27 diciembre, 2019

Pueblo Bello y Manaure en planes de desarrollo turístico

Los contrastes entre visitantes, gestores y la institución sobre la percepción del turismo.

En Manaure, el parapente se convierte en un atractivo para deportistas o afines a los extremos.

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ

El Valle de Upar, es una tierra polifacética, al ser rica en clima trópico, y a la vez acompañada de la montaña con su área andina. Son estas cualidades entre otras las que han impulsado el creciente auge de este municipio.

Atractiva por su folclor vallenato, gestores de turismo ofrecen el valle como un destino predilecto para vacacionar, entre su comida, clima soleado, y el ancestral vallenato.

Recorrer la ciudad de Valledupar, puede ser una gran experiencia por sus espacios naturales como el río Guatapurí o sus parques con las emblemáticas estatuas de los juglares y artistas colombianos. Sin embargo, hay un turismo que define la capacidad de conectarse con la naturaleza, olvidarse de lujos y comodidades, y adentrarse en la conexión personal y espiritual.

Lee también: La Provincia deslumbra a turistas en época decembrina

Turismo en Manaure

En la feria de Anato en Bogotá el Cesar promocionará la belleza de Pueblo Bello y Manaure. Foto: Internet.

A 30 minutos de la capital cesarense, llegamos a Manaure vía tierra, aquí la temperatura desciende a unos 24 grados, este municipio ubicado a unos 32 kilómetros del valle, es un encuentro con la naturaleza y la agricultura, siembras de frutas, cacao, y hierbas medicinales son unas de las fuentes de economía de este fresco municipio.

En esta zona colombiana, la diversidad de razas permite la conexión a otros modos de vida, como lo es la etnia Yukpa que habita gracias a la conexión directa con la Serranía de Perijá.

También el avistamiento de aves u observatorios de flamencos son parte de las actividades que llaman la atención en Manaure, donde además cuenta con su fiesta patronal de la Virgen del Carmen.

En Manaure balcón del cesar, el deporte extremo dice presente con actividades como el parapente que consiste en volar en paracaídas a distancias que pueden ser más de 3000 metros de altura.

Turismo en Pueblo Bello

. Suministrada/EL PILÓN

De Manaure, pasamos a Pueblo bello, otro de los municipios que conforman el Cesar, entre los 25 existentes. Ubicado hacia la sierra nevada de Santa Marta. Desde la capital vallenata se llega vía tierra en 45 minutos, en esta área también se conoce a la comunidad étnica archuaca, quienes por su vestimenta blanca particular llaman la atención de propios y extraños por ser una comunidad que mantiene culturas ancestrales vivas.

La tierra de Pueblo Bello es un llamado a la tranquilidad, su ubicación a 1200 m.s.n.m la posiciona en una zona con constantes lluvias, y clima que puede llegar a los 17 grados, siendo así cultivo perfecto de frutas, legumbres y otros alimentos de tierras frías.

Lee también: Los sitios turísticos de Valledupar para disfrutar en vacaciones

En pueblo bello, las casas con estructuras coloniales son reflejo de la historia que lo acompaña, con casas o iglesias que conservan materiales de piedra en su construcción. La historia que antecede a Pueblo Bello habla también de asentamientos Europeos que por conflictos de la segunda guerra mundial se instalaron en esas tierras.

Entre las actividades que se pueden realizar está la bicicleta de montaña, senderismo, avistamiento de aves, la ruta del café, el cual además se exporta al continente asiático. La visita a los asentamientos de Simonorwa y Nabusímake genera una experiencia de conocimiento sobre la cultura y costumbres de estos grupos arhuacos.

EL PILÓN consultó con el gestor turístico, Julio Guerra, quien tiene 14 años trabajando en este sector, y alertó sobre estos destinos: “Manaure esencialmente todo gira alrededor de lo que es el rio, el río año tras año ha venido disminuyendo su caudal, el gobierno de Manaure como tal no ha puesto sus ojos en el río, entonces el río cada vez tiene menos cantidad de afluencia de público. El río ha sido el centro de atención (en Manaure)”, sin embargo, como menciona el gestor al parecer ya no tiene la atención necesaria para poder seguir ofreciendo opciones a turistas, aunque tiene otras posibilidades por su cercanía a la serranía “avistamiento de ave, es un sitio espectacular para volar en parapente, hay personas que trabajan en chocolate, el cacao, “pero las personas y los gobernantes están dedicados a lo que es básicamente el río”, dijo.

En el caso de Pueblo Bello, nuestro consultado experto en turismo, menciona que “a Pueblo Bello le falta mucho más que a Manaure en cuestión turística, porque Pueblo Bello teniendo hasta más cosas que Manaure se ha desarrollado menos”, en la conversación con EL PILÓN Guerra mencionó que en un viaje de tres días, se devolvió por no encontrar actividades atractivas.

No dejes de leer: Menor muere tras tragarse una piedra en Bosconia

La verdad el turismo es el futuro de casi todos los departamentos y lo que está generando más regalías en todos los departamentos y en el Cesar no encuentro uno a parte de Valledupar y su festival que llame la atención”.

En este sentido, Liana Castro, del Departamento de Turismo del Cesar, informó que se realizaron durante el año capacitaciones a los prestadores de servicio turístico de Pueblo Bello y Manaure, y también se hizo “los kioscos de Manaure, ahora se está construyendo la tercera etapa de los kioscos, la carretera Pueblo Bello – Valledupar, el Centro de Interpretación de la Cultura Arhuaca. Desde el plan sectorial de turismo estamos diseñando unos productos turísticos de naturaleza y aventura proyectadas para estos sitios como Pueblo Bello y Manaure que son muy ricos en flora y fauna, y se puede hacer turismo de esparcimiento, senderismo, escalada, que van ligados al tema deportivo también”.

En este punto, la servidora pública, enfatizó en que se está diseñando el producto turístico de naturaleza y aventura donde estará incluido Pueblo Bello y Manaure.

La reflexión que nos arroja el turismo en el Cesar es que necesita de mayor inversión en las zonas donde es posible explotar sus recursos y la diversidad de atracciones o actividades posibles.

Por: Daniela Minorta / EL PILÓN
Minorta19@gmail.com