18 marzo, 2020

Mototaxismo, movilidad y bici…

Bueno, siguiendo con los retos del señor Alcalde Mello Castro hoy voy a referirme a los dos retos más jodidos que tiene que enfrentar: mototaxismo y movilidad, y uno adicional: las bici… Los mototaxistas a pesar de todas las complacencias del señor Alcalde, siguen igual o peor. Tanto aconsejarlos y parecen que los consejos les […]

Bueno, siguiendo con los retos del señor Alcalde Mello Castro hoy voy a referirme a los dos retos más jodidos que tiene que enfrentar: mototaxismo y movilidad, y uno adicional: las bici…

Los mototaxistas a pesar de todas las complacencias del señor Alcalde, siguen igual o peor. Tanto aconsejarlos y parecen que los consejos les entran por un oído y la salen por el otro. Cada día hay más de 5 accidentes y por lo menos 8 muertos semanales, son tan irresponsables. ¿Qué vamos a hacer con esta plaga que debe evitarse? Valledupar, señor Alcalde, no puede seguir dándole la espalda al fenómeno que amenaza cada vez más con tomarse las calles y carreras: el aumento de la cantidad de motos. Alrededor del 70% la usan para uso personal y el 30% para atracar, robar y violar todas las normas de tránsito. Su crecimiento ha sido de tal magnitud que, incluso, se le ve como verdadera competencia del Transporte Público, puesto que el 80% de los mototaxistas se bajaron de los buses para subirse a las motos. La moto por su facilidad de crédito bajo costo, economía y versatilidad, es el vehículo de los vallenatos.

En mis columnas he dado muchas recomendaciones a estos facinerosos para ver si cambian o mejoran, pero nada, siguen incultos, irrespetuosos, vulgares, borrachines, violadores de todas las normas de cultura ciudadana. La mayoría no tienen licencia, nadie les quiere expedir un SOAT, no usan casco protector, se pasan por el forro lo del parrillero, se vuelan los semáforos en rojo, son imprudentes, no hacen el curso y menos conocen las normas de tránsito, por eso es importante cambiar la cultura a los mototaxistas. El aumento de motos exige políticas específicas y les recuerdo a los mototaxistas que cada vez que vayan a ingerir alcohol lleven un carnet autorizando para donar sus órganos en caso de muerte por accidente.

Y finalmente, ¿ante quién me quejo? Señor Alcalde, pues los mototaxistas sí han tomado la Calle del Cesar o Carrera 7ª (séptima). De 3 de la tarde a 7 de la noche se convierten en los verdaderos dueños de esa carrera. A pesar de estar prohibido el tránsito de motos en el centro de la ciudad, la movilidad es otro desastre. Es un caos. No hay control de ninguna clase. La Policía no hace control dizque porque no tiene contrato con el municipio. Los azules son pocos. El director de Tránsito tiene la mejor voluntad pero no tiene las herramientas. Yo creo que la Administración Municipal debe nombrar a un grupo de facilitadores de la movilidad, son jóvenes cuyo objetivo es orientar el tránsito y evitar que se formen trancones en las principales arterias de la ciudad. Servirían de apoyo a los uniformados azules del tránsito. Serían jóvenes de buenos modales los que insinuarían normas de cultura a los conductores, como enderezarles el uso de cinturón de seguridad. La congestión en Valledupar se tornará más aguda dejando estacionar vehículos en las vías, porque ésta se reducirá como en la Carrera 9ª. Es menester erradicar la pereza de la gente que utiliza el vehículo para ir a sitios cercanos, caminar es saludable, encontrarse con amigos también. Medidas como éstas que permitan parqueo en la calle hacen que aparezcan jovencitos y adultos que se sienten dueños de las calles y exigen dinero por cuidar y si no les pagan, se exponen a un madrazo.

Y finalmente, hay que poner en cintura también a las bicicletas, ya que la falta de regulación pone en riesgo la vida de peatones y de otros actores viales. Andan en los andenes, invaden el espacio público, no cuentan con placas que permitan su identificación y la imposición de multas no se ve. No tienen control de ninguna clase. Señor Alcalde y Director de Tránsito, les dejo esas inquietudes.

Nota: Y ojalá, señor Alcalde y demás funcionarios, lean El Pilón donde les hacen con frecuencia muchas recomendaciones los columnistas.