22 diciembre, 2019

Quejas por “excesos” de nombramientos en la Alcaldía y Hospital de Bosconia

Mientras que desde el grupo político del alcalde electo señalan que están creando burocracia sin el apoyo de estudios técnicos, la administración saliente argumenta que los cargos fueron creados apoyados en las normas.

Parece ser una tradición en el departamento que cada cuatro años, en el proceso de empalme, los alcaldes electos y mandatarios tengan diferencias por la contratación del personal en las entidades públicas. Este año la historia se repite en el municipio de Bosconia.

Desde el grupo político del alcalde electo, Edulfo Villar, señalan que hay “desproporcionalidad de nombramientos” en las dos principales entidades municipales: Alcaldía y Hospital San Juan Bosco de Bosconia. En el caso de la Alcaldía señalan que se crearon 17 nuevos puestos, entre nuevos nombramientos y modificaciones en la figura de contratación.

Lee también: Este domingo consagrarán el templo San Francisco de Asís en Guacoche

Alcaldía de Aguachica

Por ejemplo, agregan, el cargo de Tesorero municipal pasó de estar bajo la figura de libre nombramiento y remoción a estar contratado en provisionalidad. Como lo explica la norma, para los cargos de libre nombramiento, la vinculación, permanencia y retiro depende de la voluntad del empleador, mientras que los empleados provisionales “podrán seguir vinculados en una entidad mientras los cargos no se vayan a proveer por utilización de lista de elegibles obtenida a través de concurso de méritos, no se presente una sanción de tipo disciplinario consistente en destitución o no se desvincule mediante acto administrativo motivado”. Según esta citación, el alcalde entrante no puede despedir a la persona sin justa razón.

Como explicó una fuente del municipio, las cosas se complican porque el alcalde electo Edulfo Villar, es de un grupo político diferente al del alcalde saliente, Juan Enrique Aarón. “Le tocará trabajar con gente del grupo rival. Uno quiere gobernar pero con los de confianza”, señaló la fuente del municipio.

Ellos dicen que todo lo hacen bajo el parámetro legal. Los estudios demuestran que solo eran necesarios ampliar seis cargos, estudios hechos por la Escuela Superior de Administración Pública, Esap. En conversación con la Esap, el estudio demostró la creación de seis en la alcaldía y ellos crearon 17. No se entiende qué pasó”, afirmó el alcalde electo, Edulfo Villar.

Lee también: Silvio Cuello se perfila como el más opcionado para personero de Valledupar

Y EN EL HOSPITAL

La mayor preocupación es en el Hospital Juan Bosco. Según la información, en la institución de salud se crearon 31 nuevos nombramientos. Entre esos, agregan, el gerente del Hospital, Diomedes Alcina, habría nombrado a su compañera sentimental. Con esos nuevos nombramientos, indican, el Hospital tendría un gasto de funcionamiento por $1.650 millones.

Sin embargo, el gerente de la institución defendió los nombramientos. “Claro que sí (se crearon nuevos puestos) basados en un estudio técnico y en otro financiero avalado por la junta directiva del hospital y aconsejado por la Comisión Nacional del Servicio Civil. El estudio arrojó un total de 25 cargos a la planta de personal nombrados en provisionalidad y que ya han sido reportados a la Comisión Nacional del Servicio Civil para que sean colocados en concurso de méritos. En ningún momento hemos violado ninguna norma, ley o requisitos como algunos oportunistas políticos pendientes de burocracias y clientelismos manifiestan”, argumentó el gerente.

Lee también: Un total de 880 obras deja el Gobierno de Franco Ovalle

Según el directivo, es falso el señalamiento del nombramiento de su esposa. “Todos terminan siendo cercanos, son personas colombianas con igual derecho que otro y que llevan años entregándoles su profesionalismo a la institución. Dicen que mi esposa. Es totalmente falso, en los nombramientos realizados el 6 de diciembre no hay o existe un nombramiento parecido, tan sencillo, porque soy divorciado hace 2 años. Igual si existiera alguna relación con alguien de la institución hace parte de mi vida privada”, concluyó.

Más allá de los señalamientos, continúa el empalme entre la administración saliente y entrante, en cabeza del alcalde electo Edulfo Villar, quien se posesionará el próximo 1 de enero de 2020.