14 agosto, 2019

Revelan cómo cayó el taxista implicado en crimen de ganadero

El encargado de dar los detalles fue un investigador del CTI de la Fiscalía que declaró en el juicio en contra de Luis Quiñonez, quien es acusado de ser cómplice del pistolero que mató a Efraín Calderón.

Luis Fernando Quiñonez (lado izquierdo) asistió a la diligencia. 

FOTO: ARCHIVO.

El aviso de la ciudadanía aquella tarde del 18 de agosto del año 2017, cuando asesinaron al ganadero Efraín Calderón Calderón, habría sido pieza clave para que las autoridades capturaran al taxista Luis Fernando Quiñonez Rodríguez, como la persona que, presuntamente, transportó al sicario que cometió ese crimen en Valledupar.

Este detalle lo manifestó un investigador del CTI de la Fiscalía, en la mañana de ayer, al declarar como testigo del ente acusador en el juicio que se adelanta en contra de Quiñonez Rodríguez por los delitos de homicidio agravado y fabricación, tráfico o porte de arma de fuego.

El perito indicó bajo juramento ante el Juzgado Tercero Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento que una vez el pistolero ultimó a bala a Efraín Calderón a las afueras de la Fundación Universitaria del Área Andina, donde se disponía a recoger a su hijo, a la policía le llegó la información de que el homicida había huido en un carro.

LA DETENCIÓN

“Resulta que cuando la persona dispara al señor Calderón, este cayó de rodillas a la puerta de su vehículo y la persona sale corriendo. Posteriormente hay un taxi ubicado en cierto lugar cerca de los hechos y la persona se embarca en el taxi”, dijo el testigo, quien agregó: “Por voces de auxilio de la comunidad en el momento le avisan a la Policía que una persona vestida oscura o algo así por el estilo, se embarcó en un taxi, le dieron la placa del vehículo y la Policía informó eso… y de ahí empezó la persecución donde encontró el carro y posteriormente lo detuvo en un sitio de la ciudad”.

Lee también: Tribunal Superior decidirá suerte de implicado en asesinato de Efraín Calderón

EL INTERROGATORIO

Explicó además que el sospechoso fue llevado a la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía donde le realizaron al día siguiente un interrogatorio.

“En los apartes que se plasman en el informe ejecutivo dice que él en interrogatorio manifestó que una persona se le embarca en el vehículo, le apunta en la cabeza y le dice que lo va a matar; que como no lo lleve lo va matar, que esta persona le dice, que le dé, que ande en el carro, que no lo pare por ninguna parte, sino que lo deje en un lugar”, agregó el declarante.

En la investigación, las autoridades conocieron que el carro tenía sistema de GPS que va marcando cuando se traslada el lugar donde estuvo, donde siempre ha estado, cosa que fue analizada.

Al término de esta declaración la diligencia fue suspendida para continuar el próximo 12 de septiembre porque los otros testigos de la Fiscalía no asistieron a la diligencia.

Por Marllelys Salinas M. / EL PILÓN
marllelys.salinas@elpilon.com.co