1 agosto, 2020

Panorama Jurídico | Error garrafal en pruebas covid-19

Resulta increíble, insólito; como para la sección “Aunque usted no lo crea”, pero sucedió en el país en época de la pandemia. Fueron más de 30.000 pruebas practicadas a colombianos para determinar si padecían covid-19; que, en síntesis  los laboratorios no conocen a quienes  les entregarán resultados por utilizar un marcador borrable. Día a día […]

Resulta increíble, insólito; como para la sección “Aunque usted no lo crea”, pero sucedió en el país en época de la pandemia. Fueron más de 30.000 pruebas practicadas a colombianos para determinar si padecían covid-19; que, en síntesis  los laboratorios no conocen a quienes  les entregarán resultados por utilizar un marcador borrable.

Día a día se avanza en la ejecución de estas pruebas, ese es el propósito para diagnosticar o descartar contagios, al punto que se procesan más de 30.000, pero el error garrafal que cometieron en la recolección de las mismas fue no identificar correctamente a quienes se les enviarían los resultados.

Preguntamos: ¿A quiénes les entregarán los resultados? Los datos de las personas solicitantes se borraron por utilizar un marcador borrable que no debieron utilizar los recolectores de dichas pruebas. A éste incorregible error, se suman las innumerables pruebas practicadas que con más de 34 días, aún no se entregan y eso que establecido está que dichos resultados se entregarán entre 3 y 10 días, pero no sucede así. ¿La falla se encuentra en exceso de trabajo o déficit de laboratorios que diagnostiquen?

Los colombianos que no tienen presente los protocolos de bioseguridad, especialmente el distanciamiento; aquellos que han tenido “un escape”, se han enfiestado en grupos  numerosos, son los que engrosan éste número de pruebas, que no podrán recibir y mientras tanto, continuarán propagando el virus a la familia, el barrio, la localidad, la ciudad… En síntesis,  tenemos que manifestar que se perdió tiempo, recursos y lo más importante que el diagnóstico o resultado no llegará para que se tomen las medidas siguientes; ya que si fuera negativo, volvería la tranquilidad para esa persona y su familia.  En éste momento permanece la incertidumbre.

Aquí no solo es el retraso en practicar las pruebas, es el viacrucis que inicia al solicitarla; luego de un tiempo incierto es practicada, continuando sin saberse cuando se entregará el resultado; resultado que muchas veces llega cuando el solicitante falleció, me consta.   Ya para qué.

Preguntamos: ¿Cuál será el propósito de acreditar a personas que fallecieron que fue por covid-19, si no ha llegado el resultado de la prueba?

Esta fase de la pandemia todavía es lesiva, no debemos relajarnos; el compromiso y la responsabilidad de todos los  colombianos es evitar al máximo las aglomeraciones y propagar el virus.  Cuidarnos es cuidar a los demás.  Estas 30.000 pruebas recepcionadas por diferentes entidades de la salud, las dejan mal posicionadas; no hicieron bien su trabajo; hicieron el oso.  La Superintendencia de Salud debe intervenir.

¿De qué sirve que se contraten o se establezcan nuevos laboratorios, si se saldrá con ésta desfachatez? Fui informado por alguien que sabía escribiría del tema que el laboratorio del Hospital Santa Clara, en Bogotá, con el visto bueno del Invima, procesará en tiempo récord, 45 minutos dichas pruebas, bajo criterio médico de esa entidad.  Bienvenido sea.