28 julio, 2018

Santos devolvió bastón de mando a los indígenas

Los indígenas han respaldado al mandatario que decretará el proyecto que redefine la llamada Línea Negra, por lo que el ministro del Interior fue citado a la Cámara.

El bastón regresado a los indígenas representa la autoridad y el gobierno delegado por parte de ellos al Jefe del Estado durante sus años de gobierno.

En medio de la polémica que ha desatado en el país el proyecto de decreto próximo a expedirse en el que se redefine la denominada Línea Negra que cobija a los territorios de los cuatro pueblos habitantes de la Sierra Nevada de Santa Marta, el presidente Juan Manuel Santos devolvió a los mamos el bastón de mando que recibió en agosto del 2010, cuando pidió la aprobación de las autoridades indígenas, antes de la posesión presidencial.

El evento se llevó a cabo en San Miguel en La Guajira, con la presencia de las autoridades de las etnias arhuacas, koguis y wiwas, que habitan junto a los kankuamos la Sierra Nevada.

Aunque representantes indígenas han respaldado el decreto y solicitan a los gobernadores del Caribe y a los gremios económicos no intervenir en su aprobación, quedan muchas dudas en el ambiente, por lo que esto acarrea.

Por tal motivo, el representante a la Cámara, Cristian José Moreno citó al ministro del Interior, Guillermo Rivera Flórez para que aclare alcances del decreto que redefine los territorios ancestrales.

La proposición fue aprobada en plenaria de la Cámara de Representantes, con el fin de aclarar las dudas y alcances del proyecto de decreto “por el cual se redefine el territorio ancestral de los pueblos Arhuaco, kogui, Wiwa y Kankuamo de la sierra Nevada de Santa Marta”.

La directiva de la Cámara la fecha y hora en que tendrá lugar la cita con el ministro del Interior, a la cual también se han convocado los gobernadores de los departamentos del Cesar, La Guajira y Magdalena para que expresen sus inquietudes y propuestas sobre los beneficios y afectaciones en sus territorios.

El ministro del interior deberá explicar de manera clara el decreto que ampara lo expresado en el sistema de espacios sagrados de la Línea Negra, como ámbito tradicional, de especial protección, valor espiritual, cultural y ambiental, conforme los principios y fundamentos de la Ley de Origen, y la Ley 21 de 1991.