16 mayo, 2019

Poca claridad en los estados financieros de municipios del Cesar

Según el ente de control, la presentación de estados financieros con saldos inciertos conlleva a la administración a tomar decisiones equivocadas e informar a la comunidad situaciones financieras erradas.

La Contraloría del Cesar presentó el resultado de las auditorías a los estados financieras de diez municipios del Cesar durante la vigencia del 2018. El punto destacado es que según el ente de control no se registraron hallazgos disciplinarios, sino administrativos.

De esos hallazgos, se puede determinar que la principal debilidad es que en todos los municipios hay cuentas o bienes sin depurar y actualizar, afectando de manera negativa la información financiera de las entidades municipales. Sin duda, información que afecta la transparencia.
Tamalameque fue uno de los diez municipios auditados. A finales de marzo, por inviabilidad financiera el municipio del sur del Cesar ingresó en Ley 550 (de 1999) para la reestructuración de los pasivos, los cuales equivalen a $15.361 millones, el 33.61 % de los activos que percibe el municipio.

De los hallazgos administrativos por parte de la auditoría está que todavía existen grupos sin depurar y no ajustadas a valores reales. Entre estos hay efectivo y propiedades, dinero y equipo que no fueron depurados y actualizados, afectando de manera negativa la información financiera de la entidad.

Así, según el ente de control, la presentación de estados financieros con saldos inciertos conlleva a la administración a tomar decisiones equivocadas e informar a la comunidad situaciones financieras erradas.
Otra situación que encontró el equipo auditor fue la inactividad de cuentas con recursos. Por ejemplo, en La Gloria hay cuentas sin movimientos, lo que ocasiona desgaste de tiempo y recursos en la elaboración de las conciliaciones bancarias de las mismas. “Además, se tienen recursos inactivos que pueden ser utilizados en beneficio de la comunidad”, concluye la entidad.

En el sector de Bienes de uso público, histórico y cultural de La Gloria se determinó que no existe inventario de estos, lo que causa incertidumbre en los valores registrados durante esa vigencia.

En algunos municipios los auditores no tuvieron acceso a la información completa, caso de Gamarra, donde se relacionaron 126 cuentas entre corrientes y de ahorros pero solo se anexaron conciliaciones del 10 % de las entidades bancarias. Lo anterior no le permitió al auditor conocer si las demás cuentas bancarias están conciliadas.

Pailitas es uno de los municipios con menores pasivos: solo representan el 12 % de sus activos que son de $50.559 millones. Sin embargo, el municipio presentó problemas con el manejo de algunos recursos durante la vigencia del 2018. Existen unas cuentas inactivas o sin movimientos durante el 2018. “También se evidenció un saldo elevado en las cuentas corrientes y de ahorros que asciende a $7.036 millones, lo que nos indica que la entidad tiene recursos sin ejecutar”, señala el informe.

En efecto, la actualización de la información financiera es uno de los retos de los municipios del Cesar para mejorar la transparencia en el departamento.

DEIVIS CARO DAZA / EL PILÓN
defancaro1392@gmail.com