4 septiembre, 2019

Premiaron ingenio literario de estudiantes vallenatas

En el concurso Leer es Nuestro Cuento, promovido por EL PILÓN y la Alcaldía de Valledupar, obsequiaron portátiles a los dos ganadores del primer lugar y bicicletas para los segundos lugares.

Aquí aparecen felices las ganadoras exhibiendo sus premios. Ellas son representantes de los colegios Prudencia Daza, Técnico La Esperanza, Casimiro Raúl Maestre y Bello Horizonte.

FOTO: SERGIO MCGREEM/EL PILÓN

Gracias a su creatividad en plasmar historias cortas, cuatro jovencitas fueron premiadas en el concurso Leer es Nuestro Cuento, donde participaron varias instituciones educativas de carácter públicas del municipio. Se trata de Vanessa Carolina Peralta Torres, del ‘Prudencia Daza’; Luz María Rincón Payares, del ‘Casimiro Raúl Maestre’; Yennifer Alejandra García Galán, del colegio ‘Técnica La Esperanza’; y Mayerlys Carranza Correa, de ‘Bello Horizonte’.

Colmadas de emoción y alegría al recibir el anuncio de sus triunfos, expresaron sus impresiones. Luz María Rincón Payares develó sus emociones: “No me lo creo. Hay muchos niños que lo dieron todo y hubo mucho cuento bueno; me siento complacida de estar en el pódium de ganadores. De ahora en adelante pienso seguir escribiendo y participando en más concursos de este tipo”.

Luz María logró el primer lugar en la categoría de noveno a once grado con ‘Fantasía Infernal’. La estudiante alertó con su historia en la protección de la niñez: “Me inspiré en las historias violentas del país, donde acaban con la felicidad de los niños. Cuando hablamos de niñez hablamos de una época muy hermosa, pero llegan personas y acaban con esa felicidad. Es algo que pasa, es algo que sucedió en mi familia. Les recomiendo que cuiden a los niños y que no permitan que nadie dañe los sueños de sus hijos”.

FOTO: SERGIO MCGREEN

Vanessa Carolina Peralta Torres, ganadora del primer puesto en la categoría de sexto a octavo grado con ‘La Niña y el Anciano’, narrativa que da cuenta de la problemática de los adultos mayores: “Mi historia trata de ancianos, puesto que no me gusta que los traten como cosas y no como personas. A veces los echan a las calles o los abandonan en asilos; es muy triste porque nosotros también llegaremos a esa edad. Es algo que veo en todas partes de la ciudad y en televisión. Mi consejo es que traten a los abuelitos con amor y mucho respeto”.

Yennifer Alejandra García Galán, quien se alzó con el segundo lugar en la categoría de sexto a octavo grado con ‘La Rosa Azul’, trascendió con un trabajo más universal y contemporaneo: “Me inspiré en el animé, un tipo de caricatura japonés. Me encanta el cuento infantil, los cuentos de Los Hermanos Grimm y en general todo lo basado en la fantasía y ficción. Los cuentos son una forma de hablar del mundo de una forma muy diferente, más hermosa, animada y gentil. Yo tengo muchos hermanos pequeños y les leo cuentos antes de dormir. En mi casa pocas personas leen; me gusta porque esa es una forma de inspirarse en otras cosas, de aprender más, de sacar buenas notas en la escuela porque nutre el cerebro, lo cual me lo han enseñado en el colegio”.

Mayerlys Carranza Correa, ganadora del segundo lugar en la categoría de noveno a once grado con ‘Una Noche de Esas’, basó su historia en el amor femenino: “Es una historia de 1.887, es una mujer que tuvo una desilusión en el amor; cuento lo que siente, la forma en que se conocieron y los recuerdos; me base en las cosas que veo y leo. Me motiva a leer porque la profesora de español nos insiste en que leer es importante”.

Cada una de ellas recibieron sus premios de manos del alcalde Augusto Ramírez Uhía, la gerente del Pilón, Clara Inés Araújo; y el secretario de Educación, Luis Carlos Matute. El acto se realizó en el auditorio de Comfacesar, donde estuvieron presentes docentes, directivos y estudiantes del área urbana y rural de Valledupar.

