1 septiembre, 2014

“Soy de procesos bien hechos”: ‘Juancho’ De la Espriella

El actual compañero de Martín Elías Díaz habló con EL PILÓN de puntos como la discriminación del acordeonero por algunos cantantes en el vallenato.

En los últimos años, estudiosos y seguidores del género vallenato reprochan la interpretación de los músicos en el acordeón, debido a que no poseen estilo propio y tampoco logran identificarse cuando interpretan el instrumento, como sí lo hizo Nicolás ‘Colacho’ Mendoza, Alfredo Gutiérrez, Emiliano Zuleta Díaz, Gonzalo ‘El Cocha’ Molina, ‘Juancho’ Rois, Omar Geles, entre otros que mantienen huella en este folclor.

Juan Mario De la Espriella Salcedo, no es un acordeonero rápido como el Rey Vallenato, Juan David ‘El Pollito’ Herrera, pero sus notas transmiten lo que muchos persiguen: estilo y melodía, con esas dos características roba aplausos y elogios en cada aparición frente al público.

A principios de los años 90, hizo su primera grabación con Miguel Cabrera, después estuvo al lado de Peter Manjarrés. En el 2002, ‘Juancho’ emprendió el proceso con Silvestre Dangond durante más de diez años. La unión terminó y De la Espriella unió lazos con Martín Elías Díaz, hijo de Diomedes Díaz con quien Juan Mario había grabado en el 2003 un trabajo discográfico titulado Pidiendo vía. Así contó para EL PILÓN ‘Juancho’ De la Espriella cómo ha sido su proceso musical.

EL PILÓN: ¿Cuántos años de carrera artística?

‘Juancho’ De la Espriella: Son alrededor de 25 años de carrera artística, desde el momento que comencé a tocar acordeón, de profesional 21 años. Inicié con un cantante sabanero que se llama Miguel Cabrera, a los 18 años, grabamos tres trabajos, después viene Peter Manjarrés, Silvestre Dangond, Diomedes Díaz, Martín Elías.

EP: Después de un largo proceso con Silvestre Dangond (más de diez años), ¿cómo es su momento con Martín Elías Díaz?

JDE: Siento que nos hemos complementado mucho y se siente más ahora, tenemos tres años juntos, nos hemos conocido, tenemos un equilibrio grande, tal vez tengo un poco más de experiencia que Martín, crecimos en una generación diferente y eso ha hecho una combinación en el estilo musical. En el último producto que lanzamos, La Historia Continúa, se siente ese equilibrio musical, porque hay canciones de tipo años 80 y 90, pero también canciones modernas.

EP: Su estilo musical está muy lejos de la Dinastía Díaz, por aquello de que hacen versos, improvisan en tarima, ¿cómo hizo para adaptarse?

JDE: La base musical es la misma, ambos son estilos vallenatos. Martín es de la escuela de su papá (Diomedes Díaz) que con versos, cosas repentinas, pero yo crecí escuchando la música de Diomedes, de hecho me empiezo a formar musicalmente cuando ‘El Cocha’ Molina hacía parte de la agrupación de Diomedes. Con el tema de grabación ya había grabado con Diomedes, fui levantado en una generación de música vallenata bien hecha y eso me ha hecho manejar bien la herencia vallenata de Martín Elías, en la parte juvenil, fui uno de los pioneros con Silvestre Dangond.

EP: De los proceso con Peter Manjarrés, Silvestre Dangond y ahora Martín Elías, ¿qué puede decirnos?

JDE: Siento que Dios me trajo donde Martín Elías para bendecir. Donde más se siente el fruto es en estos momentos, tal vez los comienzos fueron difíciles en lo que se refiere al acoplamiento. Le dije a Martín Elías que soy de procesos bien hechos, no de un cd, porque lo que marca a los seguidores es la duración de un grupo.

EP: Alfredo Gutiérrez afirma “el acordeonero nuevo se desmerita él mismo, porque aprende a tocar acordeón y no vallenato”, todo esto porque acordeoneros como Rolando Ochoa se sintieron, en algún momento, relegados por el cantante. ¿Qué opina?

JDE: Yo siempre he pensado que por cuestiones naturales, y eso es una cosa que uno debe aceptar, el cantante tiene un poco más de protagonismo en lo que respecta a la música vallenata, por lo menos hoy en día. En el caso mío, Dios me ha premiado porque prácticamente en los grupos donde he estado mi nombre está a nivel del cantante. En la agrupación de Martín Elías y Juan Mario De la Espriella, en todo sentido, manejamos una igualdad y un equilibrio.

EP: Está viendo junto a Martín Elías el respaldo del público con ‘La Historia Continúa’.

JDE: Tremendamente. Con la canción Diez razones para amarte, en toda mi carrera artística, siento que se está trabajando un objetivo, mediáticamente, como lo debíamos trabajar. Es la canción más sonada en Colombia, a veces quiñamos el primer puesto con Felipe Peláez y eso se debe a que hemos hecho un trabajo profesional.

EP: ¿Hasta cuándo estará con Martín Elías?

JDE: Tengo la confianza, porque estamos viviendo el mejor momento musical, mientras Dios no disponga lo contrario, nos mantendremos unidos.

“Siento que Dios me trajo donde Martín Elías para bendecir”.

Por Carlos Mario Jiménez / EL PILÓN
carlos.jimenez@elpilon.com.co