26 octubre, 2018

Por Jorge Naín Ruiz

En el mes de Noviembre se realizaran las elecciones a congreso en USA, el evento democrático cobra gran significado por el grado de polarización de la política norteamericana, igual a lo que sucede en gran parte del mundo; sin embargo, el resultado de esta contienda puede dar un giro contundente al gobierno de Donald Trump […]

En el mes de Noviembre se realizaran las elecciones a congreso en USA, el evento democrático cobra gran significado por el grado de polarización de la política norteamericana, igual a lo que sucede en gran parte del mundo; sin embargo, el resultado de esta contienda puede dar un giro contundente al gobierno de Donald Trump en caso que los demócratas lleguen a dominar el capitolio.

Trump un presidente de lenguaje limitado y discursos simples, con una impulsiva manera de enfrentar las críticas y la complejidad de la política internacional, ha mantenido a su alrededor una lluvia de escándalos que no le han permitido mostrarse como un admirable líder mundial, papel que le ha sido arrebatado por la enigmática figura de Vladimir Putin, hasta el punto que se le atribuye a Rusia una especie de manipulación en las elecciones del 2016 para que el popular magnate habitara la Casa Blanca.

En Colombia es natural que una vez elegido presidente la mayoría de los partidos políticos se declaren “gobiernistas”, en USA el movimiento político es diferente y aunque en determinado momento un presidente del partido que sea cuente con respaldo mayoritario en el congreso de repente esas mayorías pueden ser dominadas por los opositores provocando serias consecuencias en las relaciones de países como el nuestro. El gobierno de Álvaro Uribe Vélez tuvo en su momento el absoluto apoyo del presidente George Bush y el partido republicano, hasta que los demócratas conquistaron ambas cámaras y allí la relación con el gobierno colombiano tuvo un cambio muy drástico, el partido de Nancy Pelosi fue muy dura exigiendo resultados en los procesos por paramilitarismo y protección a líderes sociales y sindicales.

La ratificación de la mayoría republicana en el congreso de U.S.A no será más que la consolidación y aprobación de la administración Trump, preparando la plataforma para su reelección, agravando las relaciones con países como China manteniendo una guerra comercial que está provocando turbulencias en el mercado bursátil.  Las políticas de cuidado del medio ambiente no contaran con el liderazgo de los gringos que ya se apartaron de tratados que propenden por mejorar las condiciones del planeta ante los efectos del cambio climático, lo que urge ahora que un grupo de científicos expertos de la ONU notificaron que estamos a medio grado de la supervivencia en el mundo.

Una verdadera democracia se constituye de un contrapeso al ejercicio del poder y en USA ese equilibrio en los actuales momentos sólo será posible ante la conformación de un congreso con mayoría demócrata, pero no solo un equilibrio al otro lado del rio Grande, también un equilibrio frente al arrebato extremista en Latinoamérica especialmente.

Por Carlos Andrés Añez

Siguenos como @El_Pilon