25 abril, 2019

Por decepción amorosa hombre habría matado a su hijo en Manaure

El menor Gerardo Andrés Aragón Barón fue desenterrado la tarde del martes y bajado por una comisión liderada por un familiar para llevarlo finalmente a Medicina Legal de Valledupar.

Una posible decepción amorosa sería la causa por la que William Arango Reyes decidió acabar con la vida de su hijo de cuatro años de edad en el municipio de Manaure, Cesar.

Así los sospechan los familiares del pequeño, al indicar que el padre de este una vez sacó el menor el pasado 20 de abril a pasear desde su lugar de residencia en el barrio San Antonio de ese municipio no regresó más con él, entregando múltiples versiones de su desaparición que no pudieron corroborar.

“Él tuvo problemas con la mamá del niño, la mujer lo había dejado y estaba obsesionado con ella y al aparecer por venganza hacia ella se dejó llevar y tomar la decisión de desquitarse con la pobre criatura. Esa es la versión o conclusión que uno tiene porque él era un padre amoroso, que no tenía vicios, no tenía problemas, entonces uno no se explica”, expresó José Reyes, familiar del padre de la víctima.

Según los parientes, la sospecha radica en que el padre del menor apareció el pasado lunes diciendo que le habían dado escopolamina y él apareció en la terminal y no sabía cómo, y que ya no estaba el niño, sin embargo, después notaron que había estado junto con el pequeño en la finca Monterrey, ubicada en la vereda Sierra Montaña, zona rural de La Guajira, sitio en que lo encontraron enterrado.

“El padre está huyendo, nosotros estamos tratando de armar una brigada para salirlo a buscar a las montañas esas donde tenía el niño porque al parecer está por esos lados. No sabemos en qué condiciones. Él no ha confesado el crimen pero dado las circunstancias todo indica que fue él, por allá lo vieron los campesinos cuando subió con el niño hasta el sitio y después bajó sin él”, acotó Reyes.

El menor Gerardo Andrés Aragón Barón fue desenterrado el martes y bajado por una comisión liderada por Reyes, campesinos de la zona y la Policía, para trasladarlo finalmente al Instituto de Medicina Legal de Valledupar.

“La policía nos acompañó hasta cierto punto de la distancia de ahí los campesinos nos ayudaron y lo bajamos hasta Manaure, de ahí lo llevó el carro de Medicina Legal para allá”, puntualizó el familiar del padre del menor.

Los familiares hasta la tarde del miércoles esperaban que su cuerpo fuera entregado para hacer los actos fúnebres en Manaure.

Por Marllelys Salinas M. / EL PILÓN
marllelys.salinas@elpilon.com.co