15 diciembre, 2016

El niño árbitro del Festival de Clubes

Este pequeño admira mucho al árbitro cesarense Juan Pontón, trata de imitar sus gestos dentro de la cancha, pero es consciente que aún le falta mucho por aprender.

Leonardo Alvarado/EL PILÓN
A sus 12 años Alberto Mario Martínez Villa sueña con ser un árbitro con escarapela FIFA.

La autoridad no se mide por los años, tampoco por la estatura de quien la imparte. Un enamorado del arbitraje da sus primeros pasos en el fútbol, por eso Alberto Mario Martínez Villa hace sonar su silbato, saca amarillas y rojas en medio del Festival de Clubes que se disputa en Valledupar.

Hace cuatro meses ingresó al Colegio de Árbitros del Cesar en donde recibe el respaldo de los llamados ‘jueces veteranos’. Desde entonces su corta carrera se mueve detrás de una ilusión motivada por llegar a ser un ‘hombre de negro’ con etiqueta FIFA.

A sus 12 años comienza a conocer los secretos de este oficio, en el que hay que tener una “mamá de caucho” a la hora de ingresar al campo de juego a impartir justicia y hacer cumplir las 17 reglas del balompié.

“Cuando tenía diez años le dije a mi mamá que quería ser árbitro, me gusta este oficio más no jugar, nunca me ha gustado jugar fútbol, prefiero ser árbitro y llegar a pitar en un campeonato mundial”, dijo el pequeño Alberto Mario, estudiante de quinto grado del colegio Hogar del Niño de Valledupar.

Admira mucho al árbitro cesarense Juan Pontón, trata de imitar sus gestos dentro de la cancha, pero es consciente que aún le falta mucho por aprender en el maravilloso mundo del arbitraje.

“Un día Pontón me felicitó y me dijo que siguiera adelante que esta es una bonita labor, creo que con esfuerzo y mucha disciplina seré un buen juez de fútbol”, aseguró el niño, quien lleva más de seis partidos dirigidos en el Festival Vacacional de Escuelas de Fútbol que terminará este sábado en la capital del Cesar.

“Cuando voy a dirigir siempre trato de ir bien presentado, eso hace parte de la credibilidad que pueda tener un árbitro; un día antes debo tener los guayos embolados y el uniforme limpio, eso también influye en la preparación de un partido”, finalizó el ‘hombre de negro’.

El certamen, que reúne a 38 equipos de Valledupar y 19 del resto de la región, llegará este sábado a su final, mientras que mañana serán las semifinales en las cuatro categorías en las que se juega el torneo, organizado por el Valledupar Fútbol Club.

En las canchas MS Construcciones se disputarán mañana las semifinales del certamen vacacional que reúne a las nuevas promesas del fútbol costeño.

Nibaldo Bustamante/EL PILÓN