13 octubre, 2016

Río Cesar inundó El Cielo

En la vereda El Cielo, zona rural de Valledupar, desde hace una semana el gremio alfarero está afectado debido al desbordamiento del río Cesar por consecuencia de las lluvias que trajo el huracán Matthew y derribó los hornos para producir ladrillos. Además la mayoría de las casas se encuentran inundadas.

La lluvia provocó desbordamiento del río Cesar y causó inundación en la vereda El Cielo que derribó los hornos para producir ladrillos.

En la vereda El Cielo, zona rural de Valledupar, desde hace una semana el gremio alfarero está afectado debido al desbordamiento del río Cesar por consecuencia de las lluvias que trajo el huracán Matthew y derribó los hornos para producir ladrillos. Además la mayoría de las casas se encuentran inundadas.

“Aquí en la vereda El Cielo, por la fuerte lluvia del huracán, hubo unas inundaciones que afectaron la economía de los alfareros porque, algunas casas y hornos quedaron afectadas, otras se cayeron, fue un impacto bastante negativo para la población alfarera, que hoy no tienen donde trabajar”, indicó Arístides Hernández, presidente de la Junta de Acción Comunal.

Según el líder comunitario, la situación del pueblo ya está de conocimiento de las autoridades gubernamentales y municipales, pero que hasta el momento no han recibido ayudas.

“De tal manera que aquí estuvieron los organismos de socorro para tratar de mirar que se podía hacer, a través de la Oficina de Gestión de Riesgos para solicitarles unas ayudas periódicamente mientras sacan el agua y poder reactivar la actividad alfarera. Estuvimos con el secretario de infraestructura del departamento, Omar Maestre, estuvimos haciendo un recorrido con la Secretaría de Minas Departamental, porque hay una preocupación entre los pequeños alfareros de aquí del municipio de Valledupar, sobre todo de la vereda El Cielo que hoy no tienen donde trabajar”, manifestó.

Debido a esta situación las cerca de 700 personas que habitan la vereda no tienen dinero para cubrir los gastos dela canasta familiar y demás necesidades.

“Esas pérdidas están ascendiendo a 40 millones de pesos, la cooperativa tiene 80 asociados y cada uno tiene tres empleados, entonces eso ha generado una perdida bastante grande a lo cual nosotros estamos sin ninguna posibilidad, esperando la voluntad del señor alcalde y del gobernador. La población la conforman de 700 personas que se dedica a la actividad ladrillera, hoy esta población está con las manos en la cabeza porque es su único medio de sustento, al no producir ladrillos automáticamente se comienzan a presentar necesidades primarias, como la alimentación, salud, ha generado contaminación por las aguas estancadas”, expuso Arístides Hernández.

Ante esta problemática el secretario de obras de Valledupar, manifestó que se están adelantando labores con maquinaria a fin de socavar un lote que es por donde se estaría filtrando el agua del río y ocasiona las inundaciones.

 

Mohamed.osman@elpilon.com.co
Mohamed Osman Díaz