19 mayo, 2020

¿Qué tipo de gobierno se impone?

Se ha venido mencionando en estos tiempos del divorcio entre las instituciones públicas y los gobernados. Parece ser una corriente global que afecta el concepto de la democracia, como se ha identificado en Occidente, que tiene origen en los siglos XVII y XVIII en Inglaterra y Francia.

Se ha venido mencionando en estos tiempos del divorcio entre las instituciones públicas y los gobernados. Parece ser una corriente global que afecta el concepto de la democracia, como se ha identificado en Occidente, que tiene origen en los siglos XVII y XVIII en Inglaterra y Francia. La gente en momentos de incertidumbre, como los actuales exige más gobierno lo que se asocia con más autoridad, momento en que, a pesar de que poco se consulta a la gente, se espera acierto y buena comunicación, que es un elemento del buen gobierno.

Un modelo es el presidente de El Salvador (un país más pequeño que el Cesar), Nayib Bukele, mago de redes y el verbo, que empieza a tener problemas porque el verbo no conjuga con los efectos de sus decisiones y el excesivo protagonismo y autoritarismo. Lo que en Occidente se ve como autoritario en el Oriente como virtud. Este paradigma chino dice el economista francés Thomas Piketty, tenderá a imponérsele a Occidente superada la peste. Una de sus características es la es la poca libertad de prensa. 

El acierto se le exige al gobierno y a la prensa. Ya que un sector de opinión piensa que tememos que adoptar posturas críticas pendientes de lo que nos den los gobiernos,  que lo que se merecen es garrote, ante la ausencia de un defensor del lector, tomamos como propio este reclamo. Queremos responder con evidencias y con hechos. De los funcionarios, aunque no sea popular,  desearíamos, previa verificación de sus hechos y realizaciones, estar reconociendo esfuerzos que criticar sus omisiones o tardanzas. Y construir en lugar de que la injusta critica llegue al punto de destruir; preferíamos sumar, encauzar, unir a gobierno, universidad y empresa por ejemplo; antes que dividir.

Nos sustentamos en editoriales e informes del acontecer local de abril y mayo para no ir tan lejos:

En el editorial ‘Mello Castro camina sin pena ni gloria: su nuevo reto’ mencionamos que el mandatario “ha perdido visibilidad y el buen ‘viento de cola’ que lo impulsaba” al inicio de su gobierno; ‘¡Gobernador: desde aquí se puede!’ señala que el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, “tendrá que desvirtuar… las acusaciones e indagaciones de los diputados y organismos de control… sobre el manejo de mercados”; “Lo que se temía: el silencio de la Contraloría Departamental del Cesar”, advierte sobre “el silencio de la Contraloría Departamental en medio de la crisis”  por dicha compra y exhorta a cuidar los dineros públicos; ‘La libertad de prensa y los gobiernos autoritarios, silenciosos y ocultos’, en donde se hace una remembranza de la práctica del oficio; ‘Maderos vs. Alcaldía: el primer tiempo del pleito cultural’, intenta poner un debate sobre la defensa de los espacios culturales de la ciudad; y ‘¡Ya no más regalías y recursos para parques, por favor!’ Que insta a los mandatarios a priorizar los recursos en el marco de las necesidades de la ciudadanía.

En fin… el periódico EL PILÓN en sus casi 26 años se ha caracterizado por ser un periódico plural como la sociedad misma que representa, un medio liberal y constitucionalista en donde tienen cabida el disenso y la divergencia de pensamientos.

Siguenos como @El_Pilon