11 octubre, 2021

“No podemos permitir que se lleven los Juegos Bolivarianos a otra ciudad”: senador Name

EL PILÓN conversó con el senador de la República José David Name, miembro de la Comisión Quinta del Senado y vocero del partido de la U, sobre los retos del país, actualidad presidencial y el departamento del Cesar, entre otros temas.

Senador José David Name.

Cuatro periodos como senador, expresidente del Congreso, EL PILÓN conversó con el senador de la República José David Name, quien dio su opinión sobre el departamento y Los Juegos Bolivarianos Valledupar 2022.

 ¿Cómo ve la política en el departamento del Cesar?

Siempre he tenido amigos que me acompañan en el Cesar. Ciertos sectores me premian las leyes que he sacado, como la ley de energías renovables. En El Paso se construyó la granja solar más grande del país y eso fue gracias a una de las leyes de mi autoría, la de transición energética.

Por otro lado, el departamento tiene una gran crisis, su gobernador no está al frente, y bien o mal, él fue elegido por amplia mayoría y eso le hace mal al territorio porque causa daños a la gobernanza.

Me duele que se diga a nivel nacional que los escenarios deportivos de Valledupar no están a tiempo para realizar los juegos.  Esto lo digo porque yo fui testigo de lo que pasó en Barranquilla con los Centroamericanos, aportaron demasiado desarrollo y hoy se tienen muchos escenarios de gran calidad que permiten realizar cualquier evento. Ese es uno de los tantos beneficios que tendría la realización de los Juegos Bolivarianos en Valledupar. 

¿Qué podemos aprender en Valledupar de los Juegos Centroamericanos realizados en Barranquilla?

La enseñanza es que hay que hacer los juegos a como dé lugar, hay que sacar las obras adelante, esas obras le quedarán a Valledupar y todos los cesarenses. Y a partir de allí, ¿por qué no?, Valledupar pueda aspirar a tener un equipo de la A, cuando se termine el estadio de fútbol, tener atletas de alto nivel con la construcción de escenarios como piscinas, coliseos, pistas, etc., como los tiene Bolívar hoy en día.

Hay que sacar los juegos adelante, es uno de los compromisos que tenemos: poner la frente ante el Gobierno, porque no podemos permitir que el ministro se lleve los juegos, aquí está el material humano para que estos juegos se den. Todos los que hacemos política en esta región, y el alcalde  de Valledupar, tenemos que ponernos las pilas.

En el año 2006 llegó al Congreso de la República, ¿cómo era el país de entonces?

Era un país diferente, en el 2006 el país tenía un reto, la seguridad; veníamos para el segundo periodo de Álvaro Uribe Vélez; los secuestros, la extorsión, era el momento en que las Farc estaban más beligerantes. Se dieron grandes golpes a las Farc y el país giraba alrededor de la presidencia de Uribe.

Luego entramos al mandato de Santos, con el proceso de paz, y por último el gobierno de Iván Duque, a quien le ha tocado un reto demasiado difícil, la pandemia.

¿Cuál es el reto más importante del país, excluyendo la pandemia?

El reto más importante es la desigualdad: las brechas postpandemia se abrieron más; la falta de oportunidad para los jóvenes; sumado a esto la seguridad urbana y rural. Estamos siendo víctimas de las bandas criminales y el narcotráfico.

¿Cuándo y cómo nace el partido de la U?

La U nace en el año 2005, liderada por Juan Manuel Santos, ocho antiguos miembros del partido Liberal y Oscar Iván Zuluaga, quien tenía un partido propio. Este partido se proyectó como una nueva visión entre los liberales y conservadores.

¿Cómo  ha cambiado el partido?

Han cambiado muchas cosas. A excepción del año 2018, el partido de la U en el periodo entre 2016 y 2018 ganó todas las elecciones del país, en el Congreso, alcaldías y gobernadores.

La polarización que hubo en el segundo periodo de Santos afectó al partido. Hoy nos afecta también una crisis institucional que golpea a todos los partidos y creo que para las próximas elecciones esto cambiará mucho la conformación del Congreso porque vamos a estar más polarizados entre partidos de centro, derecha e izquierda.

¿Cuál es la ficha a la Presidencia del partido?

La doctora Dilian Francisca Toro está recorriendo el país, sin embargo estamos dispuestos a ir a una consulta con los precandidatos que tengan una idea cercana a nosotros.

¿Quiénes entrarían a la consulta con ustedes?

Debemos tener las reglas del juego claras si queremos ir a una consulta interpartidista, sin embargo, pueden ser exalcaldes como Federico Gutiérrez, Enrique Peñaloza y demás. Lo importante es que haya unión y pensamientos similares para sacar adelante la economía del país.

¿Qué piensa de Iván Duque?

Con el presidente nos conocemos desde muy jóvenes; nos encontramos mientras fui presidente del Congreso y él senador. Duque fue de los mejores senadores y tenía todos los argumentos para ser el máximo mandatario de nuestro país, sin embargo ha tenido muchas dificultades con la pandemia porque han sido dos años duros. 

Sin embargo, Duque, en medio de sus posibilidades, ha hecho un buen manejo. Ha tomado buenas y malas decisiones, pero creo que parte de su equipo no ha estado a la altura.

¿Qué desaciertos ha tenido el presidente?

Las personas que han estado a su lado y han fallado debieron apartarse con mayor prontitud. Cuando un ministro tiene algún problema por actos de corrupción debe ser separado inmediatamente; ejemplo fue el tema de Karen Abudinen, se demoró mucho tiempo en renunciar. Eso afectó demasiado la imagen del presidente. 

Asimismo, el tema de Carrasquilla, por respaldar a su equipo de trabajo él mismo se afecta. Se veía que la reforma tributaria iba a causar polémica por gravar cosas tan esenciales como la canasta familiar. El resultado, por confiar en su equipo, fue el paro nacional, que a su vez causó daños económicos, muertes, incertidumbre y al final les tocó retirarla.

¿Le falta pragmatismo al gobierno de Duque?

Al presidente, a veces, le falta conocer mejor la realidad del país y para eso están los ministros y asesores, pero él es un buen hombre, bien intencionado y capaz; un ejemplo es la pandemia, Colombia es de los mejores países en el manejo de esta, a pesar de las dificultades que posee un país del tercer mundo.

Por: Redacción EL PILÓN