7 enero, 2020

Ovelio Jiménez y el desafío de gobernabilidad en La Jagua de Ibirico

Con 10.372 votos en el preconteo, Ovelio Jiménez se impuso por un poco más de 1.000 votos ante Leonardo Hernández. Posesionado como alcalde, el mandatario tendrá el desafío de lograr la gobernabilidad con un Concejo municipal conformado por 9 concejales (de 13) que apoyaron a Leo Hernández y con una planta laboral en la Alcaldía en la que al parecer dejaron varios nombramientos fijos.

Ovelio Jiménez, alcalde de La Jagua.

Las elecciones del pasado 27 de octubre en La Jagua de Ibirico enfrentaron dos fuerzas políticas. De un lado, representados por el candidato a la Alcaldía, Leonardo Hernández, el grupo del senador Didier Lobo, de Cambio Radical, buscaban seguir con el mando en el municipio minero luego de ocho años en el poder. Al frente, como candidato del movimiento.

El Pueblo primero, estuvo Ovelio Jiménez, apoyado por la casa Gnecco (también apoyó a Hernández), el representante Alfredo ‘Ape’ Cuello y el diputado Eduardo Santos.

Lee también: Los resultados sorpresivos de las elecciones regionales en el Cesar

Con 10.372 votos en el preconteo, Ovelio Jiménez se impuso por un poco más de 1.000 votos ante Leonardo Hernández. Posesionado como alcalde, el mandatario tendrá el desafío de lograr la gobernabilidad con un Concejo municipal conformado por 9 concejales (de 13) que apoyaron a Leo Hernández y con una planta laboral en la Alcaldía en la que al parecer se dejaron varios nombramientos fijos.

“GOBERNAR CON LOS CERCANOS”

Desde antes de posesionarse como mandatario municipal, en La Jagua se rumoraba que la idea de algunos sectores políticos era no dejar gobernar al alcalde. Incluso, desde el grupo de Jiménez se denunció que 74 de 97 cargos que tiene la Alcaldía quedaron de forma provisional, impidiendo que el alcalde entrante nombrara su personal.

Cambiar la figura de contratación de libre nombramiento y remoción a provisional limita el poder de los gobernantes entrantes para realizar cambios en las plantas administrativas.

Lo anterior porque mientras que en los cargos de libre nombramiento y remoción, como lo indica su nombre, hay mayores flexibilidades para el cambio de personal, en el caso de los provisionales la norma indica que no pueden ser removidos de sus empleos mientras no sean sujetos de una sanción disciplinaria o se provea el cargo respectivo a través de concurso y la desvinculación se produzca mediante un acto motivado.

No dejes de leer: Alcaldes de Codazzi, La Jagua de Ibirico y Chiriguaná se posesionaron

“No es una cosa de burocracia, es poder gobernar con los cercanos. ¿Cómo gobierna alguien con el enemigo?”, señaló una fuente cercana al alcalde que prefirió reserva. Es así, aseguran, que desde la nueva administración se están buscando alternativas legales para “facilitar el trabajo del alcalde”.

“NO SEREMOS PIEDRA EN EL ZAPATO”

Pero sin duda, luego de una era ‘DILO’ de ocho años en La Jagua, el mayor reto para Ovelio Jiménez será lograr sacar los proyectos en un Concejo en el que nueve concejales acompañaron al candidato del partido Liberal, Leonardo Hernández.

De ese grupo, los tres concejales del partido Liberal (Adier Brujés, Fabián Díaz y Henry Alzate) y uno del partido Conservador (Víctor Muñoz) se declararon en oposición, los tres corporados de Cambio Radical (Abel García, Oscar Parejo y Hugo López) y dos de ASI (Elkín Benjumea y Cecilia Rangel) en independencia, mientras que políticamente son cercanos a la administración los dos concejales del MAIS (Carlos Guerra y Samuel Guevara) y el concejal del Partido Verde.

Vale señalar que se dice que aunque está en oposición, el concejal Víctor Muñoz es cercano políticamente al alcalde. El partido ADA aún no se ha pronunciado.

De esa lista, la mesa directiva quedó en cabeza de partidos de oposición e independientes. Como presidente Adier Brujés de Cambio Radical, Henry Alzate, primer Vicepresidente, partido Liberal, y Cecilia Rangel, segunda vicepresidente, del partido Así.

El ambiente de polarización en La Jagua llevó a que el mismo día de la posesión de los concejales debieron alzar la voz para calmar a varios asistentes que reclamaban a los concejales la supuesta estrategia de bloquear a la actual administración.

A eso, el concejal Abel García, quien liderará la oposición desde el partido Liberal respondió que no “harían mandados a nadie”.

Te puede interesar: Capturan a presunto homicida de peluquero en Valledupar

Hay mucho sentimiento de polarización en el municipio. Ya está bueno que nos sigamos mirando como adversarios políticos. No venimos a gobernar en cuerpo ajeno, no acepto que pongan en tela de juicio mi integridad, aquí cada uno es dueño de sus actos y como tal respondemos por ello, aquí ninguno de nosotros le estamos haciendo mandado a ninguno”, reseñó el corporado ante el medio local el Kuper Online.

Opinión similar a la del presidente del Concejo de La Jagua. “Cuando nosotros queremos el bienestar para nuestro municipio lo mejor que podemos hacer es trabajar en equipo para que los grandes proyectos que se aprueben se vean reflejados en el desarrollo… Lo administrativo es diferente a lo político”, reseñó el corporado Aider Ochoa, quien agregó que está dispuesto a tender mesas de diálogo con la administración municipal.

De aprender a trabajar con un Concejo en el que la mayoría trabajó para el rival electoral, seguramente dependerá el cumplimiento de los proyectos del Plan de Desarrollo del alcalde Ovelio Jiménez, quien ha reconocido que la idea es llegar a acuerdos.

POR: DEIVIS CARO / EL PILÓN
defancaro1392@gmail.com