15 junio, 2015

Preparan ayudas para damnificados de vendaval en Aguachica

Un aguacero dejó daños considerables en la población ubicada al sur del Cesar, las autoridades censan a los damnificados para entregarles a través de la Unidad de Gestión del Riesgo.

En Aguachica se presentó un vendaval que arrasó con techos, árboles y hasta paredes de viviendas. La Unidad de Gestión del Riesgo entregará ayudas a los afectados por el invierno en el sur del Cesar. EL PILÓN / Cortesía.

La más reciente y mayor afectación generada por las lluvias en el Cesar se presentó en el municipio de Aguachica, donde hace tres días un fuerte aguacero que estuvo acompañado con fuertes vientos afectaron por lo menos 20 viviendas, de acuerdo al censo realizado por los organismos de socorro. En el vendaval además de casas destechadas hubo árboles caídos y por fortuna no se reportaron víctimas fatales.

El director de la Oficina Departamental de Gestión del Riesgo, Juan Felipe Bermúdez, explicó que “tenemos algunas personas golpeadas con los techos que salieron volando de las casas, actualmente se está terminando la evaluación de daños”.

Según el funcionario ni las instalaciones de la Administración Municipal y la Defensa Civil, también resultaron afectadas por los fuertes vientos.

“Se activó el Fondo Municipal de Gestión del Riesgo y se espera que a partir de este lunes o el martes entregar unos kits de materiales para el resto de familias afectadas, con lo que se pretende hacer la reparación de las viviendas”, sostuvo Bermúdez.

De igual manera, se conoció de vientos huracanados en el municipio de Codazzi, centro del Cesar, “hubo un fuerte aguacero con vientos, de acuerdo con las autoridades de Gestión del Riesgo, hasta ahora (ayer), no se ha registrado ninguna afectación. Se está haciendo un monitoreo nuevamente con los organismos de socorro para descartar que no haya ninguna vivienda afectada”.

Según Juan Felipe Bermúdez, la diferencia de variabilidad climática que se presenta en el Cesar, teniendo en cuenta que el sur y el centro llueve, mientras en el norte prevalece el tiempo seco.

“Ha sido un fenómeno climático pronosticado por el Ideam y se está mostrando, que el sur del Cesar se presentan fuertes lluvias, incluso en la parte alta como es la Serranía de Perijá y la Sierra Nevada de Santa Marta, pero que el pronóstico denota que en el norte de este departamento se continúa en tiempo seco”, agregó.

Las lluvias más fuertes se presentan en municipios como Aguachica, San Alberto, San Martín, Tamalameque, mientras que en Valledupar y algunos de sus corregimientos como Aguas Blancas, Mariangola, Guaimaral, El Perro, llueve esporádicamente.

La Unidad de Gestión del Riesgo mantiene activada una alerta para zona afectada para las lluvias y otra preventiva por zona afectada por la temporada seca, por lo que la Gobernación del Cesar adquirió tres carro tanques, dos con capacidad de 4.600 galones y uno de 2.300 galones; esos vehículos en la actualidad están dando apoyo a la población de los municipios de La Jagua de Ibirico, Becerril, La Paz y Valledupar donde hay escasez de agua potable.

Sigue alerta

El director del Ideam, Omar Franco Torres, afirmó que el fenómeno de El Niño seguirá presente en el país, que ha ocasionado un déficit de lluvias y un aumento de las temperaturas, especialmente en las regiones Andina y Caribe, siendo esta última la más afectada.

“Durante los primeros cuatro meses del año, hemos tenido déficit de lluvias; en abril, por ejemplo, detectamos zonas de la Región Caribe en las que no llovió”, sostuvo Franco Torres.

Y si bien, en el mes de mayo inicia históricamente la temporada de lluvias en esta región, se estiman que sean deficitarias o por debajo de los valores promedio de la época.

Las agencias internacionales como la NOAA, la IRI, el CIIFEN, la OMM y el Servicio Meteorológico de Australia, confirman la presencia de un Niño débil, por lo menos hasta el mes de julio, con porcentajes de probabilidad superiores al 80 %; lo que no quiere decir que haya ausencia total de lluvias, sino una baja en las precipitaciones.

“Es importante tener en cuenta que los análisis de las Agencias Internacionales frente al Fenómeno de ‘El Niño’, son probabilísticos no determinísticos”, explicó el director del Ideam.

De acuerdo con lo anterior, el Ideam recomienda estar atentos a la reducción del recurso hídrico, pues en este mes de junio inició la temporada semiseca de mitad de año, que se extenderá hasta mediados de septiembre.

El estadio municipal de Aguachica también resultó afectado por los fuertes vientos, su techo se desprendió y cayó sobre las viviendas aledañas.