8 julio, 2020

Seis tips a tener en cuenta para crear música en cuarentena

Adelantar el registro ante la oficina de derechos de autor, para acreditar la titularidad sobre la creación y evitar problemas por plagio. Acuerdos, autorizaciones y contratos, para construir una carrera artística segura.

Para la producción de música no es imperativa la aglomeración de personas. Hoy en día existen varias herramientas tecnológicas que permiten el intercambio de la información necesaria para producir una canción a distancia.

Lee también: El Grammy vallenato… ¡están verdes!

No obstante, desde el punto de vista legal, los artistas deberían tener en cuenta varias situaciones para evitar que los lanzamientos de sus composiciones se vean afectados por una reclamación debido a la infracción de derechos de autor y/o copyright de terceros.

Mauricio Maestre, Senior Partner de M&M Lawyers®, la firma de abogados de los artistas comparte los siguientes tips para que los artistas construyan sus carreras de manera segura:

1.Registro ante la DNDA: si vas a grabar una composición propia e inédita, debes adelantar el registro ante la oficina de derechos de autor de tu país, para acreditar la titularidad sobre tu creación y evitar problemas por plagio. En Colombia, el registro se hace en la DNDA. Un proceso que no es engorroso, teniendo en cuenta que, según la institución, el 95% de los trámites del año pasado se realizaron con éxito a través de la plataforma digital.

2. Acuerdo privado: si la compones con un grupo de compositores, es una obra en colaboración y en principio, todos los que hagan aportes intelectuales que se consideren “indivisibles” y que sean determinantes para la composición, son coautores. En estos casos, además del registro, es necesario suscribir un Acuerdo Privado en el que de mutuo acuerdo se cuantifique el aporte intelectual de cada compositor, con el fin de establecer el porcentaje de titularidad sobre las utilidades derivadas de la explotación de los derechos patrimoniales. Esto es lo que usualmente se conoce como un “Split”.

3. Autorización para grabar: los autores y compositores tienen la facultad exclusiva de autorizar y/o prohibir el uso de sus creaciones. En ese sentido, siempre debes contar con su autorización o la de su Editora, para poder grabar y posteriormente comercializar. Si es un cóver puedes acudir a ACODEM para que te informen cuál es la editora que representa al compositor de determinada obra musical y tramitar la licencia correspondiente.

4. Contratar a un Productor Musical: en este punto es determinante dejar las reglas claras desde un principio.  Es recomendable contratar a los productores bajo la modalidad de obra por encargo o work made for hire. Esto implica una transferencia de los derechos sobre los arreglos musicales que éste cree mientras presta sus servicios de dirección, musicalización y/o creación de arreglos musicales. Usualmente se le paga un precio fijo y un porcentaje sobre las utilidades del máster y/o fonograma.

No dejes de leer: Sayco y empresarios acuerdan tarifas para conciertos virtuales

5. Suscribir contratos: los músicos también cuentan con la facultad de autorizar y/o prohibir la fijación de sus ejecuciones musicales. Son artistas ejecutantes. Es recomendable suscribir contratos en los que estas autorizaciones y otros aspectos determinantes sean abordados. También se utilizan los contratos bajo la modalidad de obra por encargo o work made for hire, pues usualmente los músicos de grabación ceden sus derechos al momento de grabar una producción y reciben un pago único al momento de grabar. Esto, con el fin de que quien contrata sus servicios pueda utilizar con cierta libertad estas ejecuciones o interpretaciones. No necesariamente implica la renuncia al pago de regalías, o al menos no de todas ellas. La Ley lo ampara para recibir regalías por la comunicación pública de la grabación en la que fijó la ejecución de su instrumento.

6. Seleccionar los mejores canales de difusión: para la publicación, debes tener presente cuál será el medio que te permitirá cumplir con tus objetivos. Si tu objetivo es dar a conocer tu música, las redes sociales pueden ser una gran plataforma. No obstante, las posibilidades de monetización son muy reducidas. Por otro lado, plataformas de streaming como Spotify, Deezer, Apple Music, etc; sí te permitirán monetizar tu música e incluso puedes hacerlo a través de algunas páginas web.

Con el propósito de posicionar aún más la importancia de construir una carrera artística segura M&M Lawyers®, lanzará una campaña llamada “De músico a músico”, que contará con la participación de Pipe Peláez, Sony ATV, Marcelo Mazzini, entre otros influyentes de la Industria. Un cóver con una estrofa inédita, video cápsulas explicativas y un evento académico digital de cierre, serán algunos de los elementos con los que contará esta iniciativa de la que pronto se contarán mayores detalles.