11 octubre, 2021

¿Se implementarán portones indígenas en más municipios del Cesar?

La iniciativa podría extenderse debido a que busca preservar los espacios naturales por medio de donaciones.

El puesto de control cobra entre $5.000 y $ 7.000 por el ingreso de vehículos, según los denunciantes.

La instalación de un portón de la etnia kankuama a la entrada del corregimiento La Mina, Jurisdicción de Valledupar, ha despertado rechazo por parte de la comunidad de Patillal y Atánquez, debido a que el puesto de control estaría cobrando entre $5.000 y $ 7.000 para permitirle el ingreso a particulares a ese territorio. Dicha situación podría complicarse aún más ante la posibilidad de que el puesto de control sea implementado en otras zonas.

De acuerdo con Jaime Arias, cabildo gobernador del pueblo kankuamo, el peaje que tiene por nombre ‘Espacio de Regulación y Armonización Territorial’ es un proyecto piloto que se podría implementarse en más territorios del departamento del Cesar. Precisó que la determinación fue tomada en el Congreso kankuamo, que es la máxima autoridad de la etnia para tratar sus asuntos indígenas. 

Comentó que la iniciativa podría extenderse debido a que busca preservar los espacios naturales por medio de donaciones. Argumentó que la guardia kankuama que administra dicho espacio no le cobra dinero a la comunidad de Patillal y de Atánquez para el ingreso a La Mina. Aseveró que el cobro es para particulares que llegan a visitar el corregimiento. 

En ese sentido, explicó que el dinero se envía a un fondo para la conservación y protección del medio ambiente. De ese rubro, el 60 % se destina a las actividades ambientales y culturales, otro porcentaje para los ejercicios de monitoreo de la guardia indígena y actividades sociales.

Sobre la solicitud de la comunidad de Patillal de retirar el portón, el cabildo aseveró que la etnia les ha planteado a los habitantes de ese territorio y a la administración municipal establecer una mesa de política pública con las autoridades kankuamas con el propósito de dialogar sobre la disposición del ‘Espacio de Regulación y Armonización Territorial’.

“El levantamiento de ese espacio a través de otras vías hecho no sería lo correcto porque este proyecto está cobijado bajo el marco de la autonomía de los pueblos indígenas. Cualquier decisión definitiva sobre la disposición del portón va a depender de lo que nuestras comunidades determinen. Por ello pedimos que a la mesa de diálogo se sumen autoridades ambientales y de turismo para que se tome una decisión articulada”, comentó Arias. 

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN