Publicidad
Columnista
24 enero, 2023

Muchos candidatos, nada de propuestas

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Carlos Andrés Añez Maestre

Enero del 2023 y poco a poco salen los candidatos a diferentes cargos para las elecciones de octubre, lo cierto es que esto no cambia y las mismas propuestas de cada cuatro años son presentadas al votante. A lo mejor creen que los problemas son los mismos y por lo tanto las iniciativas se repiten.


Enero del 2023 y poco a poco salen los candidatos a diferentes cargos para las elecciones de octubre, lo cierto es que esto no cambia y las mismas propuestas de cada cuatro años son presentadas al votante. A lo mejor creen que los problemas son los mismos y por lo tanto las iniciativas se repiten.

A pesar de que el gobierno del presidente Gustavo Petro está planteando temas que pueden impactar poderosamente en este departamento, ningún candidato está hablando de ellos para aterrizarlos a las necesidades nuestras; ni siquiera los alternativos, estos sólo pretenden llegar a las elecciones con toda una descarga contra la casa Gnecco pero sin contar con propuestas serias y conectarlas con las reformas que el presidente está anunciando. 

En lo único que parecen interesados los sectores que acompañaron al entonces candidato Petro es del encargo de gobernador del Cesar, un tema que debe fastidiar ya en pasillos de palacio especialmente al ministro Prada, fastidio que nace por la existencia de consideraciones jurídicas y políticas que impiden a estas alturas revocar el decreto que mantiene al señor Andrés Meza Araujo como gobernador del Cesar.

Pero por estar pendiente de pendejadas, están dejando pasar los grandes temas nacionales de donde deben surgir las principales propuestas para este departamento en lo que se refiere a empleo, medioambiente, tecnología e innovación, reforma educativa, etc, todo debe girar alrededor de la transición energética, quedando demostrado en el World Economic Forum que es una prioridad del presidente Petro y de gran impacto para nuestra región y aprovechando que la ministra Vélez habló del corredor minero en Davos, es por ello inaplazable que los discursos de candidatos a la gobernación del Cesar se ajusten a esa propuesta particularmente.

Por otro lado, la reactivación de las relaciones con Venezuela debe obligar a establecer medidas para: primero, darle solución a la crisis migratoria que golpea duro a los municipios fronterizos y, buscar  alternativas para un impulso económico de esta región y segundo no se puede ignorar la paz total, teniendo este departamento influencia del ELN, en especial en el sur, y contando acá en la capital con una cárcel donde se encuentran líderes de las organizaciones criminales más peligrosas del país.

En Valledupar la situación no resulta menos inquietante, candidatos como arroz, ninguno está acogiendo los temas que vienen desde la casa de Nariño. Los candidatos a la alcaldía dan vueltas en cosas abstractas y superficiales, sin norte, sin marcar diferencia y sin despertar entusiasmo; muchos videos en redes sociales pero nada de contenido serio. Ningún aspirante está liderando los temas trascendentales de ciudad, cuando este debe ser el gran propósito, liderar los distintos temas de ciudad y obligar a todos a debatir sobre ellos para que pasemos de las ferias de la empanada y mercados campesinos, a verdaderas fórmulas para bajar los índices de informalidad y desempleo, mejorar la calidad en la educación, darle vida a un área metropolitana que sólo ha quedado en papel, buscar la manera que los municipios que la integran se ofrezcan servicios unos a otros. 

Capítulo aparte merece la desconcertante inseguridad que nos intimida sobre lo que tienen que luchar, con determinación, para disminuirla identificando los factores que la generan, atendiendo cada uno de ellos de manera contundente y sin miedo, porque el gran mensaje que debe llegar a los delincuentes es que sólo tienen tres caminos: abandonar su carrera criminal, la cárcel o la tumba.

Lamentablemente transcurren los días y lo único que salen son candidatos y más candidatos, pero propuestas cero. Algunos intentan decir algo recorriendo paisajes comunes, pero definitivamente,  hace falta alguien irreverente, arriesgado, que se atreva a romper el molde y hable de proyectos ambiciosos que impresionen, incluso que asusten, pero que nos persuada de que es posible dar un salto a una época de desarrollo.

Por Carlos Andrés Añez Maestre