16 diciembre, 2021

Se viene el ‘Tinderverso’

La popular aplicación de citas Tinder se encuentra en pleno proceso de transformación.

La popular aplicación de citas Tinder se encuentra en pleno proceso de transformación. Recientemente, la CEO de la compañía, Renate Nyborg, avanzó algunos cambios que pretenden aplicar para expandir las funcionalidades de la app. Novedades que se suman a las nuevas funciones que se han venido presentando en los últimos meses.

El pasado mes de octubre, Tinder anunciaba la introducción de una moneda propia en la aplicación. Al principio, esta app era totalmente gratuita, lo cual supuso una fuerte competencia para los sitios de citas tradicionales, que solían ser de pago. Desde los free spins o giros gratis de los casinos en línea hasta los periodos de prueba de los servicios de streaming, la gratuidad es común en la economía digital, puesto que es un símbolo de diferenciación y ayuda a darse a conocer.

Sin embargo, igual que ha sucedido con otros servicios, Tinder presentó hace tiempo la posibilidad de acceder a más funcionalidades para aquellos que paguen por ser miembros. Ahora, se simplifica este proceso y se ofrecen más opciones de pago a través de esa moneda de Tinder que, por el momento, está disponible en Australia y se encuentra en periodo de prueba.

Según los responsables de la compañía, esta idea se dirige especialmente al mercado asiático, poco amigo de la membresía y más acostumbrado a las transacciones digitales en momentos puntuales. Los usuarios que cuentan con una suscripción a la app obtienen beneficios como poder ver quién les han dado ‘like’; la nueva moneda también daría esta posibilidad, pero sin la necesidad de suscribirse.

Las ventajas concretas de la ‘tindermoneda’ son principalmente la posibilidad de obtener Super Likes y Boosts para mejorar el perfil e incrementar las opciones de encontrar la pareja adecuada. Estas monedas se podrán conseguir directamente previo pago o si los usuarios permanecen activos y actualizan su perfil de manera habitual.

La adopción de una moneda propia es tan solo uno de los pasos que Tinder quiere seguir para llevar a cabo su propia realidad alternativa virtual o metaverso. Desde hace un tiempo, la app de citas intenta ser más interactiva y ofrecer una experiencia más inmersiva a sus usuarios con la implementación, por ejemplo, de vídeos en los chats o con la Swipe Night, que se celebró por segunda vez el pasado 7 de noviembre.

En la Swipe Night, Tinder ofrece la posibilidad de ver una miniserie y personalizar su desarrollo, decidir qué va a pasar. En realidad, es una manera de romper el hielo, ya que luego se ponen en contacto a aquellas personas que coincidieran en sus decisiones para que comenten la jugada y tengan de qué hablar.

Pero las intenciones de Tinder van mucho más allá. Según Nyborg, la compañía planea crear un universo propio en el que se puedan mantener citas virtuales. Los usuarios accederán a este ‘Tinderverso’ a través de dispositivos de Realidad Virtual o Realidad Aumentada, y podrán quedar con personas que pueden estar a una gran distancia física. Esto aumentará las posibilidades de conocer a gente y encontrar el amor.

Para Nyborg, licenciada en Filosofía que fue nombrada CEO de Tinder el pasado mes de septiembre, pretenden “difuminar los límites entre lo que hay dentro y fuera de internet”. Desde sus respectivos hogares, los usuarios, representados por sus avatares, “se encontrarían” en un espacio virtual en el que podrían mantener conversaciones de audio, ya que tendrían micrófonos conectados. Así, no solo se podrían tener relaciones virtuales, sino también conocer mejor a la persona antes de tener una cita presencial.

Tinder no es la única app de citas en internet, pero sí es sin duda la más popular con más de 300 millones de descargas en el mundo. Por ello resulta especialmente significativo el rumbo que vaya a tomar en los próximos meses. Igual que ha sucedido con otros gigantes tecnológicos como Facebook, está claro que la apuesta de futuro pasa por la virtualidad y el concepto de metaverso.