castillo además de ser un buen anestesiólogo en nuestra ciudad, tiene un hermano cardiólogo con  reconocimiento en Bogotá y es hijo de un médico veterano y pionero en nuestra región. El doctor Manolo no tiene nada contra nadie en lo público, ni su familia vive de la política. Lo de ellos es únicamente la medicina. 

Doctor Aristizabal, el llamado es a usted como súper de la salud: escuche a  la Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación (Scare) y al Sindicato de Anestesiólogos Unidos y Talento en Salud del Cesar (Anessalud), que denunciaron que a los anestesiólogos del Rosario Pumarejo les adeudan de lo que viven. 

Vea, superintendente, la crisis no es posible barrerla más para ocultarla debajo del tapete, usted y la entidad a su cargo no tienen la culpa de lo que está pasando, pero es usted el único que puede mirar cómo plantear un plan que evite que siga la debacle. 

Como ya se ha dicho, los anestesiólogos señalan que la situación es imposible de sostener por más tiempo. De acuerdo con el doctor Manuel del Castillo,  “en este año, lo que llevamos del 2021, solamente hemos recibido un sólo pago”

Superintendente, en el mismo video al que hago referencia salen dando declaraciones la médica anestesióloga Ketty Maestre y el médico anestesiólogo Mauricio Rafael Chinchilla, ambos laboran o han laborado en el Rosario Pumarejo de López. Trabajadores de su profesión, sin ningún afán distinto a trabajar por la salud.

Superintendente, venga a Valledupar y siéntese con el gobernador, para ver si lo atiende, y sin nada distinto a decir las cosas por su nombre se busquen soluciones reales y no pañitos de agua tibia. Sí, ya usted vino a ver el tema, pero por favor vuelva con contundencia y un plan claro.

La crisis del hospital es por todos lados, seguramente no es de hoy, seguro es un acumulado de cosas, pero hace rato estalló y una gerente como la que está no la va a solucionar. Usted sabe, superintendente, que esto del Rosario Pumarejo de López anda es grave, con todo respeto, Valledupar y el departamento del Cesar merecen más atención. El llamado de los anestesiólogos y demás especialistas es serio y coherente, que merece ser oído.