3 diciembre, 2019

Prodeco y Gobernación del Cesar presentaron balance de trabajo conjunto

En cuatro años se realizaron once mesas de trabajo presididas por el gobernador y financiadas por el grupo Prodeco en donde se promovieron diferentes proyectos con enfoque social y económico.

Conversatorio presidido por el Gobernador, secretario de Agricultura y el gerente de Desarrollo Sostenible de Prodeco. 

FOTO/SERGIO MCGREEN.

Este lunes 2 de diciembre, se realizó en Valledupar una ceremonia de reconocimiento a la gestión realizada por el grupo Prodeco y la Gobernación del Cesar en el periodo 2016-2019 con algunas comunidades vulnerables de los municipios de La Jagua de Ibiríco, Becerril y El Paso en el auditorio Crispín Villazón ubicado al norte de la ciudad.

Lee también: «Casi medio millón de cesarenses vive en la pobreza»: el gran desafío

Además del grupo de trabajo de desarrollo sostenible de la empresa, el evento contó con la participación y asistencia del gobernador del Cesar Francisco Ovalle Angarita; el secretario de Agricultura Departamental, Carlos Eduardo Campo, y los alcaldes de los tres municipios en los cuales Prodeco ejerce actividad económica y social. También se presentaron algunos representantes de las diferentes asociaciones productoras que impulsa la multinacional canadiense.

Mandatarios cesarenses posaron juntos con distinciones entregadas. FOTO/SERGIO MCGREEN.

Con la intención de no depender únicamente del sector minero y diversificar la economía de la región, durante los cuatro años del presente periodo de gobierno, Prodeco, la Gobernación y las tres administraciones municipales desarrollaron de forma conjunta proyectos productivos con diferentes comunidades y asociaciones dentro del trabajo de responsabilidad social de las empresas mineras.

El balance de estos cuatro años es muy positivo en lo que fue la articulación entre Prodeco y la administración departamental, ya que pudimos avanzar en los esquemas asociativos y en el acompañamiento financiero para proyectos estratégicos en lo económico, en lo social, y especialmente en lo educativo”, argumentó Francisco Ovalle Angarita.

La metodología de trabajo de la empresa privada exige que los municipios realicen acompañamiento para ser garantes del crecimiento de las asociaciones involucradas y en algunos casos, la misma empresa compra estos productos para sus restaurantes y consumo de sus empleados; de esta manera, durante estos cuatro años de gestiones se elaboraron y ejecutaron proyectos de piscicultura, turismo, de artesanías, proyectos educativos, trabajos con mujeres campesinas, desplazados por la violencia y la promoción de proyectos de carácter agrícola y agroindustrial, como lo son la producción de café y cacao en estas regiones.

En el marco del desarrollo de las mesas interinstitucionales surgió el interés de fortalecer iniciativas que contribuyan a la conservación de la riqueza natural de la serranía de Perijá y que promuevan el desarrollo sostenible del territorio a través de una relación justa y equitativa entre lo ambiental, lo social y lo productivo.

Lee también: Con recursos canadienses buscan fortalecer el cacao

Por esta razón, la empresa, la gobernación, la Federación Nacional de Cafeteros y Socodevi fortalecieron proyectos productivos de café y cacao generado ingresos a familias campesinas que hasta ese momento eran pequeños productores sin apoyo estatal.

Alrededor de 100 personas asistieron al cierre de Mesas interistitucionales. FOTO/SERGIO MCGREN.

Es el caso de Hermes Torres Camargo, quien representó en el evento a la Asociación de Cacaoteros de La Jagua. “En estos años la producción de cacao ha sido bastante próspera, ya que anteriormente la asociación tenía muchas dificultades, para el año 2015 teníamos 105 hectáreas sembradas y próximamente gracias a la ayuda de Prodeco vamos a explotar alrededor de 150 hectáreas más”.

Además Hermes también señala que el Ministerio de Agricultura se ha sumado a esta iniciativa junto con la embajada Japonesa en Colombia que realizó la donación de un centro de beneficio en el municipio de la Jagua con un costo de 180 millones de pesos.

Otro sector beneficiado que se resalta es el del turismo, en especial en zonas donde anteriormente hubo conflicto armando y muchos de sus habitantes tuvieron que emigrar. Desde el año 2017, Prodeco con la corporación Adel Zapatosa y el Programa de Desarrollo y Paz del Cesar han venido realizando la identificación de ciertos territorios que en donde hay potencial turístico, como lo es el corregimiento de Estados Unidos en el municipio de Becerril.

Erasmo Díaz Rangel es uno de los habitantes de este corregimiento azotado en un tiempo por la violencia, Díaz Rangel señala que desde hace algunos años han recibido el apoyo de Prodeco para generar turismo; lo que falta es más apoyo del Estado para que todas las personas recobren la confianza en estos lugares y poder aprovechar de mejor manera estos paraísos naturales.

POR: CARLOS VANEGAS MONTH/ EL PILÓN
carlosavanegas19@hotmail.com