13 febrero, 2020

Por afectaciones climáticas 2.147 bovinos han muerto en el Cesar

Entre el 30 noviembre del 2019 y el 25 de enero del presente año murieron 34.925 reses a nivel nacional según el informe emitido por La Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán. De acuerdo con el ente este fenómeno masivo ha causado pérdidas económicas que superan los $ 30.000 millones.

El 50 % de las áreas afectadas son utilizadas para la ganadería, pasturas, corrales.

La Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán publicó un informe que reveló cifras alarmantes de la muerte y desplazamiento de bovinos por afectaciones climáticas y deterioro de la calidad de vida de las reses según los productores ganaderos del Cesar.

En dicho documento se establece que entre el 30 de noviembre del 2019 y el 25 de enero del presente año han muerto 34.925 animales gordos en el país, además de que se han reubicado más de 700.000 semovientes en diferentes regiones debido a las altas temperaturas que han provocado la deshidratación del ganado y la falta de comida.

Lee también: El Cesar está libre de fiebre aftosa con vacunación

Según el informe, el Cesar está entre los departamentos que presentaron mayor número de muerte de bovinos con una cifra de 2.147 reses en un lapso de dos meses. En la lista de los territorios más afectados también está Arauca con 3,565, Bolívar 4.277, Casanare 3.295, La Guajira 2.732, Magdalena 8.369, Sucre 5.693 y Tolima con 2.496.

Al respecto de la cifra de animales gordos que murieron en el Cesar, Oscar Daza Laverde, presidente de la junta directiva de Fedegán, comentó que las altas temperaturas y las brisas hicieron que la condición corporal de las reses se deteriorará rápidamente causándoles así la muerte.

Aseguró que la temperatura que afrontan los bovinos del departamento oscila ente 40 °C y 44 °C lo cual ocasiona que haya un mayor consumo de agua a pesar de que las reses estén a la sombra.

El presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, José Félix Lafaurie, explicó que la muerte de los bovinos y los desplazamientos son el resultado de una alteración climática que afectó todo el país.

Las pérdidas económicas ascienden a más de $ 30.000 millones.

No dejes de leer: Bajón en producción de leche y carne en el Cesar

Asegura que la época de verano del comienzo de 2020 se unió con la temporada de final de 2019 que debió ser de lluvia, lo cual provocó un periodo seco en el que las reses no pudieron consumir la cantidad de agua adecuada para sobrevivir a las altas temperaturas.

De acuerdo con la información reportada por los comités ganaderos del país y el equipo técnico de Fedegán 2.4 millones de hectáreas también fueron afectadas por la variabilidad climática.

La Oficina de Gestión Del Riesgo de Desastres Municipal informó que las hectáreas que han sido afectadas son las del norte y el centro del departamento en donde regularmente en los meses de febrero y marzo el verano tiene mayor incidencia según el secretario de Agricultura del Cesar, Wilson Solano.

De acuerdo con el funcionario el 50 % de las áreas afectadas son utilizadas para la ganadería, pasturas, corrales y el resto de las hectáreas son de cultivos y de bosques que se han incendiado por las altas temperaturas.

Solano asegura que la semana pasada viajó a la ciudad de Bogotá para conversar con Luis Humberto Guzmán, director de las Cadenas Productivas del Ministerio de Agricultura, sobre la problemática que padece el sector de la ganadería en el departamento.

En dicho diálogo Guzmán le comentó que a través de un operador que tiene el ministerio hay la posibilidad de que al Cesar se le entregue torta de palmiste como suplemento alimenticio para mitigar el impacto del efecto del verano en la región.

Te puede interesar: Colombia recupera el estatus sanitario de país libre de aftosa

De acuerdo con el presiente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, José Félix Lafaurie, las pérdidas económicas por los factores climáticos que no permitieron la recuperación de los pastos ni el alimento suficiente para los bovinos asciende a más de $ 30.000 millones.

En el país la afectación dejó un saldo de 110.966 bovinos reubicados en Sucre, 106.546 en Magdalena, 11.000 en Arauca, 46.311 en Bolívar, 41.614 en el Cesar, y 34.416 en La Guajira. Cundinamarca, Córdoba y Casanare registraron 27.359, 26.100 y 15.884 casos, respectivamente.

Los departamentos que tienen mayor número de hectáreas afectadas son Magdalena con 559.493, seguida por Boyacá con 451.573, Cesar con 334.010, Sucre 307.789 y La Guajira con 205.574.

POR: Namieh baute barrios / EL PILÓN
NAMIEDAYANA@GMAIL.COM