14 diciembre, 2018

Nuevas protestas en la UPC: ahora los profesores reclaman pago

Debido al paro universitario se suspendió el semestre académico en octubre, pero los docentes de la Universidad Popular del Cesar aseguran que siguieron trabajando.

Los docentes de la UPC protestaron frente a las oficinas del rector de la universidad, Enrique Meza Daza.

Fueron cerca de 100 profesores universitarios congregados en la sede Hurtado de la Universidad Popular del Cesar, UPC, los que protestaron por el no pago de sus salarios. Ayer, pasadas las 10 de la mañana se tomaron la oficina del rector de la universidad, Enrique Meza Daza, con parlantes, vuvucelas y pancartas exigiendo la cancelación del pago de la segunda quincena de octubre y parte del mes de noviembre.

Debido al paro universitario nacional se suspendió el segundo semestre académico del 2018 en la UPC. Con el acuerdo 051 del 2018 se dictó la orden de terminar el semestre hasta que “existan las condiciones apropiadas para el desarrollo las actividades académicas”. No obstante, en el artículo 2 del acuerdo se exceptuaron actividades como proyectos de investigación, prácticas profesionales, grados y los procesos de autoevaluación y acreditación.

Lea aquí también: Empleados del CDT protestaron por salarios atrasados

En cumplimiento, algunos profesores continuaron su trabajo hasta finales de octubre y noviembre, porque al parecer les sería remunerado.

Sin embargo, el último pago fue hasta el 15 de octubre. “Estamos protestando por el no pago de nuestros salarios y prestaciones sociales. Al suspender el pago del mes de octubre y noviembre, cortan los recursos que son el sostenimiento de nuestra familia. Mejor dicho, no es importante lo que signifique, simplemente trabajamos y necesitamos que cumplan”, manifestó Néstor Quiroz Moreno, docente de la UPC y presidente del Sindicato Nacional de Docentes Universitarios, Sinaldun.

La Universidad Popular del Cesar cuenta con más de 1.050 profesores, aproximadamente 50 de ellos de planta, casi un centenar provisionales y la gran mayoría, alrededor de 900 son ocasionales, quienes además de protestar por la falta de pago, presentaron un texto de tres páginas con unas exigencias y consideraciones.

Lea aquí también: MinEducación ordenó pago de salarios de diciembre pasado para los maestros

El documento empieza manifestando un apoyo a las marchas que vienen realizando las universidades públicas, enseguida reclaman mejores condiciones de trabajo la liquidación de los contratos, y por último piden igualdad entre todos los profesores, tanto de planta como ocasionales.

“Hubo una circular del 25 de octubre del presente año en la que se nos invitaba a desarrollar actividades los días 29 y 30, actividades que podían ser reconocidas. Muchos de los profesores planeamos y desarrollamos esas actividades y por sorpresa después se nos dice después que ya esas circulares no eran válidas, que no íbamos a contar con remuneración”, denunció José Omar Varela, profesor ocasional de la facultad de Bellas Artes de la universidad. En la protesta también se habló de otras garantías como las políticas de bienestar universitario, la capacitación de docentes y los impedimentos para los procesos post graduales de algunos profesionales.

Al final, los profesores esperaron al frente de la oficina del rector alrededor de una hora, pero el directivo no estaba en su oficina.