21 septiembre, 2021

Pese a las obras de ampliación del acueducto, habitantes de Aguachica se quejan por falta de agua

Se conoció que en la fase tres del proyecto se realizarán inversiones para renovar redes de asbesto y cemento, además de la construcción de un nuevo tanque de almacenamiento.

Ciudadanos de Aguachica manifestaron que la falta de agua en sus hogares persiste.

El pasado 18 de mayo la Gobernación del Cesar hizo entrega de la primera y segunda fase de ampliación y optimización de las redes del acueducto del municipio de Aguachica, con el objetivo de mejorar la prestación del servicio de agua potable. 

La primera fase de la infraestructura inició en diciembre del 2018 y la segunda en marzo del 2020 durante los mandatos de los exgobernadores Franco Ovalle Angarita y Luis Alberto Monsalvo, respectivamente, con una inversión superior a los 25 mil millones de pesos. Durante la entrega de la obra Monsalvo Gnecco anunció que los avances en las fases siguientes permitirían pasar de 300 a 600 litros de agua por segundo.  

¿QUÉ VIENE AHORA?

Se conoció que en la fase tres del proyecto de optimización de la Planta de Tratamiento de Agua Potable se realizarán inversiones para renovar redes de asbesto y cemento, además de la construcción de un nuevo tanque de almacenamiento. Por otro lado, se está contemplando la creación de un reservorio con capacidad de 1 millón 200 mil metros cúbicos, para garantizar la permanencia del agua en el municipio. 

Este lunes 20 de septiembre, el gerente de la Empresa de Servicios Públicos de Aguachica, ESPA, Jaime Sánchez, indicó a EL PILÓN que las primeras dos fases actualmente están en funcionamiento. En cuanto a las siguientes etapas mencionó que las obras podrían iniciar en el mes de diciembre, aunque no precisó la fecha. 

En los últimos días el alcalde de Aguachica, Robinson Manosalva, realizó una inspección en el terreno en la Planta de Tratamiento de Agua Potable (PTAP) con el fin de revisar los puntos, donde se construirá la ampliación de esta infraestructura, para garantizar la operación y continuidad del servicio de manera eficiente. 

VOCES DE LA COMUNIDAD

Pese a que las fases uno y dos ya están en marcha, algunos ciudadanos de Aguachica manifestaron que la falta de agua en sus hogares persiste. “En mi casa el agua llega cada 20 días y eso que estamos en invierno, en verano puede haber escasez hasta por 30 días, es decir, no gozamos del servicio todo el mes”, dijo una usuaria.

La comunidad señaló que la venta de agua potable se ha convertido en un negocio en el municipio que tanto ha padecido por el preciado líquido. “El recibo llega alrededor de 40mil pesos y estamos comprando alrededor de 5 o 7 cubitanques que valen 12mil pesos”, aseguraron.

Entre tanto, residentes de la urbanización Nuevo Amanecer coincidieron en que su sector es unos de los que más padece por la falta del servicio. “Es muy complicado que nos llegue el agua, dura dos y tres días el servicio, luego se va y no sabemos cuándo va volver”, expresaron.

Por su parte, Andrés Villalba, miembro de la veeduría ciudadana, subrayó que el acueducto de Aguachica fue diseñado para abastecer de 30 mil a 40 mil habitantes y en la actualidad hay 110 mil residentes. “En las administraciones pasadas se planteó que para dar solución a la problemática era necesaria la construcción de un reservorio de agua que tuviera la capacidad de metros cúbicos para que llegara el servicio a las 35 mil viviendas del municipio”, dijo. 

Pero según Villalba, la ejecución de la obra no tomó otro rumbo: “Empezaron a arreglar primero las tuberías, en la fase 3 han dicho que harán otros dos tanques. Aún no han culminado una fase cuando ya están anunciado otra, hicieron el trabajo al revés; esa es una de las fallas que hay en el acueducto”. A la vez sostuvo que en la actual administración municipal no hay políticas integrales que arreglen el problema del agua, por lo que se hace mucho más difícil combatir la escasez.

Por: Andreina Galvez