7 septiembre, 2021

Pandemia y dólar, los dilemas del agro del Cesar

Insumos más costosos, inventarios altos, un dólar que catapulta las exportaciones y una pandemia que ha cambiado la dieta están influyendo en los precios de los productos del sector agropecuario.

Los expertos del sector agropecuario señalaron que hay una tendencia al alza en los precios. 
Imagen de archivo.

Los precios de los productos del sector agropecuario en el Cesar han estado sujetos a un mercado que cambió por la pandemia de la covid-19 y a un dólar que llegó hasta los $3.999, lo cual repercutió de manera positiva en algunos sectores del campo que le apuestan a las exportaciones. Por otro lado, se convirtió en el verdugo de los pequeños productores que deben comprar insumos y fertilizantes a elevados precios.

Debido a estos cambios, los productores han tenido que adaptarse para seguir siendo competitivos en el mercado, y aprovechar ciertas condiciones atípicas que se presentaron este año. En ese sentido, Juan Camilo Villazón, representante del Comité Directivo de Cafeteros para el Cesar y La Guajira, comentó que la carga de café de 125 kilos está a $1.725.000, un alto precio que demuestra la temporada de bonanza que está atravesando este grano.

Esta  temporada ha sido tan favorable para el grano que en junio los 125 kilos estuvieron a un precio de $2.250.000, el valor más alto en lo que va corrido del año.

Sobre si se mantendrán estos valores favorables, Villazón comentó que los precios del café tienden al alza debido a unas heladas que afectaron los cultivos de café de Brasil, uno de los países con mayor producción de Latinoamérica. Precisó que el país vecino tuvo pérdidas de hasta 20 millones de kilos de café y eso provocó que los demás países compraran en mayor medida el café colombiano.

“La compra se da porque en Brasil el grano está escaso, y los especuladores de la bolsa buscan asegurar el café de Colombia para no quedarse sin reservas. Por eso se incrementa el precio. Además de la helada, las matas de café del país vecino no recibieron las lluvias que necesitaban para su desarrollo, lo cual indica que los precios se mantendrán alrededor de dos años, tiempo que tardarán en recuperar su producción regular”, explicó Villazón.

Lea también: Invima certificó Planta de Beneficio de Bovinos y Porcinos de La Jagua de Ibirico

Por otro lado, comentó que el alza del dólar también favoreció las exportaciones de café y al trabajador del campo porque el valor de la carga está dejando altos porcentajes de rentabilidad.

En el Cesar hay más de 23.000 hectáreas de café sembradas y en producción 20.500, atendidas por aproximadamente 7.900 cafeteros. Los municipios que tienen mayor producción son Agustín Codazzi y Pueblo Bello.

LA GANADERIA

De acuerdo con Oscar Daza Laverde, miembro de la junta directiva de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegan, el alza del dólar ha beneficiado al sector de la ganadería porque ha mantenido los precios de los productos lácteos y del ganado.  En ese sentido, precisó que hay una tendencia al alza en los próximos meses.

Por otro lado, señaló que en los últimos dos meses han bajado en un 50 % las exportaciones del ganado en pie en comparación al 2020, debido a que los exportadores suplieron las necesidades que tenían de ganado en países como Venezuela, en donde ellos alegan que las reses tienen precios más convenientes.

No deje de leer: Prodeco se va de manera definitiva del Cesar: aceptaron devolución de títulos mineros

“Los ganados de exportación que están entre 320 y 360 kilos tienen precios que rondan entre los $6.800 y $7.000 el kilo. Estos precios se han mantenido hasta ahora, pero hay una firme tendencia al alza porque debemos igualar los precios de los mercados internacionales”, manifestó Laverde. Comentó que el ganado en pie de exportación es vendido al Medio Oriente en donde los semovientes son terminados de engordar.

EL ARROZ SUCUMBE

Uno de los productos del campo que más demanda tenía en el país era el arroz. Sin embargo, ese panorama  parece haber cambiado. Según Jairo China, director ejecutivo de Fedearroz, seccional Cesar-Guajira, la baja demanda ha influido en el aumento de las reservas.

En el Cesar la tonelada de arroz paddy verde se está comercializando en $900.000, un precio que demuestra una disminución en el valor del grano en comparación con principios de este año, cuando la tonelada estaba en 1 millón de pesos. Pero este precio también era inferior al establecido para la tonelada en diciembre del año pasado, cuando costaba $1.180.000.

“El aforo y las restricciones que hay en los restaurantes provocó que se redujera el número de comensales que llegaban a comer arroz en esos sitios, y así mismo el consumo. En ese sentido, los restaurantes ya no se afanan en comprar grandes cantidades de arroz para tener reservas, ahora compran el que necesitan día a día y eso ha provocado la represión de los inventarios de arroz”, argumentó China. Comentó que el Cesar tiene uno de los inventarios de arroz más bajos del país porque solo produce por semestre entre 88.000 y 90.000 toneladas de arroz paddy verde, teniendo en cuenta que en el departamento se siembran entre 16.000 y 17.000 hectáreas anualmente.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN

@namiibb