Publicidad
Categorías
Categorías
General - 28 marzo, 2013

Recuerdos del padre Pachito

Una canción vallenata de Calixto Ochoa, que narra las hazañas del Padre Pachito, un sacerdote que habría ‘cargado’ con los altares de la iglesia de Valencia de Jesús, fue motivo de recordación del hijo de un protagonista de esta picaresca historia.

“Hay que buscar un celador pa la iglesia/por que ya esto está pintando muy mal/con el caso que ha pasado en Valencia/hoy de ninguno se puede confiar…

Una canción vallenata de Calixto Ochoa, que narra las hazañas del Padre Pachito, un sacerdote que habría ‘cargado’ con los altares de la iglesia de Valencia de Jesús, fue motivo de recordación del hijo de un protagonista de esta picaresca historia.
Se trata de Eusebio Manuel Rosado Valdeblánquez quien cuenta que su padre fue quien detuvo el vehículo donde el cura pretendía llevarse los altares.

“El padre estuvo aquí en el año 1971 o 1972, se llama José Francisco, el apellido no lo recuerdo”, de origen español y de acento catalán. La canción se la sacó un artista que es de aquí de Valencia que se llama Calixto Ochoa, pero quien compuso ese disco fue Felix Ochoa Ebrá, sobrino de Calixto, el hizo la canción y se la dio al tío”.

El padre ‘Pachito’ era un tipo de 1 metro con 70 centímetros de alto, moreno claro, “es de buena facciones pero él está cucho ya”, aseguró Eusebio Manuel entre risas y anécdotas jocosas del pueblo valenciano, “el padre ha venido en varias ocasiones a Valencia, después de haber cometido la “infamia”. La canción según expresó ‘Cheo’ Rosado se la sacaron al párroco porque fue a robarse los altares y se los bajaron del camión:

Los altares de bendito de Valencia/ y el camarín de Jesus de Nazareno/
dígame padre que iba a hacer con ellos/porqué razón los sacó de la iglesia/me dicen los que saben el cuento/cual era el pretexto de el señor Pachito/lo que iba hacer es con los Altares/fue lo que hizo Judas con Jesucristo.

Para Cheo, como le dicen a Eusebio, cuando ocurrió el suceso que revolvió al pueblo, Pachito tenía como dos o tres años de estar de padre en estas tierras, “pero el pueblo se le paró firme y no lo dejaron. Le tocó volarse porque lo hubieran matado”.
Cheo comentó que el sacerdote hizo creer que llevaba tablas en una camioneta que tenía, “vamos a ver que eran los Altares que se iba a llevar”. “Mi papá que era un tipo tan religioso y creyente en los curas, que comió del cuento de él, pero los demás no pensaban igual y se botaron hasta el carro del padre y entonces, Manuel María Rosado Ruiz, mi padre, dio la orden para inspeccionar el carro y salió el hallazgo”. 

Pero como eso no se lo permitieron/que Pacho se llevara los Altares
por eso a Valencia no mandan Padre/ni a la fiestas patronales del pueblo….. A Venderlos era que iba/ a Venderlos era que iba….

General
28 marzo, 2013

Recuerdos del padre Pachito

Una canción vallenata de Calixto Ochoa, que narra las hazañas del Padre Pachito, un sacerdote que habría ‘cargado’ con los altares de la iglesia de Valencia de Jesús, fue motivo de recordación del hijo de un protagonista de esta picaresca historia.


“Hay que buscar un celador pa la iglesia/por que ya esto está pintando muy mal/con el caso que ha pasado en Valencia/hoy de ninguno se puede confiar…

Una canción vallenata de Calixto Ochoa, que narra las hazañas del Padre Pachito, un sacerdote que habría ‘cargado’ con los altares de la iglesia de Valencia de Jesús, fue motivo de recordación del hijo de un protagonista de esta picaresca historia.
Se trata de Eusebio Manuel Rosado Valdeblánquez quien cuenta que su padre fue quien detuvo el vehículo donde el cura pretendía llevarse los altares.

“El padre estuvo aquí en el año 1971 o 1972, se llama José Francisco, el apellido no lo recuerdo”, de origen español y de acento catalán. La canción se la sacó un artista que es de aquí de Valencia que se llama Calixto Ochoa, pero quien compuso ese disco fue Felix Ochoa Ebrá, sobrino de Calixto, el hizo la canción y se la dio al tío”.

El padre ‘Pachito’ era un tipo de 1 metro con 70 centímetros de alto, moreno claro, “es de buena facciones pero él está cucho ya”, aseguró Eusebio Manuel entre risas y anécdotas jocosas del pueblo valenciano, “el padre ha venido en varias ocasiones a Valencia, después de haber cometido la “infamia”. La canción según expresó ‘Cheo’ Rosado se la sacaron al párroco porque fue a robarse los altares y se los bajaron del camión:

Los altares de bendito de Valencia/ y el camarín de Jesus de Nazareno/
dígame padre que iba a hacer con ellos/porqué razón los sacó de la iglesia/me dicen los que saben el cuento/cual era el pretexto de el señor Pachito/lo que iba hacer es con los Altares/fue lo que hizo Judas con Jesucristo.

Para Cheo, como le dicen a Eusebio, cuando ocurrió el suceso que revolvió al pueblo, Pachito tenía como dos o tres años de estar de padre en estas tierras, “pero el pueblo se le paró firme y no lo dejaron. Le tocó volarse porque lo hubieran matado”.
Cheo comentó que el sacerdote hizo creer que llevaba tablas en una camioneta que tenía, “vamos a ver que eran los Altares que se iba a llevar”. “Mi papá que era un tipo tan religioso y creyente en los curas, que comió del cuento de él, pero los demás no pensaban igual y se botaron hasta el carro del padre y entonces, Manuel María Rosado Ruiz, mi padre, dio la orden para inspeccionar el carro y salió el hallazgo”. 

Pero como eso no se lo permitieron/que Pacho se llevara los Altares
por eso a Valencia no mandan Padre/ni a la fiestas patronales del pueblo….. A Venderlos era que iba/ a Venderlos era que iba….