Durante la ceremonia de clausura de Leer es Nuestro Cuento, se presentó una obra de teatro por parte del Grupo Teatro Estudio La Carreta, de la Universidad Popular del Cesar, UPC. FOTO: SERGIO MCGREEN

CRITERIO DEL JURADO

El escritor Carlos César Silva, ganador el año anterior del Concurso Departamental de Cuento, organizado por la Biblioteca ‘Rafael Carrillo Lúquez’. El poeta, decimero y profesor José Atuesta Mindiola, y el director de El Pilón, Andrés Llamas Nova tuvieron la responsabilidad de ser jurado finalista; a ellos les entregaron 12 cuentos, 6 de cada categoría. Leyeron por separados los cuentos y después se reunieron para dar el veredicto final.

Mindiola citó al escritor mexicano José Emilio Pacheco: “El cuento es el género narrativo más antiguo y más nuevo. En él todo se ha hecho y todo está por hacerse”. Recalcó que de estos cuentos valoraron la originalidad de la historia que tratan de contar los niños, más que la ortografía, el lenguaje, la estructura narrativa y el desarrollo de los argumentos. Lo que tuvieron en cuenta fue la historia y los personajes.

Según su criterio, son textos bien elaborados y conservan la estructura básica de cuento literario: inicio o introducción, nudo o desarrollo y el desenlace o final.

El acto de premiación se realizó en el auditorio de Comfacesar; allí estuvieron estudiantes, docentes y directivos de planteles educativos. FOTO: SERGIO MCGREEN

Por su parte Silva, manifestó: “Los cuentos presentados en el concurso son cuentos que muestran las diferentes inquietudes de los niños y adolescentes de Valledupar; hay historias muy originales, que se notan que nacen de la necesidad que tienen las nuevas generaciones de contar lo que les está sucediendo, pero hay otras historias que son repetidas, poco originales, donde se nota que los niños están repitiendo lo que otros escritores han contado en la historia de la literatura. Las fuentes son notables, pues se nota que se nutren de la televisión, cine y oralidad. Unas historias son muy inocentes, otras muy trágicas, pero en términos generales se puede decir que se destacaron los cuentos en los que los niños y adolescentes trataron de proponer una historia distinta”.

Lee también: Habrá teatro en la clausura de ‘Leer es Nuestro Cuento’

Agregó que más que analizar la forma en que se cuenta la historia, se analizó la historia misma y la originalidad de la historia; cómo hicieron los niños y los adolescentes para contarla. “Hay que trabajar más en la forma de contarla, la escritura y la ortografía. En los colegios deben mandar a estudiar otro tipo de literatura, no la que históricamente se ha manejado, sino probar otras cosas”, sugirió.

“ESTA ES UNA ACCIÓN AFIRMATIVA”: ALCALDE

Al alcalde de Valledupar le produce felicidad estar cerrando lo que denominó como una ‘acción afirmativa’ del diario EL PILÓN, que permite masificar la lectura en los parques y corregimientos de Valledupar.

Augusto Ramírez Uhía, alcalde de Valledupar. FOTO: SERGIO MCGREEN

“Felicitamos a los ganadores; estamos muy contentos de ver el entusiasmo de docentes, de directivos y padres de familia frente a esta estrategia. Nosotros hemos promovido la estrategia ‘Valledupar Lee’ y ‘Valledupar Ciudad Lectora’. Hemos encontrado eco en un diario como EL PILÓN (…) Seguiremos promoviendo el hábito de lectura; queremos que los parques se llenen de muchos textos, que tengan una banda anti vandálica e iluminación, equipando a la ciudad para que llegue la lectura, la cultura, la música, la danza y por supuesto el compartir en familia. Todos son ganadores por el hecho de ser escritores”, subrayó el mandatario.

A su turno, el secretario de Educación expresó: “Esta iniciativa donde fuimos aliados aparte de leer hay un incentivo de imaginación y escritura en el joven en la básica secundaria, tal como se hizo en estos dos niveles de 6-8 y de 9-11. Ver los cuentos plasmados en los jóvenes nos llena de satisfacción porque entendemos que inicia un nuevo proceso en la educación del municipio centrada en la escritura y la lectura, que es una parte fundamental para la formación de nuestros jóvenes y ver cómo reciben los estudiantes y docentes estas ‘acciones afirmativas’ nos llena de satisfacción”.

Exhortó a su vez a que las administraciones futuras continúen con este proceso de entender que los parques no solo son un espacio de diversión, puesto que son una opción de que las familias vayan a hacer lecturas a espacios abiertos y que las instituciones tengan iniciativas para desarrollar acciones conducentes a que el niño se motive en la lectura al interior de las instituciones educativas.

POR: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ / EL PILÓN
annelise.barriga@elpilon.com