Publicidad
Judicial - 23 noviembre, 2022

Sujetos presuntamente ayudaban a reclusos a extorsionar en el Cesar

La Fiscalía imputó cargos a cuatro personas que presuntamente en complicidad con los privados de la libertad realizaban llamadas extorsivas en el Cesar.

Los implicados fueron detenidos por orden judicial.
Los implicados fueron detenidos por orden judicial.

La Fiscalía imputó cargos a cuatro personas que presuntamente en complicidad con los privados de la libertad realizaban llamadas extorsivas a ciudadanos del departamento del Cesar.


Estos son Angie Paola Orozco, Erick Alberto Mercado González, Mileydi Andrea Ballesteros Rojas y María Vásquez Torres, detenidos en un operativo por orden judicial.


Según la Fiscalía 8 seccional, los procesados estarían involucrados en cuatro casos puntuales de extorsión.
En una oportunidad, por ejemplo, un delincuente que dijo pertenecer a las Autodefensas intimidó a un ciudadano y le exigió una suma de $1.700.000 que tendría que ser consignada a Erick González.


Asimismo, se logró establecer que esta persona no solo había recibido esa consignación (la de la extorsión) sino también 18 más que dieron en total de $14.938.000, es decir, que se tenía que establecer por qué no solo estaba recibiendo el dinero de la víctima sino también lo demás”, puntualizó la representante del ente acusador.


Agregó que determinaron que del total del dinero solo $1.700.000 provenía de la extorsión, pero las llamadas surgieron de la Penitenciaría de Máxima y Mediana Seguridad de Valledupar, más conocida como ‘La Tramacúa’.


Los demás procesados habrían actuado de la misma manera con otras víctimas que pusieron la denuncia.


Estas personas familiares de reclusos proporcionaban efectivamente este tipo de información de posibles víctimas para esta modalidad de extorsión”, agregó la Fiscalía.


La información era obtenida mediante directorios telefónicos o llamadas simuladas de empresas para entregarla a los reclusos de la cárcel ‘La Tramacúa’ en Valledupar, la de Cómbita en Boyacá y la cárcel La Picaleña en Ibagué.


Así las cosas, los procesados fueron responsabilizados por el delito de extorsión. Ninguno aceptó los cargos.